LA JOYA DE BISQUERTT SE RENUEVA

Publicado el 03 diciembre 2018 Por Mariana Martínez @reinaentrecopas

En su aniversario número 40 la viña colchaguina estrenó nueva imagen para su línea de vinos de alta gama, con un diamante en su etiqueta frontal. WiP.cl estuvo allí.

Si hay algo que hay que festejarle a la Viña Bisquertt en sus 40 años de historia, es el gran nombre de su marca La Joya, una que la semana pasada lució renovada, justamente con motivo de la celebración de sus primeros 40 años. Gracias este cambio de imagen, ahora el bosquejo de un diamante, como la joya literalmente más valiosa,  se hace evidente en la etiqueta de todos los vinos de La Joya.

Este no es el único cambio en la línea estrella de  Bisquertt,  y que incluye desde vinos sólo Gran Reserva para arriba, supimos durante su festejo la semana pasada en Santiago. El otro cambio importante es que la línea Ecos de Rulo, famosa por su Merlot,   pasó a ser el vino mayor  de la marca La Joya, bajo el subtítulo de Single Vineyard ($15.000). Porque como bien lo explicó a WiP.cl el gerente general de la bodega desde hace 10 años, Sebastián Bisquertt, Ecos de Rulo no tuvo fuerza como marca; no significaba nada en el extranjero. A la vez, agregó Bisquertt, ahora hace sentido, porque todos los vinos que la conforman (Merlot, Carmenère, Cabernet Sauvignon y  el nuevo Malbec), tienen su origen en sus viñedos propios en Marchigüe (zona de rulo o secano), donde la familia suma 180 hectáreas.

Durante la celebración de sus 40 años,  Sebastián Bisquertt (el único presente de los tres hermanos que siguen con el proyecto familiar, junto a su madre), hizo un recuento de la historia de la bodega que creó su padre, Osvaldo Bisquertt Revecco y su señora Soledad Urrutia Parot; quienes comenzaron en el negocio del vino plantando un  viñedo el año 1965 en Colchagua, con el objetivo de vender sus uvas a terceros. Sin embargo, un día, en 1977 compraron una pequeña bodega, en Ligüeimo, dentro del mismo valle, para hacer sus propios vinos.

Esta misma bodega, con todos los cambios propios de la modernización que llegaron de la mano de la nueva generación y del nuevo campo en Marchigüe,  se vendió junto a sus primeros viñedos de 1977 a una empresa china el año 2010. Mismo año en que fallece don Osvaldo; en su honor se crea el vino super premium Tralca.

Desde el 2012 los vinos de Bisquertt se hacen en la renovada bodega de Pedro Grant en Curicó.

Fue así como la viña comenzó una nueva etapa, concentrada solo en vinos finos, con sus vinos La Joya Gran Reserva (desde $7.000) y  la  exitosa línea Petirrojo  ($4.000), la cual se ha convertido en el caballito de batalla con más de 200 mil cajas vendidas al año.

El gran reto de la bodega mirando a futuro, explicó a WiP.cl Sebastán Bisquertt, es crecer de las 220 mil cajas hoy a un valor de US$ 37,  a las 300.000 con un valor de US$40. Con un dólar en alza y los precios de compra de uvas y vino en baja  (indispensable para Petirrojo), dijo Bisquertt, el negocio se ve auspicioso para este próximo año.

Lo difícil de estos años, explicó  Bisquertt, ha sido crecer de las 100 mil a las 220 cajas, lo que los llevó a bajar el precio promedio de la caja de los US$ 40 a los 37. Justamente lo que buscan revertir en esta nueva etapa.

Durante el evento en el restaurante María Callas, no solo estuvo presente todo el equipo de Bisquertt, liderado en la enología por Felipe Gutiérrez, también los acompañó su asesor   internacional Alberto Antonini , de quien Sebastián Bisquertt destacó: “hemos aprendido con Antonini  que el cuidado del suelo de los viñedos es lo más importante: la agricultura debe estructurarse en el suelo, y aunque aún no somos orgánicos, dijo, vamos hacia allá”.

A la línea de  vinos La Joya se suma además, para completar la familia, un vino espumante, estilo charmat (simple y fresco)  elaborado por un tercero con Chardonnay. Tendrá un valor de $7.200, igual que el resto de los Gran Reserva.

En la foto todo el equipo de Bisquertt presente en celebración 40 años. De izquierda a derecha: Iván Valverde, Francisco Marambio Felipe Gutierrez, Jaime Araya, Rodrigo Millán, Sebastián Bisquertt, Bárbara Schele, Alberto Antonini, Francisco Espinoza

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Un comentario

  1. […] uno en exportaciones el mismo año de su inauguración, en 2016. Alberto Antonini, asesor de Viña Bisquertt en Chile y el proyecto Intriga de MontGras, entre otros, ha estado desde el origen del proyecto asesorando […]