MORA REYES SECANO PAÍS 2018 DEL ITATA

Publicado el 26 octubre 2018 Por Mariana Martínez @mymentrecopas

Nuestro vino de la  semana, País 2018 de Viña Mora Reyes,  fue elegido entre 12 grandes vinos chilenos  para mostrar la diversidad de Chile, tanto en cepas como en valles, en el próximo  evento Vinos de la Cordillera, este finde en Mendoza. Todo un hito en esta cata que suma ya 14 años de historia.

Hace 13 años que nos reunimos a catar entre 40 argentinos y 40 chilenos 24 grandes vinos de ambos países. El  evento de este año, en su versión 14, llamado Vinos de la Cordillera  se hace en Mendoza este sábado (27 de octubre), y no puedo dejar de contarles  desde acá (aunque nunca saben los catadores qué vinos van a degustar, porque la cata es a ciegas), que entre los 24 vinos habrá, por primera vez un vino de País del Itata. No crean que en las veces anteriores no lo intentamos, de hecho en alguna oportunidad tuvimos una mezcla de País de la Viña Cancha Alegre y le fue muy bien. Sacó sobre  los 90 puntos, la clave para poder develar las etiquetas que participan a los asistentes. Pero hasta ahora, nunca me había atrevido a incluir en la selección de los 12 chilenos un País puro; selección que se hace a ciegas entre un grupo de más de 50 postulantes.

Fabian Mora Reyes en su bodega de guarda de barricas e historial de vinos embotellados.

 

El vino de cepa País que marca este hito, es de la Viña Mora Reyes, y su línea Secano,  cuyo enólogo y socio es Fabián Mora Reyes. Para los que nunca han escuchado hablar de esta  viña,  razón tienen. Se trata de un proyecto chico, que elabora 5.000 botellas al año, y que aún no está a la venta en Santiago. Todo comenzó como un sueño el año 2006 por  las ganas de Mora Reyes de poner sus vinos en una botella bajo una marca propia. Su abuelo, su padre también habían hecho vino a partir de sus viñedos, la historia de siempre en Itata. Pero nunca habían embotellado, siempre vendían sus uvas de Moscatel, Semillón  y Cinsault a granel,  a terceros. Por supuesto, que también tenían había otras cepas entre sus viejos viñedos, pero no les daban importancia, todo iba al mismo vino, blanco o tinto. Cosa que Fabián ha cambiado en esta nueva etapa junto a su sobrino socio Mauricio Mora; quien aportó la inversión para nuevos tanques de acero y prensa neumática.  Innovaciones que ya suman  además dos blancos de Chasselas y Semillón que sacan aplausos.

Mora Reyes se atrevió a dar el salto gracias a su  formación de agrónomo enólogo, y la experiencia de haber sido parte de varios proyectos grandes en el valle del Itata, los que murieron por una u otra razón: ya sea por  el desplome del precio de las uvas, la falta de fidelidad de los cooperados a lo que sería su propia cooperativa a partir de  nuevas plantaciones de variedades francesas, o la falta de mercado para vender los vinos.

Aquí hay otra historia curiosa. El INDAP de aquellos años, finales de los 90, les recomendó a los productores de Guarilihue plantar Merlot, el que resultó ser…  Carmenère, una cepa que gusta del calor. Lo que aquí realmente no hay, además de tener otoños cortos. Entonces, sí, ese es el Carmenère que anda dando vueltas por ahí; y que con las lluvias tardías del 2108 resultó un desastre bien generalizado. Mora Reyes para llevar la contra plantó un Cabernet Sauvginon; lo probamos cosecha 2013, y es una delicia, pero bien podemos imaginar su rusticidad aun joven años atrás. Lo mismo, nos pasó al pr0bar su Merlot-Merlot 2014, una joyita rubí, bien pulida, llena frescura.

Con ayuda de INDAP y CORFO y SERCOTEC, Mora Reyes ha sido de los primeros en el barrio en pasar de ofrecer el vino en clavo (lo que significa sacar el clavo, clavado en un gran tonel de raulí, y beber directo del chorro de vino que de allí sale),  a tener su propia bodega con tanques de acero inoxidable y prensas neumáticas con capacidad para 60 mil litros. Lo del vino en clavo, valga la aclaración, es una tradición de la zona, y Mora Reyes lo convirtió en su atractivo turístico para quienes visitaban la bodega, ello como parte de un proyecto asociativo turístico con varios emprendedores de la zona, el que… .adivinen: tampoco prosperó por falta de fidelidad a la esencia de asociatividad del proyecto.

Para saber más sobre el País Secano y de su proyecto, y de Guarilihue, con Mora Reyes recorrimos sus viejos viñedos, también nuevas plantaciones, que incluyen Cinsault, Semillón, Chasselas o Cortino y Carignan. Y entre tanto, en el camino, vimos muchas nuevas plantaciones de Cinsault. Lo que no le dejó indiferente: “ahora, nos comentó, todos a plantar Cinsault; no sé  si habrá mercado para tanto”.  Lo que nos lleva a pensar en el cuento del kiwi, de las uvas de vino en Cauquenes, y ahora los avellanos europeos… Lo cierto es que Itata,  no, no está para más especulaciones.

Los viñedos de Mora Reyes están en Gualihue; eso es entre Concepción y Coelemu. En una franja de tierra que sube desde la calle principal del pueblo y se pierde entre los cerros hasta el poblado vecino.  Vecino de sus viñedos, con  algunos injertos de Carignan, y nuevas plantaciones de su yerno, dimos con el origen de la uva con que Mora Reyes hace su País. Se trata. como los demás, de un viñedo de parras viejas, de más de 100 años, en cabeza, sin riego, en una suave ladera. El dueño es Aquiles Silva, un pequeño agricultor de 84 años que trabaja solo su campo. Las parras son cada una, una escultura que sube hacia el sol, siempre más altas y fornidas que sus vecinas Cinsault y Moscatel.

Este País Secano 2016, se cosecha a mano, por supuesto, se desgrana en la despalilladora y va a estanques de acero; el vino una vez terminado va a barricas de varios usos por cuatro meses. Con dos años ya desde su vinificación el vino hoy sigue mostrando la frescura de una fruta roja,  turgente, más parecida a una murtilla del Sur de Chile que a una frambuesa, y con su tanino firme, pero ya domado. Lo más rico que tiene es su final, muy  persistente, a fruta roja de muy rica acidez. El lunes les contamos si los 40 argentinos, y 22 chilenos que llegarán  hasta Mendoza este finde para Vinos Cordillera,  pensarán igual y  premiarán con más de 90 puntos. Ver resultados de la competencia aquí.

Contacto Viña Mora Reyes:

Guarilihue: e-mail [email protected] / teléfono: +56995809894

Ventas en Santiago: Mauricio Mora +56993460893

 

 

 

Deja un comentario

4 comentarios

  1. Esperando que opinan del vino, tengo la suerte de tener un par de botellas en mi cava de Mora Reyes, acá en el norte del Perú.
    Y de verdad son una delicia.

  2. […]  CH Mora Reyes Secano País 2016, Itata (69/89/94)  Color rubí de capa ligera y brillante. Nariz limpia con notas frescas de eucalipto, […]

  3. […] destacar entre los ganadores el trabajo de Fabián Mora Reyes, quien este año obtuvo la mayor cantidad de medallas de oro  con sus vinos blancos de las cepas […]

  4. […] de su sobrino, dimos con el origen de la uva con que Mora Reyes hace su País, el primer País que nos atrevimos a llevar el año pasado a la degustación Vinos de la Cordillera en Mendoza… Se trata, como los demás, de un viñedo de parras viejas, de más de 100 años, en cabeza, sin […]