LOS NUEVOS DE COLCHAGUA

Publicación: 10 Marzo 2017 Autor: Mariana Martínez @mymentrecopas
nuevosvinos_colchagua

Santa Cruz tuvo su fiesta y el equipo de WiP se hizo presente. Aquí el detalle de los vinos, entre $7.000 a $54.900, que formaron parte de nuestra primera degustación.

Que Colchagua tenga hoy en día grandes, medianos y pequeños productores de vino es el reflejo de que el Valle, productor de vinos, llegó a su madurez. La reflexión no es mía, pero es perfecta,  refleja ese mejor momento donde no sólo hay una envidiable oferta gastronómica, sino una actividad eno-turística consolidada. Además, siempre lo he dicho, a diferencia de otros, éste tiene una gran gracia, y es que sus más grandes protagonistas viven allí, tienen a sus niños en sus colegios, y en definitivas respiran, beben, comen, trabajan su origen.

foodandwinestudio_marzo2017El fin de semana pasado hicimos dos degustaciones de los vinos de Colchagua junto a Pilar Rodríguez en su precioso Food&Wine, y sus sorprednentes bocados con productos locales. Otro lujo gastronómico del Valle, que es indispensable para que vuele cada vez más alto. La primera de ellas fue con los vinos de nuevos y pequeños productores de vino, cuatro de ellos miembros de la nueva agrupación Colchagua Singular. La segunda fue con los grandes vinos íconos, todos miembros de la consolidad Asociación de Viñas del Valle. A diferencia de la primera cata, esta de íconos se llenó de asistentes. Un obvio reflejo del gran trabajo que han hecho y de todo lo que aún le falta a los nuevos en llegar por hacer.

Partamos por presentar los primeros vinos que degustamos, también los más nuevos en llegar.


lasninaschardonnaysinfiltro_1Las Niñas Chardonnay Sin Filtro 2015 ($9.550).
Es cierto, esta bodega no es nueva en el Valle, pero el tiempo que lleva ha estado tan calladita que lo pareciera. Entró en esta cata su Chardonnay, que como su nombre lo dice no se filtró, porque simplemente muestra ese lado rupturista que el Valle puede ofrecer, sin alejarse de la calidad. Lo primero que llama la atención de él es que es turbio, luego esa capacidad que tiene de entrar en boca con frescura, a pesar de ser de la zona centro (más cálida del Valle) y con gran volumen a la vez. Una delicia junto con una pinza de jaiba y crema de maní.lugarejo_pais1

Lugarejo País 2014 ($9.800). Este es el menos conocido de los vinos de Elina Carbonell y Fernando Purcell. Ustedes ya conocer por WiP su divino Merlot. El País nació de un viaje de la pareja a Paredones, en la costa de Colchagua (Ránguil), donde se enamoraron de un pequeño viñedo en cabeza. Compraron la uva a precio justo y sus dueños, muy mayores, quedaron tan agradecidos porque nunca lo imaginaron, que ya no les queda otra que cada año volver a hacer el vino. Y vale la pena. Es un País tinto pálido y ligero, gracias a que sacaron los hollejos del estanque antes de que terminar la fermentación, de rica acidez y ese tanino rústico que le caracteriza. Un 10% de Cabernet le aporta su final firme. Perfecto para una mezcla de sabores de mar tierra como el bocado de té de algas, jibia y jamón crudo.


villalobos_carignan1Villalobos Carignan 2014 (13.990).
Este es el ya famoso Carignan nacido de las parras salvajes que decidieron cosechar los Villalobos, después de verlas crecer en un campo propio que originalmente había sido plantado, por otros dueños, con 300 hectáreas de viñedos, principalmente de Carignan. Con los incentivos a la plantación de bosques con pinos y eucaliptos, de ese gran paño, apenas los Villalobos llegaron a conocer 6 hectáreas y que estaban completamente abandonas. Desde su primera cosecha, más formal, el 2009 lo han vinificado con la menor intervención posible y guardado en barricas viejas. De ahí las notas animales que lo caracterizaron sus primeros años. Este 2014 muestra la fruta roja del Carignan, liviana y tensa a la vez en boca, y de bajo grado de alcohol. Es Lolol pero nada que ver en estilo, imaginamos que por sus parras salvajes, con sus vecinos que estarían por venir.lololinos_carmenere1

Los Lololinos Carmenére 2014. ($12.900). Este vino nació de la mano de dos técnicos agrícolas que trabajaron por mucho tiempo en bodegas del Valle, y que montaron su propia tienda de vinos en Lolol, Los Lololonis. Uno de ellos es José Luis Reyes, Concejal de la comuna. Comenzaron a hacer este vino con la idea de venderlo allí mismo, y así fue como pasaron de hacer apenas unas cientas de botellas a las miles que incluso ya exportan a Brasil. El vino nace de una mezcla de viñedos de Carmenére, todos de Lolol. Las uvas se fermentan en grandes fudres de madera primero y luego se guardan en barricas de uno y dos usos. De este vino, como todos los vinos del secano costero de Colchagua que vendrán después, se caracteriza por un color tinto intenso, con mucha, mucha fruta negra que llena la boca con su dulzor, alto grado de alcohol (14.8) y unos taninos muy presentes y firmes –a pesar de ser Carmenère-. Estilo oporto hay que decir, y como tal para guardar aún por varios años más.

caven_syr-cs1Bodega Caven Syrah – Cabernet Sauvignon 2014 ($7.900). Este proyecto de Francisco Caroca, nació como muchos: de un productor que vendía sus uvas, sin saber realmente qué calidad de vinos  hacían con ellas. Caven significa vino en mapudungún y sus viñedos están en Marchigüe, secano costero. En esta mezcla tinta, que ha tenido guarda sólo en barricas viejas, se siente la fuerza del secano, aunque las parras tengan riego. Esta la dureza del tanino que sentíamos en los primeros vinos de las bodegas colchagüinas con viñedos esta zona, como Bisquertt, Polkura y Montes. Es entre todos, el que tiene más presente la madera en sus aromas, con notas de vainilla y cacao. Otro poderoso que aún tiene para larga, larga guarda.nerkihue_syrah1

Nerkihue Quiebre Syrah 2015 ($9.000). El dueño de la viña Nerkihue, Domingo Arteaga, compró campo y plantó viñedos en Lolol el año 2003, con la intención de hacer sus propios vinos un día. Los comenzó a hacer sólo para la familia con una mezcla que llamó Justo. Casi diez años después, sus hijos decidieron hacer un quiebre, de ahí el nombre de esta línea que incluye sólo tintos guardados en barricas de varios usos. El Syrah tiene una deliciosa fruta negra, fresca, y toda la fuerza del secano, y además del estrés de sus laderas, con más de 45° de inclinación, sí, una locura (ya les contaremos más de este proyecto). Un tinto de taninos dulces, jugoso y con fuerza, listo para beber hoy, incluso a 14°C, también para guardar unos años más.

pulsomalbec_1Pulso Malbec 2013 ($20.900). Otro vino de Lolol, nacido de uvas de productores que vinifica la enóloga Ximena Pacheco. Así es, sin darnos cuenta hicimos una gran cata de vinos de Lolol, y éste como sus pares, muestra toda la fuera de este territorio que se extiende entre la cordillera de la costa, con sus extremas altas la mediodía, y sus bajas extremas durante la noche. Aquí, una vez más hay color de sobra, hay mucha fruta, y mucha fuerza, aunque un tanino más pulido que el de sus pares. Con notas de grafito y toque heno fresco en su nariz. Un potente Malbec, para beber hoy con cortes de carnes grasos o guardar por varios años más.clossantaana_aralez1

Clos Santa Ana Aralez 2013 ($54.000). Este es el ya mítico vino que produce el artista plástico Luis Allegretti, en lo que él y sus vecinos llaman Colchagua Poniente. Su viñedo, con el cual en parte hace este vino mezcla de Carmenère, Cabernet Sauvignon y Franc más Malbec, está efectivamente, más cerca del secano de Marchigüe, que de Santa Cruz y la Cordillera de los Andes. Su vinificación se hace en fudres, tinajas de greda y barricas viejas. Sus enólogos son los llamados Wildmakers, Luca Hodkginson y José Miguel Sotomayor. Como verán en la foto de la botella llegó llena de barro, al pedir lavarla en la cocina me dijeron que la orden de Allegretti era la de servirlo así. Así se hizo. No creo sin embargo que las notas de piel de cordero que le caracterizaron, junto con sus aromas a frutas negras, hayan venido de allí. En boca el vino es consecuente con su salto de precio, hay aquí fuerza, y mucha, gran estructura además. También gran elegancia y suavidad de taninos. Para algunos, la nota a cordero sigue presente en la boca y molesta, para mi está pero sin exceso, poniendo un sello. Dos días después fuimos a conocer la casa y bodega de Allegretti en Colchagua Poniente, esa nota de cordero la encontré en la cocina, en sus aromas a cocina a leña, a cocina de campo. Sin duda este fue el vino más comentado de la cata. Por los enemigos del cordero, pero también por sus admiradores. Lo que sí nos quedó claro es que si alguien quisiera hacer un vino o mostrar algo nuevo diferente de Chile, queríamos que fuera como éste. Por esta simple razón se ganó el derecho a estar en la cata del día siguiente, la de los íconos, pero esa otra historia, que les contaremos la semana que viene.

Deja un comentario

6 comentarios

  1. […] vinos que están haciendo nuevos productores del valle, con sus manos y en pequeñas cantidades.  Ver nota acá Próxima semana les presentaremos la Cata de Íconos, la cual nos dejó más que contentos por la […]

  2. En que viñas trabajo antes Luca Hodkginson?

    Saludos!

  3. […] es el vino de Luis Allegretti que sacamos de la cata de novedades  para medirlo con los íconos. Es la primera cosecha de Allegretti  pero  ya es un vino mítico por […]

  4. Gerardo Orellana D dijo:

    Felicitaciones a todos los participantes en la cata,en especial a Luiz…este es el Colchagua que despierta poco a poco, y que pretende mostrar “Colchagua Singular”…

  5. Francisco Bonelli de Bargone dijo:

    SOLO ALLEGRETTI PUEDE SACAR UNA COSECHA DE ESTE GUSTO Y EMBERGADURA….LA PASION ,DEDICACION Y AMOR QUE LE PONE A LA TIERRA….TIENEN ESTE RESULTADO….