UN MOMENTO WOW PARA CUVÉE INFINITO 2016

Publicado el 06 septiembre 2019 Por Mariana Martínez @reinaentrecopas

Viu Manent presentó su nuevo vino súper premium en un evento como sólo ellos saben organizar… Nuestra Editora nos cuenta, entre otras cosas, de qué vino se trata y qué tal está.

En estos días leía una columna de opinión muy acertada (en just-drinks) en la que se criticaba a las viñas en general por promover sus vinos con eventos aburridos y sin onda, en los que gravas o carbonato de calcio del suelo eran los grandes protagonistas. “Nadie ha dedicado una canción a una piedra”, decía el autor. Y qué cierto. El punto de Chris Losh era claro, especialmente porque nos cuenta que estuvo un tiempo asistiendo a eventos de otras bebidas alcohólicas que no son vino, las cuales a su parecer fueron mucho más entretenidas, con grandes personajes como centro de la atención. No es mi intensión entrar aquí en la polémica de fondo del por qué el vino sí puede hacer eventos de contenidos más profundos, pero me quedo con el punto clave de la columna: llamar la atención de forma  diferente. Entonces pensé… sí hay una viña que es maestra en saber cómo lanzar vinos de manera entretenida esa es Viu Manent.

Todavía recuerdo el lanzamiento de su línea de vinos Secreto, debe haber sido hace más de 15 años. En un castillo escondido en Colchagua, donde cada piso desde la cocina hasta la torre, se convirtió en el escenario de presentación para cada una de las variedades que componía la nueva serie. Ahora -sin ir tan lejos al pasado- hace sólo unos días Viu Manent lo volvió a hacer para presentar su nuevo vino super premium un Cabernet Sauvignon 2016 llamado Cuvée Infinito.

VIU Cuvée Infinito 2016 de Viu Manent

 

Cuvée Infinito se presentó en un lugar wow, la terraza del VistaSantiago, en el Cerro San Cristóbal. Con esa panorámica espectacular de noche a la ciudad. En la espera para probar el vino en cuestión, un mago genial se paseaba entre los grupos con trucos de cartas donde el signo del infinito era protagonista. Al escenario, seguido de José Miguel Viu (el dueño de casa) subieron famosos influenciadores y el enólogo de la viña Patricio Celedón. La idea era que esta parte (la de las piedras y descripción del vino) fuera entretenida, más lúdica. Para mi al menos no lo fue. ¿Cómo decirlo? Me gusta la foto de la piedra, del enólogo metido en la calicata, porque aprendemos, es interesante, entendemos el por qué y nos da material para explicar el vino mejor. El problema es que a la mayoría, ciertamente, como a los mismos influenciadores, esa parte no les interesa. Como sea, tampoco vamos a discutir quién es más importante, si el crítico o el consumidor, porque eso está muy claro. Lo realmente entretenido venía después…

 

Un trío de jóvenes subieron al escenario a tocar música y cantar. Eran dos hombres y una mujer muy parecida a Madonna o Sharon Stone o Julianne Moore… los tres muy menudos, vestidos de negro como era el dress code (código de vestimenta) de la noche. Ella con una voz impresionante al ritmo de grandes canciones con letras anglosajonas, lentas, sensuales. Un ritmo suave para ponerte a tono con El Infinito en la copa y las luces de la ciudad de fondo.

 

@JosefinaFiebelkorn es el nombre de la cantante, que en su otra vida es una conocida actriz; esa noche, supimos después, ella estaba debutando en el escenario con su grupo, igual que como lo hizo El Infinito. Cosas por pulir, sí claro. Sólo el tiempo le dará la complejidad de los aromas y texturas en boca, pero la gran base está. Hay en Infinito (mezcla de 65% por Cabernet Sauvignon, 23% Malbec y un 12% Cabernet Franc) así como en la voz de Josefina, fuerza, tensión, profundidad y suavidad; y sí la frescura bien lograda (no diluida) del año 2016. Pero su carácter, hay que decir, sí es el de una parra vieja que ya tiene un camino de raíces profundas enterradas en el suelo de Cunaco; eso es muy cerca de la bodega en ese Colchagua plano, llamado Entre Cordillera.

 

Tampoco pasa inadvertida en El Infinito 2016, esta nueva etapa que vive la Viña Viu Manent, al ritmo de otras tantas bodegas más, en la búsqueda por dejar la madera atrás y poner la fruta delante. Para ello, el vino fue envejecido en barricas de roble francés por 14 meses, y luego se guardó 5 meses más en huevo de cemento. La mala noticia, tal vez, es el precio de Cuvée Infinito: $42.000. La buena, que siempre debe seguir a una mala, es que tiene un hermano menor, el Single Vineyard La Capilla Cabernet Sauvignon 2017. Recuerdo que Patricio Celedón me describió muy bien las diferencias entre su súper premium Malbec Viu #1 y el Single Vineyard San Carlos, más o menos así: Viu 1 es para expertos, mucho más complejo en todos los sentidos. Los Single en cambio, digo ahora yo, son para quienes no tienen la paciencia de esperar a sus hermanos mayores. El año 2017, más cálido que el frío y lluvioso 2016, puedo haber ayudado. La Capilla Cabernet ya tiene el dulzor, que seduce a muchos, de la fruta roja intensa; tiene demás de rica acidez, suavidad y profundidad; todo a la vez. Lo que es difícil de encontrar en esta variedad cuando es nacida en Colchagua y a su precio $14.900. Como para ponerse a cantar o no?!

Si esta nota de WiP.cl u otras de nuestra autoría te han sido de utilidad e interés, te invitamos a apoyar este proyecto de prensa de vinos independiente, el primero y único de Sudamérica auspiciado por sus lectores, no por bodegas. Porque para seguir siendo independientes y seguir hablando de vinos como sólo nosotros podemos hacerlo, necesitamos de tu apoyo. Puedes aportar con lo que puedas, desde $1.000 o suscribirte y recibir la tarjeta de #SuscriptorWiP con la cual tendrás acceso a descuentos en catas y eventos relacionados con el vino por 12 meses, por apenas $19.900 al año (no por mes).Renuevas tu suscripción anual solo por $16.500.

Tenemos seis ojos detrás de cada nota, de todas maneras si encuentras algún error de información o redacción por favor hacérnoslo saber a [email protected] cl (el correo no está escrito como debe ser -.cl-  para evitar motores de búsqueda y spam).

 

 

 

Deja un comentario