TRIFULCA. ELEGIDO DE LA SEMANA

Es uno de los ricos Cinsault que probamos en nuestro recorrido por el Valle de Itata, con la gran gracia de estar ya hace un tiempo a la venta en tiendas de Santiago.

Teresa Vidal y Cristián Lagos viven en Guarilihue Alto, eso es el sector más alto y fresco de este pequeño Valle que queda en el gran Valle del Itata. Los padres de Teresa trabajaron la tierra de este campo que llega a sumar 6 hectáreas, con viñedos de Moscatel de Alejandría y Cinsault. Teresa y Cristián decidieron regresar cuando fallecieron con el plan de no dejar perder todo su trabajo y no quisieron plantar nada más.

Como lo contamos en la nota sobre Club del Vino Campesino, ellos fueron elegidos por INDAP para mostrar a productores campesino llegados de todo Chile, lo que es posible lograr, primero cuando hay foco en calidad, luego cuando se logra embotellar un vino bajo la marca propia.

Sus padres vendían uvas y también garras de vino a $3.000 los cinco litros. Hoy Teresa y Cristián los siguen vendiendo, porque no quieren dejar botados a sus clientes de siempre. Pero su foco está puesto en otro lado, en nuestro elegido de la semana, el Trifulca Cinsault.

img_9926Trifulca se hace hace tres años ya bajo las directrices de enólogo Bernardo Troncoso, quien llegó a la zona buscando fruta para viña Montes. Bernardo (quien está cargo de la bodega de Montes en Chimbarongo),  puede decir que vinifica el Cinsault más caro de la región ($600 el kilo). No nos los dijeron Cristián ni Teresa, les da vergüenza, sino uno de sus compradores. No hay maldá’ en darles la cifra, por el contrario, pensamos abre las posibilidades a otros de cobrar lo justo, sobre todo si la botella va a venderse, como Trifulca, cerca de  los $18.000.

img_9938 Probar la garrafa y el vino embotellado en 750 cc permite entender las diferencias, el por qué debieron hacer trabajos en viñedo para hacer el up-grade en calidad. Bajaron carga de fruta y además cortaron brotaron para que no cayeran a tierra los racimos por su peso. El primero, el de la garrafa, es un vino casi sin color y aromas sucios, terrosos, ligero en boca y a la vez de taninos rústicos. El segundo, de color violeta intenso, con aromas a frutas negras, cassis y moras, también con un dejo fresco a eucaliptos. En boca es de cuerpo medio; entra en el paladar con fuerza y abraza con su dulzor de fruta madura. Probamos su cosecha 2016, lista para beber pero aún con la fruta fresca para resistir unos años más. Ideal para servir más frío de lo normal, a 16°C junto a platos bien sabrosos pero simples en condimento, como un costillar de cerdo al horno de barro. También para comenzar un asado junto a choripanes, morcillas, y chunchulles.

Sospechamos que hay un nuevo Cinsault  dando vueltas en redes sociales, de fruta deliciosa, igual de jugosa y sabrosa, que bien podría venir de estas mismas laderas de Guarilihue Alto, sólo falta que nos lo confirmen los culpables y también compartan su precio. Mientras les contamos que Trifulca está en la tienda Vinomio (Antonia López de Bello 090) a $17.900 y que es un vino fantástico, de productores catalogados por INDAP como campesinos.

Bodega / Productor: Trifulca
Nombre de línea / Marca: Trifulca
Origen: Guarilihue, Valle del Itata
País: Chile
Cepa: Cinsault
Año cosecha: 2016
Enólogo: Bernardo Troncoso
Estilo: tinto
Categoría:
Contacto productor: [email protected]

1 Estrella No es un vino que compraríamos, menos regalaremos a un buen amigo. Porque  no cumple con la promesa básica de ser correcto, para WiP eso es no tener defectos, como aromas notorios a vinagre o a oxidación siendo aún muy joven; ser astringente y secante sin media. Ni siquiera será recomendado para saciar la sed. Advertiremos si es que aparece alguno.

2 Estrellas Muy probable es que no haya en este vino  más que la intención de producir grandes volúmenes a bajo precio. Comprar sólo si es una verdadera ganga y tienes por delante muchas bocas con sed que saciar.

3 Estrellas Bueno vino, simple, aunque nada en él sobresaliente. Vale pena comprar si es que tiene rica fruta y su precio parece una buena oferta. Si fuera un vino caro,  de seguro muestra molestias no menores, como una fruta verde o sobremadura, exceso de madera, mucho amargor final o un tanino secante que nunca se suavizará.

4 Estrellas. Se las damos a un vino muy bueno, sabroso, con buenas intenciones y con un marcado carácter de su cepa o su origen. Sólo habrá un pero menor para llegar a esa perfección que siempre buscamos los expertos. Si su precio no es excesivo no lo dejes pasar.

5 Estrellas. Tiene todo lo que uno esperaría por su precio, por su origen y por su autor; aunque incluso parezca ser un vino caro. Si es barato, compre por cajas. Desde su color hasta su sensación final en boca no tendrá ningún pero y será siempre una gran compra.

6 Estrellas. Es un vino sobresaliente, con el factor WiP, ese que nos hace decir Wow. Imperdible ya sea porque su origen es extremo, su producción limitada o su carácter diferenciador; porque te hará ver estrellas sino es hoy en al menos 10 años más. Su precio puede ser elevado y hasta puede tener algún defecto menor, pero todo lo anterior lo justifica. Si no valoras la imperfección ni la producción limitada, déjalo pasar.

Deja un comentario

5 comentarios

  1. Este es el ejemplo perfecto, de lo que una buena asesoria puede hacer con los pequeños viñateros. En particular, para el caso de Itata, la uva de calidad y el terroir están, es justamente este empujon que se necesita.
    La primera vez que probe Trifulca me sorprendió mucho, la elegancia y persistencia que tiene junto a esa fruta madura (no en exceso), da un vino delicioso. Hay que esperar como será su envejecimiento.

    P.D:Veo con con desconfianza a Arauco y la asesoria que esta prestando a los agricultores de Itata, que de desinteresada le veo poco, ojo con eso.

    • Mariana Martinez dijo:

      Gracias Jorge por tus comentarios y ojo de atención, hemos seguido el tema desde hace un año con cautela. Pronto contaremos más.

  2. […] es además parte del proyecto de pequeños de productores Trifulca, con el Cinsault que de seguro  más distinciones tiene del Valle del […]

  3. […] 1º Trifulca, Cinsault 2017 (Guarilihue, Coelemu) […]

  4. […] desde la base”, nos dice Cilveti, y agrega: “La semana pasada estuvimos visitando la Viña Trifulca, y nos quedamos en tu hotel preferido, en Villa Tally, en Itata, y en el fondo te das cuenta de que […]