VUELVEN LOS VINOS CAMPESINOS

Publicado el 14 septiembre 2017 Por Mariana Martínez @mymentrecopas

¿Cómo ayudar a mejorar la desigualdad que hay entre grandes bodegas y pequeños productores? He aquí un  proyecto que busca la respuesta, mientras ya vamos saboreando el asado.

Cómo ayudar a mejorar la desigualdad que hay entre grandes bodegas y pequeñas productores es lo que nos deberíamos preguntar quienes estamos preocupados por la salud del vino chileno. Y es la misma pregunta que también se hizo  el viticultor Pedro Izquierdo, cuando presentó el proyecto Lomas  Campesinas a INDAP e INIA. Eso fue ya hace más de tres años, y religiosamente, desde entonces cada nueva cosecha, se encarga de que se le asigne a un grupo de viñas hechas y derechas, lotes de uvas de pequeños productores para atreverse a hacer con ellas un vino que nunca hubieran hecho.

Así fue como conocimos por ejemplo el exquisito  País Lomas Campesinas de la Cooperativa Loncomilla 2015, y que como la misma enóloga a cargo del proyecto nos dijo entonces, sería demasiado difícil volver a hacer porque el trabajo fue demasiado delicado y dedicado para repetir en una cooperativa. Una lástima, cierto. Pero lo importante aquí, no es que el vino se vuelva a hacer- aunque sí es una lástima no volver a tenerlo en el mercado-  porque simplemente no es la idea, sino que la viña hecha y derecha siga comprando la uva y pague un precio justo por ella sabiendo ya de su potencial.

Con la cosecha 2017 cambió la imagen de sus etiquetas  -nos dijeron- por una más adecuada con el proyecto,  con los nombres de los productores y los enólogos en la etiqueta frontal además de un nombre particular para cada vino. Aunque el objetivo de los vinos Lomas Campesinas 2017 de INDAP es el mismo desde que comenzó tres cosechas atrás.

Del 2017 ya hay tres vinos que están dando vueltas en diferentes restaurantes y tiendas (ver listado más abajo), aunque vienen para fin de año un par más; los que necesitan más guarda en botella y sus enólogos -nos dijeron-  son más mañosos. Para su lanzamiento estuvimos conversando con sus productores para entender mejor cómo es que este proyecto promete cambiarles en algo la vida.

Patricio Cancino, pequeño productor de uvas de San Javier, le entregó parte de su cosecha a Gonzalo Bertelsen enólogo de viña Casablanca, después de que INDAP le pagara cerca de 200 pesos por ella. A cambio viña Casablanca le entregó parte de las botellas del vino que elaboró con su empaque listo para vender.

Patricio Cancino nos cuenta que normalmente  vende sus uvas a grandes viñas, siempre atento al precio del mercado. Pero cuando un año es muy malo,  tratan de vender lo máximo en las ferias del Sur, donde sacan precios más altos como uva de mesa. A $6.000 pueden  llegar a vender un cajón de 18 kilos, dice.

Felipe Vial, Gonzalo Bertelsen, Pedro Izquierdo y Sebastián labbe, los enólogos de primeros Los Campesinas 2017.
Felipe Vial, Gonzalo Bertelsen, Pedro Izquierdo y Sebastián labbe, los enólogos de primeros Los Campesinas 2017.

El precio del País como uva del esa, un buen año puede llegar a ser más del doble de lo que se paga como uva de vino, el problema, es que si el año es muy malo,  cuenta Cancino, habrá muchos como él haciendo lo mismo, por lo que el precio del cajón va a terminar bajando igual.

Para este proyecto Lomas Campesinas INDAP  pagó $200 por kilo y es algo más lo que pueden ganar los pequeños productores con la venta de los vinos ya embotellados. ¿Por qué no vinifican ellos mismos? Es lo que quieren, pero saben que exige recursos y conocimiento, además, hay que salir a venderlos. Patricio Cancino sueña con la idea, pero se la toma con calma, su proyecto para el  próximo año tiene que ver más con el cómo lograr vender más uvas frescas de País en la feria, sin perder calidad, pues una vez cosechadas las uvas tienen que venderlas dentro del mismo día.

El vino que se hizo con las uvas de Cancino fue mi favorito de los tres, es el  País Rosado Floral. Yo ya sueño con tenerlo en la copa estas Fiestas Patrias mientras la parrilla comienza a entrar en calor. Es ligero, muy suave en boca, y de acidez exquisita. Sus viñedos centenarios apenas dan en rendimientos 5 toneladas por hectárea.

Rosados Lomas Campesinas 2017, Floral y Frutal
Rosados Lomas Campesinas 2017, Floral y Frutal

El otro rosado de País, el Frutal, identificado así en su etiqueta porque efectivamente tiene más fruta, más peso y más fenoles en boca, ya lo veo ideal como para acompañar los primeros cortes que llegan al cuchillo del parrillero. Es obra de los enólogos Tere Ovalle y  Sebastian Labbé de viña Carmen, con viñedos  de Países  centenarios, en cabeza, que dan entre 10 y 12 toneladas por hectárea; viñedos de la zona de Pencahue (valle del Maule)  de los productores Mario Becerra y Cesar Valdés. 

El tercer vino 2017 es un blanco de uva Moscatel,  cosechada de también de viñedos centenarios de las zonas de Granerillos, la Florida y La Raya, todos del Valle del Itata, y que apenas dan 5 toneladas por hectáreas. El vino es un blanco seco, ligero y fresco, muy floral en nariz. Bien puede ir de la mano del País Rosado Floral en el mismo asado. Es de los enólogos Felipe Vial y Mario Ramirez, en la  viña Terra Pura (bodega de vinos graneles) con uvas de dos productores Ruth García y Jorge Villouta.

Lomas Campesinas Moscatel Primavera 2017
Lomas Campesinas Moscatel Primavera 2017

Cuántas uvas se obtienen por hectárea (rendimientos por hectárea) no es un dato trivial, por el  contrario, por debajo de las 12 toneladas, con viejos viñedos que no pueden ser regados (propios del secano)  se suele hablar de uvas con mayor concentración, necesaria para hacer vinos de mayor calidad,  sin necesidad de que tengan más de 15 gramos de azúcar por litro para darles sabor. La comparación se hace  por ejemplo con viñedos con riego que dan de 20, 30, 50 o 60 toneladas por hectáreas. Por eso a fin de cuentas el precio final de los vinos Lomas Campesinas (incluyendo  los impuestos del $39% más ganancia de quien vende) no tienen los precios bajos de vinos masivos (cuyas uvas valen normalmente entre 50 y 100 pesos el kilo), por el contrario bien valen cerca de los  $7.500 en tiendas. Lo ideal sería comprarlos más baratos (con menos comisión de ventas) en las  las tiendas Manos Campesinas del INDAP, pero por lo general éstas no tienen licencia para vender alcoholes. Un problema nada menor que esperamos de alguna manera se logre resolver.

Lugares dónde se pueden encontrar los vinos Lomas Campesinas cosechas 2016 y 2017:

  • Tiendas: La Cav, Bbvinos y Wine Store.
  • Restaurantes: Bocanariz, F&K, Duoc UC Alonso De Ovalle, La Vinocracia, Café San Juan, Barandiarán, Club de Golf 50, Pipiolo, Blueis, Platipus y Kmino.

Deja un comentario

Un comentario

  1. […] El catálogo tiene en la actualidad alrededor de 400 productos de 150 emprendedores, desde té de zanahoria tostado en hornos de barro en el valle de Camiña (Tarapacá) hasta miel, jalea real y propóleo de colmenares de Chile Chico (Aysén), pasando por café y harina de chañar de San Pedro de Atacama (Antofagasta), jugos de copao de Combarbalá (Coquimbo),granola y pipokas de amaranto de Cabildo (Valparaíso), mantequilla de maní de Chépica (O’Higgins), chuchoca y harina tostada de Constitución (Maule), joyería lafkenche de Tirúa (Biobío), puré de castañas de Victoria (La Araucanía) y pastas de ajo chilote de Ancud (Los Lagos). En cuanto a vinos hay que decir que hay bien pocos, al menos por ahora. Sí, pasen la voz para sumar productors, nos extraña que no estén Vinos Campesinos  o Grower’s. […]