TANDEM, CREANDO LAZOS CON EL PEQUEÑO PRODUCTOR DE VINOS

Publicado el 22 febrero 2017 Por Mariana Martínez @mymentrecopas

Se ha promocionado como el crowd funding para pequeños productores de vino, pero en estricto rigor no lo es. Es muchas cosas más.

www.Tandem.wine es la innovadora plataforma de compra de vinos on-line que se acaba de presentar en Chile y que viene a cambiar la forma de comprar vinos a sus pequeños productores en un país donde el pago de facturas contra entrega de botellas llenas a 60, 90 y hasta 120 días, se ha convertido en una verdadera vergüenza nacional.

Conversamos con uno de sus socios, Jorge Selume para entender por qué se difunde como un proyecto de crowd funding cuando en estricto rigor no lo es. También, para conocer quiénes están detrás, porque si hay pequeños productores involucrados creemos –aunque tal vez erróneamente- que la pasión debe primar sobre la razón.

tandem_sebastianyjorge

Quien conoce la génesis de WiP.cl y es uno de sus valiosos fundadores, sabe que nacimos gracias a un crowd funding, es decir a una compaña de financiamiento colectivo que duró 3 meses y que tenía un monto final como meta. Como llegamos a la meta propuesta creamos la plataforma para dar inicio a WiP.cl Qué es lo que se entrega a cambio del aporte en todo proyecto de financiamiento colectivo, por más minúsculo que sea, es básicamente la forma en cómo difieren los proyectos (pueden ser de recompensa, ofrecer ser parte de la sociedad o devolver el dinero con intereses). Nosotros ofrecimos recompensas, el modelo más común, y la más importante de todas ellas –el glosario del vino– esta recién saliendo del horno para ser entregada en estos días. Explicada esta base de principios, vamos a entender ahora cómo funciona la nueva plataforma de e-commerce Tandem.

Tandem difiere en varios puntos con un modelo de financiamiento colectivo, aunque en el sentido textual de las palabras sí lo es: muchos aportan para financiar un objetivo común. En este caso, mediante la compra de vinos on-line a un precio especial se financia el trabajo de pequeños productores, aunque no se puede elegir a quién en particular. Tampoco hay una meta definida de financiamiento para poder crear la plataforma, porque ésta ya existe. La financiaron completamente sus dueños, Jorge Selume el experto en tecnología, y Sebastian Cherniavsky, el experto en logística. Tampoco hay una meta propuesta para aportar a cada uno de los pequeños productores que son sus beneficiarios. Es decir, caiga lo que caiga –mucho o poco- en el pozo común de venta el proyecto sigue y las ganancias se reparten de todas maneras entre sus beneficiarios de una manera que ya explicará Jorge.

Para dar el puntapié sus socios ya compraron el primer lote de vinos a cada uno de sus pequeños productores, los beneficiarios. Para conocerlos salieron a recorrer proyectos y entender de sus necesidades. Con ese dinero sonante a cambio de vino, la plataforma se cargó de ofertas para ofrecer a través de su plataforma. Además, ésta la base del proyecto, logró financiar los próximos meses de trabajo de sus beneficiarios. “Los viñateros independientes dice Jorge, son locos lindos que a ojos del sistema financiero no tienen mucho acceso a créditos. Tienen problemas para tener flujo de caja que les permita trabajar todo el año”.

Nosotros, el colectivo seremos los backers, el motor para que se hagan las siguientes compras y tenemos varios planes y recompensas para poder hacerlo. “El monto pagado, explica Jorge, son como fichas que se pueden ir cambiando por vino dentro de un plazo de un año. Mientras más aportas, más beneficios tienes como financista”.

tandem_planbackers_Es así como existen diferentes pisos de aporte o backers:

  • Los backers A que aportan $96.000 y tienen descuentos entre 5 y 15%
  • Los backers B que aportan $280.000, que tiene descuentos entre 15 y 25% y
  • Los backers C que aportan $600.000 y tienen dependiendo del vino entre 25% y 40% de descuento. La idea, obviamente es premiar a quien aporta con más.

Que haya planes no quiere decir que no se pueda entrar a comprar una  botella. La gracia, y complejidad de la plataforma, es que uno sabe cuánto paga por el vino y el envío se cobra a parte, según la dirección solicitada. O bien no se cobra envío, y se pasa a recoger en sus oficinas. La idea, explica Jorge, es que una vez que alguien compre un vino por precio de lista quede tan satisfecho con la experiencia va a terminar siendo un backer.

Su relación con el mundo del vino viene de cerca dice Jorge. Su padre fue por muchos años productor de uvas y en 2010 compró la Viña Casa Donoso. A la par, a Jorge le tocó asesorar a un amigo que buscaba democratizar el acceso a la comida gourmet en el Perú, para lo cual crearon una plataforma de delivery con los mejores restaurantes de Lima. Lo que permitió pagar un precio más accesible.

“Si en Perú estaban los chefs, en Chile tenemos a los viñateros, y como yo conozco la industria, dice Jorge, pensamos en una propuesta que juntara las puntas, porque hay mucha grasa en la cadena. Lo que hace que sean los consumidores los más perjudicados. El que gana es el que está entremedio. Con la tecnología, agrega, se puede intervenir esa cadena y juntar las puntas de valor. Así fue como la idea decantó hace un año atrás junto con mi socio Chepi, decidimos unir las puntas.

Los mejor ranqueados en la página son los que van a tener más acceso a capital

El dinero que entra al sistema explica Jorge, se distribuye entre los viñateros independientes. Para eso estamos transparentado el cómo se distribuye. Explica: si un vino le gusta a la gente de la plataforma lo vamos a seguir apoyando, pero si no lo compra nadie la nueva plata que entra a la bolsa ya no le corresponde. “Una cosa es democratizar el capital pero otra es democratizar la información del consumidor”, dice. Todos los compradores de la plataforma, backers o no backers pueden opinar, lo que no pueden hacer es elegir a quien apoyar aclara Jorge.

Lo que sí podemos hacer, agrega, es crear campañas específicas que necesitan de un soporte especial. Por ahora no lo han hecho, por ejemplo, porque no tienen ningún beneficiario afectado por los incendios más que Villalobos, pero no fue de viñedos.

Su mayor experiencia para llevar adelanta el proyecto, acota Jorge, ha sido el conocimiento de costos, y la parte operativa. “Tanto Sebastián yo como, dice Jorge, somos novatos en el mundo de la degustación. No tenemos paladar refinado, pero tal vez por lo mismo, explica Jorge, somos más representativos del público que queremos convocar”.

LAS METAS DE TANDEM

El gran objetivo explica Jorge es que la plataforma sea capaz de financiar a los pequeños productores, y el segundo objetivo es que el consumidor renueve, cooperar en financiar a los vinos y poder opinar. Nos ha pasado, explica, que los backers van consumiendo muy rápido su aporte pero además sienten que están participando de la industria, lo que permite que le entre un poco más de aire fresco.

CONOCE AQUÍ LOS  PEQUENOS PRODUCTORES QUE  APOYA TANDEM

Deja un comentario

Un comentario

  1. […] grupo que llegó hace 6 meses a poner sabor al barrio y que esa noche se unieron a los chicos de Tandem Wines – una plataforma online nacida hace 3 meses que se especializa en vinos de autor y que ya […]