PUNKU SAUVIGNON BLANC 2019

Publicado el 17 marzo 2020 Por Mariana Martínez @reinaentrecopas

La enóloga Ana Salomó está detrás de este Sauvignon Blanc de Paredones; el primer vino de su proyecto personal que ya está en el mercado. Aquí les contamos su historia de emprendimiento.

“Después de 25 años trabajando para la industria del vino, nunca imaginé que iba a emprender” me dice Ana Salomó, la agrónoma-enóloga con quien me dirijo a uno de los nuevos viñedos de Sauvignon Blanc, plantados tres años atrás en la zona fría de Paredones, Valle de Colchagua. Este es el primer año que Ana cosechará estas uvas de un grupo de socios y las sumará a su proyecto personal Punku. Sauvignon ya había hecho a partir de una selección de uvas de Viña Estampa en sus viñedos de Paredones el año 2017, 2018 y 2019. Este 2019 es nuestro vino de la semana hecho con manos de mujer.

Conocer a un profesional con una carrera exitosa, haciendo ahora su propio vino después de una salida inesperada en una viña, ya no es un caso aislado. El susto más grande, tal vez, vamos entendiendo al conversar con ellos, es que saben que hay una nueva oleada de jóvenes profesionales que les reemplazarán por un sueldo mucho más bajo, porque la experiencia es cara. Cuando llega la hora, si el estar sin empleo les toma por sorpresa, lo que queda es tener confianza justamente en lo que vale toda esa experiencia acumulada. Y eso fue lo que hizo Ana, con ayuda de su amigo Matías Valdés O’Ryan. Primero, se asoció con un proyecto que ya exportaba marcas propias y con la suerte del dólar sobre los $800 logró verse con números azules. Luego, se asoció con una empresa productora de graneles que vende marcas para terceros en Asia. En este caso, Ana toma sus vinos graneles como base y les pone su toque personal para darle valor agregado. Aquí toda la cadena de valor gana, nos dice sorprendida ella misma por sus logros en apenas tres años.

Ya con más confianza en sí misma, para Ana vendría Punku (que en quechua significa portal; portal del arte y del vino). Este es su proyecto personal, junto a Matías. Ya son varios los vinos que tienen bajo esta marca (con Syrah, Carmenère, Malbec y Petit Verdot) pero el Sauvignon Blanc es el único que aún está en el mercado. ¿El punto común de todos ellos? Hacer vinos para satisfacer la alta gama seleccionando lo mejor de lo mejor dentro de terruños del secano costero Colchagua. Es decir, haciendo vinos de micro-terroir.

 

Para crecer en su portafolio que ya está exportando, hoy Ana está haciendo otra cosa que jamás soñó hacer, como cruzar los dedos para ganarse un fondo de financiamiento que lleve su emprendimiento Punku a otro nivel. Su fortaleza, cuenta en un vídeo de 3 minutos, es haber tenido a lo largo de estos 25 años diferentes experiencias laborales: desde el viñedo, como gerente agrícola, hasta su comercialización, como responsable de marca. El gran valor de esta etapa como independiente, piensa ahora, es trabajar con profesionales que están en la misma que ella, emprendiendo, y que juntos pueden crear una nueva cadena de valor.

Es justo lo mismo que Ana y Matías están haciendo con Santa Ana, donde viven; es la zona que desde años atrás conocimos como Colchagua Poniente. Aquí ya hay viviendo en armonía con su entorno (fauna y flora) un pequeño grupo de productores de vinos, que invitan a ser visitados justamente por eso, su pequeña escala. Entre ellos están La Despensa, Luiz Allegreti, Camino Mar y Rabelo & Ravelo, Beso Negro…; y cómo no, el Centro de Innovación IIVO, donde algunos de ellos, como Ana hacen sus vinos.

De todos ellos les contaremos más pronto, pero antes, vamos a Punku Sauvignon Blanc 2019, del cual se hicieron sólo 1.000 botellas ($10.000 en tiendas). La particularidad de este Sauvignon de acidez justa, es que tiene un gran volumen en boca, como si hubiera tenido guarda en madera, pero de madera, nada. Sus uvas se fermentaron y guardaron 100% en tanques de acero en IIVO. Sí tuvo un intenso trabajo con sus lías (levaduras muertas) lo que le ha dado ese gran volumen en boca, más allá de su color dorado intenso y turbio; pues no tuvo filtraciones antes de ser embotellado. Es gracias a su guarda 100% en acero que este Sauvignon tiene una nariz intensa, con aromas herbales y a frutas blancas. ¿Para un ceviche? Definitivamente no, a menos que sea de salmón y con mucha malda’. ¿Ideal? Platos en base a curry amarillo de picor medio, carnes blancas grasas y quesos cremosos. ¿Están pensando en compra directa por estos días, para no salir de casa y conseguir un mejor precio? Como no: escríbanle a Matías @matias_valdes_oryan.

 


WiP.cl es un proyecto de prensa de vinos independiente, el primero y único de Sudamérica auspiciado por sus lectores, no por bodegas. Porque para seguir siendo independientes y seguir hablando de vinos como sólo nosotros podemos hacerlo, necesitamos de tu apoyo. Puedes aportar con lo que puedas, desde $1.000o suscribirte y recibir la tarjeta de #SuscriptorWiP con la cual tendrás acceso a descuentos en catas y eventos relacionados con el vino por 12 meses, por apenas $19.900 al año (no por mes). Renuevas tu suscripción anual sólo por $16.500.-

Tenemos seis ojos detrás de cada nota, de todas maneras si encuentras algún error de información o redacción por favor hacérnoslo saber a [email protected]


 

Deja un comentario

2 comentarios

  1. DONDE COMPRAR ESTE SAUVIGNON BLANC PUNKU ?

    • Mariana Martinez dijo:

      En la nota está el dato de contacto a través de Matías. Como en la mayoría de nuestras notas probamos los vinos junto a sus hacedores. Ojalá pudiéramos comprarlos todos.