Publicación: 12 marzo 2018

MARIA LUZ MARIN ENTRE LAS MUJERES MÁS INFLUYENTES DEL VINO

La dueña de Viña Casa Marín en Lo Abarca,  está en la lista de Drinks Business con motivo de la semana internacional de la mujer. En WiP les contamos quiénes son.

Todas son mujeres y todas hacen vinos destacables en sus respectivos países. Unas los hacen desde sus cargos como enólogas en jefe de bodegas, otras como dueñas de empresas que han sabido llevar sus respectivos sellos personales. En WiP les contamos quiénes son, a partir del propio relato de Drinks Business. Y con mucho orgullo festejamos que una de ellas sea chilena y haya sido descrita como una mujer con encanto y carácter, a lo que podríamos  sumar  atrevimiento  y perseverancia.

LALOU BIZELEROY (FRANCIA). La gran dama de Borgoña, Lalou Bize-Leroy, ha estado al frente de Domaine Leroy  durante 30 años, después de haber comprado Domaine Charles Nöellat en Vosne Romanée y haberla renombrado Domaine Leroy en 1988. Fue co-gerente de Domaine de la Romanée-Conti, junto con el actual propietario Aubert de Villaine. Cultivada biodinámicamente, Domaine Leroy se ha convertido en una de las fincas principales en Borgoña,  y su Pinot Noir de la AOC Grand Cru Richebourg  se vende por más de £ 2,000 la botella. Tenaz, intransigente y sin miedo a ensuciarse las manos, Leroy se refiere a sí misma como una “rata de bodega”.

ALBIERA ANTINORI (ITALIA). Albiera Antinori tomó el año pasado el cargo de su padre, el Marqués Piero Antinori, y se convirtió así en la primera mujer CEO de la empresa familiar en sus 632 años de historia. 27ª generación de la familia Antinori, Albiera está haciendo un esfuerzo concertado para dar a conocer el nombre Antinori en Asia, especialmente con sus mejores vinos Tignanello y Solaia. Ella ayuda a supervisar 1.800 hectáreas de viñas en Italia, junto con la finca Antica en Napa Valley, Col Solare en Washington, Albis (Haras de Pirque en Chile) y proyectos de viñedos en Hungría y Rumania. Sus hermanas Allgera y Alessia también están involucradas en el negocio familiar. “Somos una generación de tres hermanas, por lo que ha sido una generación de mujeres durante algunos años. Tiene que haber respeto por la generación posterior, así como el respeto por los anteriores “, dice Albiera.

MARIA CARGAS (ESPAÑA). Como enólogo en jefe de Marqués de Murrieta, María Vargas está al frente de una de las bodegas de vino  más prestigiosas de La Rioja, y no solo hace extraordinariamente bueno el vino tinto  Castillo Ygay; Vargas es también es una de las productoras de vinos blancos más talentosos de la región. Ella hace una  encantadora Viura fermentada en barriles de madera  llamada Capellanía y Castillo Ygay Gran Blanco Reserva Especial, el que pasa 252 meses en roble, cinco años y medio en concreto y tres más en botella antes de su salida al mercado. “En Marqués de Murrieta, dice Cargas, la característica más importante es la propiedad Ygay. Con 300 hectáreas, tenemos una variedad excepcional de variedades autóctonas de uva y una rica diversidad de diferentes suelos, exposiciones y altitudes, las gemas son nuestros viñedos únicos”.

CECILIA WELCH (EEUU). Se crió bajo el alero de su padre  enólogo y durante la escuela secundaria ya soñaba con trabajar como perfumista en Francia. Pero después de graduarse en Ciencias de la Fermentación en UC Davis, se fue a Nueva Zelanda y al Valle Barossa de Australia,  para obtener  valiosa experiencia en la elaboración de vinos  antes de regresar al valle de Napa,  para trabajar en Silverado Vineyards. Al mudarse a la bodega Robert Pepi a principios de los años 90, pasó a ser consultora de varios nombres importantes en Napa, incluido Staglin Family Vineyard. Hoy Welch es responsable de Scarecrow,  vino de culto de California. Su  cosecha debut  fue la  2003, a partir de un viejo Cabernet cultivado en una parcela de 10 hectáreas en Rutherford. Éste recibió entonces 98 puntos por parte de Robert Parker, una hazaña superada solo por Screaming Eagle. Un año después, la cosecha 2004 se agotó en 16 horas. Solo produce entre 400-800 cajas anualmente, dependiendo de la cosecha. En 2004, Welch lanzó su propia marca, Corra, que lleva el nombre de la diosa celta de la profecía, con la cual  elabora Cabernets de alta gama a partir de uvas cultivadas en Rutherford, Oakville y Pritchard Hill. Deseosa de que sus vinos lleven el sello distintivo de la tierra de donde vinieron, en lugar de la mano que los hizo, para conservar la personalidad del viñedo, Welch cosecha sus uvas  antes que muchos en Napa. “Es tan emocionante tomar un viñedo viejo y darte cuenta de la calidad estuvo ahí todo el tiempo”, dice Welch.

JUDY CHAN (China). Nacida en Hong Kong, Judy Chan se hizo cargo de Grace Vineyard, propiedad de su  padre en Shanxi,  el año 2002 con apenas 24 años, después de haber dejado su trabajo en Goldman Sachs en Hong Kong. Desde entonces, ha convertido a Grace Vineyard en una marca mundialmente reconocida y en un buque insignia para el vino chino de calidad. La bodega  con 200 hectáreas propias produce alrededor de dos millones de botellas al año, desde la mezcla tinta  insignia Deep Blue hasta la Reserva Chairman’s Reserve,  la que se vende en bares de lujo y hoteles en las principales ciudades de China. Chan ha tomado un enfoque experimental en Grace, plantando variedades como Riesling, Pinot Noir y Shiraz, y usando tapas de rosca en algunos vinos. Además se ha convertido en una empresaria famosa en China, y planea desarrollar más bodegas en otras regiones con su propia marca. En 2012 recibió el premio Asian Wine Personality of the Year por Drinks Business por su trabajo de promoción en la calidad del vino chino.

SUSANA BALBO (ARGENTINA). Conocida por muchos como la “Evita del vino”, Susana Balbo es indiscutidamente la enóloga más famosa de Argentina. Ha ocupado el cargo de Presidenta de Wines of Argentina en tres ocasiones.Después de 20 años de producir vino para otras personas como consultora, en 1999  fundó Dominio del Plata en Luján de Cuyo. Sus viñedos están plantadas con Malbec, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Petit Verdot y Torrontés. Balbo vende sus vinos bajo su nombre propio y también tiene una línea de segundos vinos, más simples, llamada Crios de Susana, diseñados para ser bebidos jóvenes.  En 2015 se presentó como candidata del partido de centro derecha Propuesta Republicana (PRO) en las elecciones nacionales de Argentina con el compromiso de abordar las “mentiras” que han convertido a la industria vitivinícola del país en una “gran crisis”.

SARAH CROWE (AUSTRALIA). Sarah Crowe fue nombrada Winemaker of the Year por el famoso crítico de vinos australiano James Halliday, con su primera cosecha,  la 2014,  gracias a su  tinto RED Nº1 de la bodega Yarra Yering,  en  Victoria. Convirtiéndose así en  la primera mujer en recibir este galardón. “Ella ha hecho vinos tintos de la más alta calidad imaginable desde  su primera añada”, dijo Halliday. Crowe se unió a Yarra Yering en 2013 después de trabajar por 12 años en Hunter Valley, predominantemente en Brokenwood. Su sueño es que sus vinos se agoten antes de que salgan al mercado.  “Quiero hacer vinos que sean fieles a la integridad de la fruta con la que tengo que trabajar, y eso significa ser muy íntimo con los vinos y responder a lo que ellos necesitan que haga”. En cuanto a llegar a la cima de una industria dominada por hombres, Crowe revela: “He sentido que necesitaba demostrar que estoy físicamente a la altura del trabajo”.

NATALIE CHRISTENSEN (NUEVA ZELNADIA). Con un título de psicología de primera clase, una licenciatura en música y un diploma en enología, Natalie Christensen desarrolló su experiencia en el mundo del vino haciendo vendimias en Burdeos y Oregon. Después de una temporada en Saint Clair Family Estate en Marlborough, donde trabajó hasta convertirse en asistente de enólogo, Christensen cambió Nueva Zelanda por España, donde trabajó para Jorge Ordoñez en su proyecto Albariño en Rías Baixas, mientras hacía también vinos dulces en Málaga. Quien  además fue un día  bombero voluntario se unió al equipo enológico de  Yealands en 2014. Hoy elabora allí Pinot Noir, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Pinot Gris y Riesling.

ANDREA MULLINEAUX (SUDÁFRICA). Andrea desarrolló su pasión por el vino durante las cenas familiares en San Francisco. Después de estudiar viticultura y enología en UC Davis, y completar varias cosechas en el Valle de Napa, comenzó su trabajo en Stellenbosch (Sudáfrica), para luego trasladarse a a Châteauneuf du Pape, en Francia. En este país conocería a quien es su compañero en el vino, Chris Mullineux. La pareja regresó a Sudáfrica y se estableció en Roundstone Farm en Swartland. Lanzaron Mullineux & Leeu Family Wines en 2007 con el objetivo de hacer vinos reflejos honestos de su terroir. La finca embotella sus vinos según el tipo de suelo. En 2014, Andrea se unió al Cape Winemakers Guild y en 2016 fue nombrada Enóloga del Año por la publicación Wine Enthusiast. También produce vinos en California con la marca Fog Monster.

MARIA LUZ MARÍN (CHILE). Conocida por su encanto natural, agudo ingenio y determinación de acero, María Luz Marín fue la primera dueña de una bodega en Chile. Fundó Casa Marín  el año 2000 tan solo a  8 km del Océano Pacífico, en Lo Abarca, un pequeño pueblo en el Valle de San Antonio, invirtiendo su propio dinero en el proyecto. Ello,  después de que todos los inversionista  potenciales consideraran que la idea era demasiado arriesgada. Antes de Casa Marín, María Luz trabajó en la elaboración de vinos a granel para supermercados de todo el mundo, alquilando espacios en bodegas, comprando vino a los productores y creando mezclas de acuerdo con las especificaciones de sus clientes. Su propiedad de 38 hectáreas en Lo Abarca se ha hecho conocida por producir algunos de los blancos más elegantes y costosos de Chile. Debido a su extrema proximidad al Océano Pacífco, ella hace vinos heroicos con Sauvignon Blanc, también con Sauvignon Gris, Gewürztraminer, Resling, Pinot Noir, Syrah y Garnacha. Este año  lanzará su primer  espumoso método tradicional a partir de Riesling.

EMMA RICE (UK). La última enóloga de la lista, pero no menos importante, es de Inglaterra, país origen de la publicación Drinks Businnes,  el que en los últimos años está elaborando espumantes que buscan  competir con los de  Champagne. Emma Rice, es enóloga y directora de Hattingley Valley en Hampshire (al sur de la Isla), una de las principales y más grandes productoras de espumantes de  Inglaterra. Graduada de Plumpton, escuela fundada hace una década por el abogado Simon Robinson. Después de trabajar en vendimias en Napa Valley y Tasmania, Rice se unió a Hattingley el año  2009 y ayudó a construir su bodega. Trabaja con Pinot Noir, Chardonnay y Pinot Meunier. En su tiempo libre dirige Custom Crush, un laboratorio de análisis de vinos y consultoría enológica para productores de vinos locales. “En el vino espumoso inglés los aficionados ya están plantando algunas uvas en su jardín trasero. Estos proyectos  están dirigidos por personas que ya lo están haciendo a gran escala y dan buenos consejos profesionales, conocimientos y el equipo adecuado “, afirma.

Deja un comentario