Publicación: 23 enero 2019

MAUCOLÉN, EL NUEVO PROYECTO INMOBILIARIO DE CASABLANCA

No todo quedó en manos de los españoles. Gran parte de los viñedos y Reserva ex-propiedad de la Viña Veramonte serán parte de un nuevo proyecto donde el vino, los caballos y la conservación apuntan a ser sus mayores atractivos.

Mejorar nuestra calidad de vida, en un lugar para hacer deportes y disfrutar la vida al aire libre. Un gran escenario que nos conecte con la naturaleza y nos relaje con sus excepcionales vistas. Una copa de nuestro vino, distinto, especial y propio…” Estas son parte de las palabras de presentación del nuevo proyecto inmobiliario soñado llamado Maucolén, y que ya está ofreciendo sus primeros lotes en el Valle de Casablanca.

No es el primer proyecto inmobiliario entre medio de los viñedos del Valle de Casablanca que ofrece un lugar idílico para los amantes del vino y la vida lejos de la ciudad, a solo 60 minutos de Santiago. De hecho, ya hay varios instalados hace años, lo que a algunos viñateros, los pioneros,  la idea no les ha gustado tanto. ¿La razón? Ha subido el valor de la tierra sí, pero no de sus uvas, ni de sus vinos.

Maucolén,  de seguro, sí es el primero que promete además tener bodega dentro de una maravillosa Reserva de Bosque Nativo que suma  2.250 hectáreas de superficie, y  120 hectáreas de viñedos. Ello, basado en principios de sustentabilidad, innovación, respeto por el medio ambiente y calidad de vida.

Su plan maestro, explica su presentación, ha sido desarrollado para minimizar el impacto estético y maximizar la protección de la naturaleza, sus vistas y entorno natural. Además, refuta las opiniones adversas, “pone en valor la vocación agrícola y vitivinícola del Valle de Casablanca, aprovechando su privilegiado clima”.

La presentación el proyecto recibida por WiP.cl, menciona la 13 viñas que consolidan la oferta enoturística de la zona, las cuales ofrecen catas, tours y variadas experiencias gastronómicas. También, el reconocimiento del Valle de  Casablanca como una de las “Great Wine Capitals of the World”, junto a otras aclamadas zonas vitivinícolas como Napa, Burdeos, Rioja o Mendoza. Sin olvidar, lo que todos han olvidado: que en 2001 fue nombrada “Sister Valley” de Napa, California.

Parte de la presentación menciona que nuevos proyectos de infraestructura pública serán desarrollados en el futuro cercano, incluyendo un tren rápido que conectará Santiago y Valparaíso con parada en Casablanca y la construcción de pistas adicionales en la carretera principal. Falta mencionar sí,  el importante proyecto que promete llevar agua al valle (sin cuenca hidrográfica propia) durante el invierno desde el Río Maipo. Tal vez, porque Maucolén ya cuenta con su propio tranque de agua -el único por cierto que luce lleno en estos últimos años en el Valle de Casablanca-, el que será habilitado para kayaking y navegación, entre otras actividades.

Según las imágenes del proyecto, la propiedad corresponde a la Reserva Forestal, el tranque y algunos viñedos que conocimos como parte de la Viña Veramonte, lo que se debe a una simple razón: La venta de la Viña Veramonte al grupo español González Byass un par de años atrás (mediados de 2016), nunca incluyó la venta de su Reserva Forestal, ni sus viñedos colindantes. Quiere decir que de las 2.850 hectáreas de la propiedad original adquirida a fines de los  años 80 por Agustín Huneeus Cox  (dueño a su vez de la Viña Quintessa en Napa Valley California), unas 2.500 siguen siendo suyas y es la locación de este nuevo proyecto. Es por esto, que dentro del equipo de trabajo, se menciona la asesoría de Huneeus Cox.

La ubicación del viñedo en la parte más cálida de las 2.850 hectáreas del campo (desde el tranque hacia las laderas de los cerros)  puede ser la razón por la cual, curiosamente, la imagen de Maucolén está asociada a un vino de la cepa tinta Carmenère (prácticamente ya extinta en este vale de clima frío), y no a un Sauvignon Blanc.

Cómo olvidar los primeros Primus de Veramonte, con mayor porcentaje de Carmenère, proveniente justamente de este sector del campo, junto a la Reserva Forestal, o ese impresionante árbol que daba sombra a las degustaciones en mitad del viñedo y que era inevitable querer trepar.

Además, Maucolén contará con la asesoría de Alfredo Moreno E., de la Escuadra Ecuestre Palmas de Peñaflor, y es que el parque contará  además con un centro ecuestre.

El vino, sin embargo, busca ser igualmente protagonista, explicó a WiP.cl  el socio fundador del proyecto, Daniel Pardo ([email protected]): “Nuestro interés es que podamos demostrar que la actividad agrícola, la conservación y la residencia pueden coexistir en armonía. Así, cada propietario estará ayudando en la conservación de un bosque tremendamente biodiverso, estará participando en las actividades propias de la vida agrícola y específicamente vitivinícola, donde podrá hacer su vino propio y tendrá la posibilidad de tener una residencia dentro del viñedo. Esto con un gran centro ecuestre para realmente revivir la vida y las tradiciones del campo agrícola chileno”. Debido a que el proyecto contempla varias etapas,  explicó Pardo, harán un acuerdo con una viña para la producción inicial de los vinos y posteriormente construirán su propia bodega. “Lo que sí, aseguró,  es que siempre nos haremos cargo nosotros de la producción de cada vino”.

Artículos relacionados:

SAUVIGNON BLANC 2018 BY THE SEA

 

 

Deja un comentario

2 comentarios

  1. […] mientras escribía la nota sobre Maucolén, el nuevo proyecto inmobiliario en el Valle de Casablanca, me recordé del Carmenère que alguna […]

  2. […] Huneeus Cox (85 años), ex dueño en Chile de Viña Veramonte y socio del proyecto inmobiliario Maucolén en el Valle de Casablanca , tomó el cargo de su hijo Agustín, el 14 de marzo de este año, dos días después de que se le […]