Publicación: 29 mayo 2019

INFORME VENDIMIA 2019 DE VIÑA VENTISQUERO

Compartimos en WiP.cl el informe valle por valle, realizado por el equipo técnico vitivinícola encabezado por Sergio Hormazabal.

Después de tres meses de vendimia, y con todas uvas ya fermentadas, el equipo técnico de Viña Ventisquero compartió su Informe de Cosecha 2019. En éste detalla que la temporada 2018-2019 comenzó con un invierno muy seco, con precipitaciones entre 30% y 50% bajo lo normal, con las lluvias concentradas en primavera, la cual fue fría y de crecimiento lento. Esto, luego dio paso a un enero y febrero cálidos, registrándose en algunas zonas peak históricos de temperatura, lo que presentó un gran desafío para el equipo vitícola. “Tuvimos que poner especial atención en la estrategia de riego y en el manejo de los viñedos para evitar daños por radiación y temperatura”, dice el informe. Luego, el otoño fue muy bueno, sin lluvias y temperaturas estables y moderadas. Todos aquellos viñedos bien establecidos, con raíces profundas y con un buen equilibrio entregaron calidades excelentes, sanidad perfecta y vinos equilibrados.

Región de Atacama, Valle del Huasco, Viñedos Nicolasa y Longomilla 

Este año se caracterizó por la anticipación de la cosecha respecto de un año normal, pero a medida que avanzó la vendimia se regularizó. Una gran cualidad de esta temporada será la concentración de nuestros vinos debido a la baja producción por planta y a la madurez pausada que tuvieron sus variedades en el norte.

En abril se dio por terminada la vendimia en la zona, finalizando con la cosecha del Syrah destinado a Tara, lo que ocurrió 10 días más tarde que el Merlot y casi 3 semanas después de nuestros Chardonnay Tara y Sauvignon Blanc Sumpai.

Ya terminadas las fermentaciones de todos los vinos, se aprecia una gran complejidad y muy buenas características organolépticas para Sauvignon Blanc Grey y Kalfu Sumpai, así como para los minerales y únicos vinos de la línea Tara.

Valle Casablanca, Viñedo Tapihue

A pesar de haber sido una temporada con un inicio anticipado (la cosecha de las uvas para espumantes partió a mediados de febrero) la vendimia se extendió hasta la primera semana de abril terminando con Sauvignon Blanc de la línea Reserva Alma de los Andes.

Una característica de esta vendimia es que la madurez avanzó a distinta velocidad, lo que provocó que se cosechara Sauvignon Blanc, Chardonnay y Pinot Noir simultáneamente. Todo esto concentrado en el mes de marzo.

A su vez, la cosecha 2019 tuvo una baja sustancial en la producción, con mermas de un 12% respecto a un año normal. Lo que viene acompañado de mejores concentraciones en las  uvas dando lugar a Sauvignon Blanc y Chardonnay en las  líneas Reserva mucho más concentrados, con perfiles aromáticos intensos y una muy buena acidez.

Los Pinot Noir Reserva se beneficiaron también, ganando más intensidad de color, producto de la buena concentración obtenida esta temporada, con bayas pequeñas y menor rendimiento por planta.

 

Valle de Leyda Viñedo Terrazas

En las  Terrazas de Leyda comenzó la vendimia la primera semana de marzo con las uvas de la línea Kalfu, Sauvignon Blanc Kuda y posteriormente con nuestro Chardonnay Molu y Kuda.

Se terminó de cosechar la última semana de marzo los Pinot Noir Kuda y Sumpai con una calidad extraordinaria, muy buen color y una excelente acidez, muy característicos de nuestro campo Las Terrazas. El Syrah Sumpai de Kalfu se cosechó los primeros días de mayo, obteniendo una calidad perfecta luego de una larga y estable madurez.

El informe Ventisquero destaca que la temporada fue muy variable en maduración, por lo que tuvieron que estar muy atentos a definir con el equipo enológico las fechas de cosecha. Los criterios de riego fueron clave para poder obtener la calidad esperada.

Valle Maipo costa, Viñedo Trinidad y Colchagua, Viñedo Roblería Apalta.

Con la vendimia ya terminada evidenciaron que los rendimientos cayeron cerca del 10% bajo lo esperado, debido a bayas más pequeñas y con vinos con mayor concentración. Fue una vendimia bastante tranquila en cuanto a condiciones climáticas, excepto los altos peaks de temperatura de enero y febrero que estresaron un poco los viñedos y pusieron a prueba el manejo del riego y de los follajes.

Todos los tintos de la línea Grey, tienen gran concentración y mucho equilibrado. En nuestro viñedo de Trinidad, en Maipo costa, donde tiene su origen Grey Cabernet y Carmenère, el manejo del riego fue clave, privilegiando los riegos muy largos para incentivar el crecimiento de raíces en profundidad. Para nuestros Queulat Syrah y Cabernet Sauvignon, cultivados principalmente en laderas, el manejo del follaje fue muy importante para proteger los racimos en los momentos de mayor radiación.

En Apalta, se obtuvieron rendimientos de acuerdo a nuestras estimaciones, excepto en los Carmenère destinados al vino Vértice, que bajó un 15% su producción. Por este motivo las uvas tuvieron una gran concentración y complejidad, lo que se confirma en el vino obtenido.

Nuestro Syrah Pangea, en tanto, muestra la consistencia habitual por la gran profundidad de las raíces, que le da una estabilidad en el tiempo. Su calidad se muestra equilibrada y estable en los distintos años, debido a que la cosecha se programa con una sintonía muy fina de acuerdo a resultados analíticos y a la degustación de nuestras uvas. La base de este equilibrio es el suelo de arcilla roja con granito fracturado, donde las plantas de 20 años de vida pueden profundizar sus raíces casi sin restricción.

Esta vendimia partió a buen ritmo, pero al poco andar se tornó más tranquila y con ello, la madurez se logró de manera pausada y constante.

 

Valle Maipo Alto

En el Maipo Alto, origen del Cabernet Sauvignon Enclave, la temporada fue similar al resto del valle. La presencia de los vientos cordilleranos siempre moderan el clima y junto a los suelos aluviales y las aguas ricas en calcio, entregan el sello de esta zona. La cosecha de las uvas para Enclave comenzó a fines de marzo y terminó a mediados de abril, en el mejor momento de madurez para cada cuartel.

Valle de Itata, Viñedos de Guarilihue

En Itata, las precipitaciones fueron normales y un sólo productor presentó una baja en el rendimiento de Cinsault para  la línea Queulat. Esto se tradujo en vinos mucho más concentrados que aportan complejidad a la mezcla. Los viñedos de Moscatel entregaron rendimientos dentro de lo esperado con su intensidad aromática habitual. En esta zona la vendimia estuvo tranquila, sin grandes variaciones climáticas.

Artículos relacionados:

Informe Vendimia WiP 2019 

Zona Norte

Zona Centro y Costa

Zona Sur 

Fuente: Viña Ventisquero

Deja un comentario

Un comentario

  1. […] INFORME VENDIMIA 2019 DE VIÑA VENTISQUERO […]