Publicado el 25 noviembre 2016

MERMA HISTÓRICA EN COSECHA ARGENTINA 2016

Con  más de 200 asistentes, en bodegas Centenario, Mendoza, se realizó la cata anual que busca evaluar la cosecha argentina recién terminada. Este año se recibieron 205 muestras de bodegas de todas las regiones vitivinícolas del país, las que fueron degustadas por el Comité de Evaluación para pre-seleccionar sólo 16.

Según informó el documento que emite el Comité Evaluador, posterior a su evaluación de las 205 muestras de la cosecha 2016,  ésta pasará a la historia en Argentina como una añada “diferente”, la cual estuvo fuertemente marcada por la influencia climática.  La influencia climática en general, comunicó el informe compartido por EVICO, durante el evento, arrojó una merma histórica que ronda el 30-40%.

Este año 2016, comentó el Informe de EVICO, puso a prueba la destreza de agrónomos y enólogos, para poder sacar adelante una cosecha complicada por las adversidades climáticas. Sin embargo, fue el nivel de profesionalismo de los técnicos y la capacidad tecnológica de las bodegas, hicieron que se obtuvieran muy buenos vinos y hagan que esta añada 2016 sea una añada especial de gran calidad.

Al menos en Mendoza, hubo una primavera y ciclo vegetativo más frío de lo habitual, lluvias por encima del promedio anual (700-800 mm) y algunas zonas afectadas por heladas tardías. Esto hizo que se tuvieran que replantear los manejos en los viñedos, cambiar las estrategias de curación y rever puntos de cosecha (más anticipados) para lograr una calidad acorde frente a la contrariedad del clima, agrega el documento que se resume a continuación.

Informe Comité Técnico EVICO 2016

  • Lo particular de la cosecha 2016 hizo que se tuvieran que replantear los manejos en los viñedos, cambiar las estrategias de curación y rever puntos de cosecha (más anticipados) para lograr una calidad acorde frente a la contrariedad del clima. La temperatura al ser en promedio más baja que en años anteriores, atrasó la brotación y floración, entre 20-30 días, según las zonas. Esto también influyó en la cuaja, trayendo disminución en los rendimientos de los viñedos.
  • Las lluvias excesivas durante el periodo de enero a marzo, hizo que se tuvieran que incrementar el número de aplicaciones, hacer manejos de canopia diferentes para lograr mejor ventilación de racimos y en muchos casos: hacer cosechas anticipadas para evitar pérdida de calidad por problemas fitosanitarios.
  • La influencia climática en general arrojó una merma histórica que ronda el 30-40%, lo que indudablemente repercutirá en los stocks vínicos de los próximos años.
  • En general, los vinos de esta cosecha se caracterizaron por poseer una graduación alcohólica menor y una acidez natural mayor a lo normal.
  • Una región que se destacó este año y qué según los técnicos, fue una de las mejores cosechas, fue en Patagonia. Al igual que en el resto del país, las temperaturas fueron menores de lo habitual y también se produjeron algunos retrasos en la madurez. Hubo algo de mermas, pero en determinadas variedades. Pero se destacó con una producción de vinos con muy buena acidez natural, gran riqueza aromática, alcoholes normales y una concentración y niveles de color muy bueno en los vinos tintos.
  • La zona norte del país se caracterizó por una temporada estival más caliente de lo habitual y con pocas precipitaciones, hubo mucha afección por heladas tardías (octubre y noviembre) que provocaron mermas en variedades tempranas. En general fue una cosecha dentro de lo normal, las altas temperaturas provocaron un adelanto de la madurez y se obtuvieron vinos de gran calidad, buena intensidad aromática y complejidad.

EVICO 2016. Para la evaluación de la cosecha se recibieron 205 muestras de todo el país. Las cuales fueron degustadas en varias jornadas por un panel de expertos. Los resultados generales fueron los siguientes:

Vinos Blancos. Obtuvieron un promedio de puntuación de 87.5, donde en general la calidad fue buena, con vinos de intensidad aromática media, buena acidez natural y se notó, en muchos casos, un manejo anticipado de la cosecha para preservar calidad de los vinos, lo cual se manifestó en notas más herbales que le aportaron a los vinos más complejidad y frescura.

Vinos Rosados. Obtuvieron un promedio de puntuación 86.1, donde se notó una influencia del mercado en la definición de color, los rosados fueron diseñados con colores muy atractivos de una intensidad más bien baja, con tonos salmón, piel de cebolla, pétalo de rosa, que evidentemente marcan una tendencia buscada por el consumidor. Aromáticos en la nariz y de entrada refrescante y con un buen balance de acidez-azúcar.

Vinos Tintos. Obtuvieron un promedio de 86.4. Donde se destacaron los vinos de Patagonia con muy buenas puntuaciones y ratificando la gran cosecha de esa región y luego vinos de otras zonas con manejos y diseños diferentes e innovadores que supieron afrontar las vicisitudes del clima.

En términos sensoriales, fueron vinos de gran intensidad colorante, buenos colores, aromáticamente complejos, con baja graduación alcohólica, buen cuerpo y concentraciones, pero levemente más delgados que otros años. Una rica acidez natural, que hace a los vinos de consumo anual más refrescantes y complejos, y ayudarán a los vinos de guarda a una longevidad mayor en el tiempo.

Consideraciones generales

Estuvieron presentes representantes del Comité Organizador de EVICO, integrado por el Presidente de la Asociación de Profesionales en Enología y Alimentos de Argentina (APEAA), Lic. Abel Furlán; el Decano de la Facultad Don Bosco de Enología y Ciencias de la Alimentación de la Universidad Católica de Cuyo, Lic. Raúl Tornello; el Presidente de Bodegas de Argentina, Enol. Walter Bressia y el Coordinador Walter Pavón; y la Decana de la Facultad de Enología y Agroindustria de la Universidad Maza, Esp. Farm. Amalia Salafia.

Esta Evaluación de Vinos de Cosecha, que se realiza desde 1990 anualmente, tiene como objetivo mostrar la realidad vitivinícola del país en el presente año. De esta manera se tiene una apreciación de cómo ha sido la cosecha y la posible evolución que tendrán sus vinos. Para llevarla a cabo, las bodegas de todo el país envían muestras de sus vinos que luego son evaluadas por un comité de prestigiosos profesionales del medio (Comité de Evaluación), que se constituye cada año, especialmente para esta ocasión. Los vinos más representativos (mejores puntuaciones y más destacados por categoría) son presentados en el evento final, la degustación dirigida, abierto al público general y la prensa.

Desde la edición anterior se dan a conocer las bodegas de los vinos seleccionados y presentados en el evento para que EVICO, además, sea una herramienta de difusión del vino argentino.

Tal como en 2015 se le propuso al público armar grupos y puntuar los vinos a través del Whatsapp.

Finalizada la evaluación, se realizó un cóctel donde se pudieron maridar las muestras, momento que se compartió bajo el concepto Wine in Moderation, de consumo responsable de vino. Además, se entregaron los premios a los ganadores de los grupos conformados por el público y, de la mano de La Segunda Grupo Asegurador, se entregaron menciones a las bodegas cuyas muestras fueron presentadas en la degustación dirigida.

Fuente: www.fabricioportelli.com

Deja un comentario