Publicación: 03 diciembre 2018

URUGUAY SACA PECHO

Los premios Wine Star reconocieron  a las Bodegas Garzón del Uruguay, en su 19ª edición como la mejor bodega del mundo. En verano de este año, una sommelier chilena estará allí para formar parte del equipo de servicio de uno de sus exclusivos restaurantes cerca de Punta del Este. 

La destacada revista estadounidense Wine Enthusiast ha otorgado el premio Mejor Bodega del Mundo 2018 a las Bodegas Garzón, en el marco de la 19ª edición de los Wine Awards. El galardón, un hito para Uruguay, reconoce al establecimiento como el principal exportador de vinos finos y se enmarca dentro de una convocatoria anual en la que se premian en 16 categorías a consumidores, sommeliers, personas influyentes y empresas que han logrado un impacto positivo en la industria del vino.

Bodegas Garzón resultó la ganadora del Premio Mejor Bodega del Mundo 2018 tras desbancar a los otras cuatro nominadas en la categoría, entre ellas: prestigiosas empresas de Canadá (Cave Spring Cellars), Nueva Zelandia (Felton Road), Sudáfrica (L’Avenir) y Argentina (Trapiche).

La Bodegas Garzón se encuentra a pocos kilómetros del pueblo Garzón, próximo al océano. Su viñedo, separado en más de mil parcelas o cuarteles, fue plantado  sobre  terrazas naturales a 160 metros de altura sobre el nivel del mar; sobre  roca de balasto, una alteración de la piedra de granito. Además, en busca de cuidar el medio ambiente,  sus viñedos son orgánicos y cuentan con  flora autóctona en sus techos, así como sistemas para generar energía eólica y fotovoltaica.

Sus propietarios, el empresario argentino Alejando Bulgheroni y su esposa Bettina, invirtieron 85 millones de dólares en la bodega, la cual se posicionó como la número uno en exportaciones del Uruguay, el mismo año de su inauguración, en 2016.

Alberto Antonini, asesor de Viña Bisquertt en Chile y el proyecto Intriga de MontGras, entre otros, ha estado desde el origen del proyecto asesorando en todos los detalles técnicos.

El edificio de Garzón tiene más de 19.000 metros cuadrados y fue construido siguiendo las rigurosas exigencias del United States Green Building Council, convirtiéndose en la primera bodega sostenible fuera de Norteamérica con certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design).

La bodega con su propio restaurante y famoso aceite de oliva Colinas de Garzón, ofrece tours (de miércoles a domingo) que incluyen  una visita guiada, en la cual  se explican los diferentes procesos de la uva desde el viñedo hasta llegar al producto final.

El famoso chef argentino Francis Mallmann, está cargo del exclusivo Club Privado The Garzón Club, y tiene otro en  sociedad con Bulgheroni  en el mismo pueblo Garzón, muy cerca del taquillero balneario de Punta del Este. Es aquí donde la  sommelier chilena Leonor Soza, estará trabajando durante los meses de verano, desde este 20 de diciembre.

Fue justamente una sommelier del restaurante Fuegos de Apalta, en el Valle de Colchagua, quien le habló a Soza de la oportunidad de trabajar en el equipo de Mallmann, en el pueblo de Garzón. Soza postuló y quedó. Con gran experiencia en ventas y servicio en  restaurantes, Soza contó a WiP  que llegará unos días antes de las fiestas de fin de año para poder degustar y así familiarizarse con todo el portafolio del grupo disponible en el restaurante;  el cual incluye vinos de las bodegas de Bulgheroni en Italia, Francia y Argentina, y también el ícono uruguayo Balasto mezcla de Tannat, Cabernet Franc, Petit Verdot y  Marselan.

 

¿CÓMO LLEGAR?

Una vez en Montevideo, se puede tomar un autobús o alquilar un vehículo para llegar al pueblo Garzón, en el departamento de Maldonado. La duración del viaje vía terrestre es de dos horas y media, aproximadamente.

 

Deja un comentario