Publicación: 08 enero 2018

SUDÁFRICA TENDRÁ BAJA COSECHA POR SEQUÍA

Según informó el sitio web http://www.fastmoving.co.za, como van las cosas  hasta ahora, se espera que el séptimo mayor productor de vino del mundo tenga una de las  cosechas más pequeña de su última década. Ello, luego de que una severa sequía que afecta los rendimientos de sus viñedos.

Los viñedos más afectados se encuentran principalmente en la provincia costera de Western Cape, la cual fue declarada zona de desastre en mayo del 2017 debido a una  sequía que ha dejado sin agua  las presas y provocado restricciones tanto para los residentes como  la industria del vino.

Segun informó Reuters en la nota, se espera que la cosecha 2018 sea mucho más pequeña que las 1,434,328 toneladas estimadas  en la cosecha de 2017, según una encuesta realizada en la última semana de noviembre por el organismo por Sawis (Sistemas de la industria vinícola sudafricana).

Sawis, organismo que dará su estimación final de cosecha en agosto de este año,  no dio una cifra exacta aún, pero dijo que probablemente sería menor que en 2017. “Si en ciertas áreas, no llueve, podría terminar siendo más pequeño”, dijo a Reuters  la  CEO de Sawis, Yvette van der Merwe.

En tanto, VinPro, un organismo de la industria sudafricana, espera que la cosecha 2018 sea la más pequeña desde 2005, cuando se cosecharon alrededor de 1.157.631 toneladas, debido a la sequía y enfermedades en algunas áreas de producción.  “Significa que los recursos hídricos de los productores de uva de vinificación se redujeron en un 40% a 60% y no pudieron satisfacer plenamente la demanda de agua de sus vides”, dijo en un comunicado el gerente de servicios de consulta de VinPro para la industria del vino, Francois Viljoen.

Las presas del Cabo Occidental obtuvieron un rendimiento de 34.6% la semana pasada en comparación con el 50.4% en el mismo período del año pasado, de acuerdo con estadísticas del gobierno local que muestran una caída anual constante desde 2014 cuando estaban llenas en un 90%.

Sudáfrica  produce el 3,9% de los vinos del mundo,  y su  cosecha de uvas para vino, igual que en el resto del Hemisferio Sur es entre febrero y marzo.

Por otro lado, se espera que el  daño de las heladas blancas y negras en las regiones de Breedekloof, Robertson y Worcester también podría bajar los rendimientos de la cosecha de 2018. Paul Makube Senior, economista agrícola de FNB Business, calcula que las cosechas serían de 10 000 a 15 000 toneladas más bajas en esas áreas.  “Si tienes una cosecha más baja, los precios van a ser más altos y eventualmente se transmitirá a los consumidores”, dijo Makube.

No hay que olvidar que la producción mundial de vino en 2017 también descenderá a 246,7 millones de hectolitros, su nivel más bajo desde 1961, después de que el duro clima en Europa occidental dañó los viñedos, dijo la Organización Internacional de la Viña y el Vino en sus estimaciones de octubre.

Fuente: 2017Reuters

Deja un comentario