Publicación: 04 diciembre 2018

VUELVE EL CHACOLÍ CHILENO

Iniciativa ejecutada por la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile y FIA, buscó rescatar su tradición y mejorar precios. La creación de la Asociación Gremial de Chacoliceros de Doñihue, forma parte de sus logros.

El proyecto, liderado por la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile y la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura, buscó valorizar y promover el Chacolí como un producto patrimonial elaborado por pequeños viticultores de la Comuna de Doñihue. Durante sus dos años de duración, se realizaron actividades enfocadas en la mejora de la calidad y presentación del vino, así como en su difusión como producto campesino y patrimonial.

Denominado como uno de los alcoholes patrimoniales de Chile, el Chacolí ha estado vigente desde fines del siglo XVIII, obteniendo su época dorada en el siglo XIX. Sin embargo con la proliferación de los vinos franceses comenzó a perder relevancia, y hoy esta enorme tradición se encuentra de forma casi exclusiva en manos de un grupo de pequeños productores de la comuna de Doñihue en la región de O’Higgins. A esto se suma la irrupción de una industria vitivinícola de gran escala, que promovió el consumo de vinos más elaborados y de cepas mejor catalogadas internacionalmente, haciendo que el Chacolí sea desconocido para gran parte de la población.

Es por esta razón, que el proyecto se enfocó en mejorar la calidad y presentación del Chacolí, destacando la profesionalización de la producción del vino, pero siempre respetando las costumbres y modos de producción de los 10 chacoliceros de Doñihue que participaron de la iniciativa.

Cabe destacar que antes de la iniciativa, el litro de Chacolí se vendía en alrededor de $700 – $1.000,  a granel principalmente, y actualmente se está comercializando en alrededor de $3.000 la botella de 750 cc. Como cierre del proyecto, se busca construir una planta de proceso, donde se podrán estandarizar  procesos.

Para la coordinadora de la iniciativa, la académica de la Universidad de Chile, Sofía Boza, el tener resultados tan valiosos con este proyecto FIA, ha permitido seguir escalando y es así como seguirán trabajando. “Gracias a un fondo FIC regional, dijo Boza, podremos realizar un estudio ampelográfico, con el que determinaremos cuáles son las uvas que poseen los productores, su terroir; y seguir avanzando en el tema de comercialización, abordando el canal Horeca. Además se replicará y escalará el modelo aplicado durante el proyecto FIA con el Chacolí de Doñihue, a los casos de la chicha de la Estrella y la chicha de Nancagua, cubriendo así los otros productos reconocidos como productos vitícolas campesinos patrimoniales de O’Higgins”.

Robert Giovanetti, supervisor de la iniciativa y encargado regional de O’Higgins y Maule de FIA explicó que “esta iniciativa ha permitido que los chacoliceros tengan un mayor poder de venta, lo que ha impactado considerablemente en su calidad de vida. Se destaca aún más la asociatividad que han logrado al crear la asociación gremial, pasando de trabajar en forma individual a lo colectivo”.

La ceremonia de cierre del proyecto se realizó a fines de noviembre en la Comuna de Doñihue, evento que contó con la participación del Decano de la Facultad de Ciencias Agronómicas, Roberto Neira, además del alcalde de Doñihue, Boris Acuña, Alcalde de Coltauco y presidente de la Asociación de municipalidades de la región de O’Higgins, Rubén Jorquera y el presidente de la Asociación Gremial de Chacoliceros de Doñihue, Leopoldo Carreño.

 

 

 

Fuente: Comunicaciones FIA

Deja un comentario