ESPECIAL WiP 4ta parte: CHASSELAS

Publicado el 17 agosto 2018 Por Mariana Martínez @mymentrecopas

Hoy les contamos más sobre Chasselas o Corinto, la cepa suiza en Chile. En Itata costa y la Araucanía es donde más la han tomado en serio.

Ya en WiP.cl les hablamos tiempo atrás de una cepa blanca Chasselas mejor conocida en Chile como Corinto, por ser usada como uva pasa. Álvaro Tello en su nota de abril del 2017 nos decía cómo fue que llegó a Chile y quienes ya estaban haciendo vino con ella. Entonces eran  Camilo Viani (actual enólogo de viña Sutil), quien  había decidido ir con un monovarietal Chasselas con la línea Chilcas de VIA Wines; también Fabián Mora con su primer Secano Chasselas 2016.  También, Marcelo Retamal, con De Martino y su Old Vine White que mezcla Moscatel y Corinto;  y Rodrigo Moraga, enólogo de Aynco Wines, con Amulén, una mezcla de Chasselas, Moscatel y Semillón.

Q Sumado a ellos Roberto Henríquez, con Ribera del Notro Blanco, mezcla de Moscatel, Corinto y Semillón; y por último, Manuel “Cacique” Moraga, y su pintoresco Gutiflower, con Moscatel, Corinto y Torontel.

Hoy sabemos un poco más: Rodrigo Moraga, enólogo y socio de la Viña Aynco en Galvarino, acaba de dar con otro viejo viñedo de Chasselas en el sector de Rucatraro (en la región de la Araucanía). Nos cuenta que se trata de un viñedo de Carlos Muñoz, quien se atrevió a vinificarla en viejos fudres de raulí; su vino estará a la venta en octubre de este año. Este año, nos agrega Moraga, tengo Pinot Noir, la variedad más hot del sur en estos días, pero eso es otra historia.

Camilo Viani, enólogo de Viña Sutil, también la volvió a vinificar este año 2018, y justamente por haber sido un año más fresco, el vino tiene mucha más frescura, apoyada por una mejor acidez. Un gran paso para su vino.

Mientras tanto,  sabemos que en la Viña de Guariligüe, Mora Reyes ya va a sumar tres cosechas con ella, como monovarietal (de las cosechas 2016, 2017 y 2018); este último año además, nos contó Fabián Mora (enólogo y socio), está probando su guarda en  barricas de madera. La idea surgió, nos cuenta, porque el mismo suizo que un día lo visitó en el campo y le dio la idea de vinificar en solitario su Chasselas, lo invitó a una degustación con sus vinos a la Embajada de Suiza en Santiago. Allí probó su vino de Chasselas  el Embajador con productores suizos y se sorprendieron, cuenta Mora. También, los expertos le dijeron que en Suiza sus vinos eran más minerales. Mora en tanto , tuvo la oportunidad de probar algunos exponentes suizos guardados con madera, lo que ellos, dicen le da más complejidad.

Dentro del viñedo de Mora Reyes en las lomas de Guariligüe, como suele ocurrir en otros lados, la Chasselas está mezclada con Moscateles y Semillón. “Moscatel es muy rastrera, de racimo grande; Chasselas con vigor intermedio y racimo cilíndrico y madura primero de las tres; Semillón es más vigoroso, más grandote”. Todas están en cabeza, agrega Mora, y deben tener entre 80 años 70 años.

Mora destaca que la Chasselas es una planta longeva y sus uvas muy neutras; además, les cuesta madurar bien o concentrar azúcar, y además tiene poca acidez (razón por la cual explicaría, Marcelo Retamal no la ha vinificado sola). Si la sigues esperando dice Mora, no sube el grado.

Este año, cuenta Mora,  para guardar la Chasselas en barricas, le tratamos de dar más madurez, pero este año fue difícil porque empezaron las lluvias más temprano.

Mora describe sus tres Chasselas como vinos blancos delicados, con aromas a flores blancas, a la gente le gusta o la encuentra fome. Es una variedad de amor u odio, concluye Mora.  Todos las tienen por aquí (en Itata), dice el productor que la vende en su bodega a $6.000, pero  vinifican junto con el Moscatel,  no separada. Este año, nos cuenta, también hay un grupo de viñadores en Guariligüe que está incursionando con la Chasselas para vender bajo su propia marca, Mocin SA.; nombre que nace de la unión de Moscatel y Cinsault. Faltó, claro que sí, en ese lindo nombre  la Chasselas.

 

Deja un comentario

3 comentarios

  1. […] REYES. Fuimos en busca de su Chasselas pero no estaba,  a cambio un Carignan 2016 de la línea Secano, lleno de fruta negra, rica acidez, […]

  2. […] vinos blancos de las cepas Moscatel de Alejandría y experimento Muscat  2018,  Semillón 2018 y Chasselas 2017, además de sus Rosado y Pipeños de Cinsault 2018. Siendo el Semillón el vino que se coronó com […]

  3. […] viñas grandes. Así este año vinifiqué además Tempranillo, Grenache, Syrah, y un proyecto con Chasselas. Estamos viendo qué vamos a hacer con ellos.  También injertamos un Albariño en Huerta de […]