5 NUEVOS EMBALSES PARA RIEGO EN EL MAULE

Publicado el 06 noviembre 2019 Por Mariana Martínez @reinaentrecopas

Conversamos con Juan Andrés Muñoz, Consejero Regional de la Provincia de Cauquenes, quien hoy preside el Consejo Regional del Maule. Quisimos saber más sobre el plan que busca tener más agua de riego para poder plantar 500 mil hectáreas, mientas la escasez de agua potable es un hecho en la zona.

Fue durante la inauguración oficial de la nueva escultura en honor a la Vid del Secano en la Plaza de Cauquenes, cuando Juan Andrés Muñoz, consejero regional de la provincia de Cauquenes y hoy presidente del Consejo Regional del Maule, mencionó la aprobación de 5 nuevos embalses para la región del Maule. La medida se anunciaba irónicamente bajo una fuerte lluvia que amenazaba con aguar la fiesta. Sin embargo desvelada la escultura, apagada la lluvia. En ese minuto preciso abordamos a Muñoz para saber más sobre el tema que justamente el día antes Samuel Ortega había dejado sobre la mesa como prioridad en la Región del Maule. Y que no deja indiferente a quien vaya de visita a la zona, conocida por tener deficiencias de agua para el riego, y a la vez ver con sorpresa kilómetros y kilómetros de viñedos recién plantados por Viña Concha y Toro.

Antes de transcribir nuestra conversación aclara lo que aprendimos: las aguas de riego no tienen ningún tratamiento, ni requieren canalización especial; en cambio el agua potable sí. Aquí pueden leer todos los detalles necesarios para que el agua pueda ser consumida sin ser un riesgo para la salud del hombre.

Muñoz confirmó a WiP.cl que efectivamente fueron aprobados 5 embalses en la región; Rauco, La Jaula, Ancoa, Longaví y Coronel del Maule; también nuevas obras en los canales de Riego en Loncomilla y un nuevo estudio para las obras de canalización en Empedrado.

Son convenios grandes, explicó, que se aprobaron y vamos a firmar con el Ministerio de Obras Publicas. El Gobierno va a aportar con los diseños, de los cuales ya hay varios avanzados; más los recursos para los estudios de impacto ambiental o RSA (responsabilidad social empresarial); y el MOP (Ministerio de Obras Públicas) se haría cargo de la construcción. Ahora se está evaluando la mejor forma de hacerlo, pues cuestan desde $20 mil millones hacia arriba; algunos mucho más que eso. Pero justamente, agregó, son necesarios porque vamos a aumentar en más de 500 mil hectáreas de riego. Lo que implica duplicar la capacidad que tenemos hoy en día. Hoy día entran en la etapa de factibilidad algunos y en diseño otros.

Por supuesto, no pudimos dejar de comentar a Muñoz, la revelación que hiciera ayer Samuel Ortega, y es que cuando un productor descubre que puede ser más eficiente con el agua, en vez de ahorrarla, planta más.

Claro, debería ser al revés, respondió Muñoz. Deberíamos cuidar más lo que tenemos. No sobre explotar lo poco que  hay. Hemos contribuido con la CNR mucho para la captación de aguas subterráneas, para tranques intraprediales, con el SAG para profundización de napas freáticas, para mejoramiento de suelos y a través de INDAP con los diferentes programas que tienen. Estamos trabajando un proyecto muy bonito también con la CNR para monitoreo general de los caudales de la región, con una empresa australiana. Porque hoy en día no sabemos cuánta agua tenemos. Y ese es uno de los grandes problemas. No sabemos cómo están los causales, no sabemos medir bien, no sabemos repartir bien el agua. Probablemente con lo que tenemos podríamos hacer mucho más si se repartiera de mejor forma… El Gobierno está en eso, en tener una forma de medición regional primero, porque no sacamos nada si no sabemos dónde invertir. Eso está ya muy avanzado, de hecho hubo una misión que estuvo en Australia recogiendo la experiencia porque ellos vivieron la mega sequía de 10 y 15 años, lo han hecho súper bien, y están exportando su tecnología. La Asociación de Canalistas del Maule tienen un proyecto con ellos, y en toda la cuenca del Elqui, para medir y controlar entregas a los regantes. Es lo mismo que queremos hacer acá nosotros.

“En nuestra provincia estamos con cerca de un 70% de la población con agua potable, el 30% restante no tiene.”

La gente del Maule se queja de que hay agua para el riego de grandes extensiones de viñedos de grandes empresas, pero ni siquiera tienen agua potable, y que se les están secando los pozos. ¿Que se está haciendo en este tema? Me imagino es prioritario, y que debe haber un equilibrio entre ambos: agua de riego y agua potable.

Son cosas distintas, el agua para los embalses la tenemos, viene 80% del agua de los ríos que hoy se van al mar. Es un asunto de poder retenerlas y repartirlas de la mejor forma. Para el agua potable también tenemos, pero es cierto, existen más de 40 mil personas en la región que no tienen agua potable. Es una cifra tremenda. En nuestra provincia estamos con cerca de un 70% de la población con agua potable, el 30% restante no tiene. Estamos como en los países de África, a ese nivel, y también firmamos un convenio con la dirección de Obras Hidráulicas para construir 40 nuevos sistemas de agua potable rural, y en el mejoramiento de otra cantidad similar, por más de $20 mil millones, que está en pleno proceso. Esto es en paralelo. Es decir, tenemos los derechos, y no es mucho lo que se requiere para un villorrio de 1.000 personas, 50 litros por segundo es más que suficiente. Y por lo tanto no es comparable el nivel de agua que se necesita para el consumo humano y lo que necesita una viña u otro cultivo.

“No es comparable el nivel de agua que se necesita para el consumo humano y lo que necesita una viña u otro cultivo”.

Podemos hablar de los Derechos de Agua. En que se está trabajando, para que no sea derecho de unos pocos.

Claro, es de las demandas que todo el país y en general se han pedido. Se trata de cambiar el Código de Aguas, pero hoy tenemos que trabajar con lo que existe. Afortunadamente para los APR (Servicios de Agua Potable Rurales) no hay problema, deberíamos tenerlos todos. Lo que no están son los fondos, los sistemas para volver el agua potable. Pero el Estado está comprando derechos de agua a privados, porque no tiene los derechos. Hablamos de derechos que los privados obtuvieron prácticamente gratis años atrás y que hoy el Estado los está volviendo a comprar. O sea, el Estado se los regaló y de vuelta se los tiene que comprar; lo que no tiene ningún sentido. Ese Código de Aguas tiene que cambiar, lo que se hace en el  Parlamento a nivel país. Y estamos de acuerdo con que se haga, pero mientras tanto debemos avanzar con lo que hay.

“El Estado se los regaló (derechos de agua) y de vuelta se los tiene que comprar; lo que no tiene ningún sentido. Ese Código de Aguas tiene que cambiar, lo que se hace en el Parlamento a nivel país. Y estamos de acuerdo con que se haga, pero mientras tanto debemos avanzar con lo que hay”.

La gran preocupación que creo que tenemos hoy, después de estas semanas de saqueos a la propiedad privada y pública, es que los recursos destinados a este relevante tema se desvíen…

Desde el punto de vista nuestro puedo decir que lo que ya está comprometido es Ley, es vinculante y tiene que seguir ejecutándose. Por supuesto que las prioridades van a cambiar; cosas que antes se hacían ya no tendrán mucho sentido hacerlas. Pero desde el punto de vista de agua potable y para la agricultura, la región vive de eso, y hay más de 40 mil personas que viven sin agua potable, se les lleva el agua en un camión cisterna (aljibe), o tienen norias, esta es una situación impensada en estos tiempos, pero es una realidad.

Ayudará a que se visualice el problema…

No se ha hecho mucho énfasis en esto ahora particularmente, pero se sabe… Hoy se está pidiendo mejorar cosas que ya funcionaban, pero ellos aquí no tienen nada. Y como nosotros estamos aquí, lo veníamos trabajando desde antes. Por lo tanto estamos en pleno trabajo. Y ojalá que esto ayude para que tengamos más recursos y podamos seguir avanzando más rápido. Asimismo, dentro de los apoyos de Fomento Productivo que tenemos hemos podido colaborar a través de Sercotec en otras cosas, como en el financiamiento de misiones comerciales de pequeños productores de vino a Asia, que son los mercados que están demandando mucho vino chileno. A fines de noviembre hay una misión en la cual irán nueve viñas de la región del Maule a Tokio para actividades comerciales; y dos de ellas están presentes ahora en la Fiesta del País. Ojalá que este evento salga bien y puedan vender lo más posible, porque significa desarrollo para la región.

 

Si esta nota de WiP.cl u otras de nuestra autoría te han sido de utilidad e interés, te invitamos a apoyar este proyecto de prensa de vinos independiente, el primero y único de Sudamérica auspiciado por sus lectores, no por bodegas. Porque para seguir siendo independientes y seguir hablando de vinos como sólo nosotros podemos hacerlo, necesitamos de tu apoyo. Puedes aportar con lo que puedas, desde $1.000o suscribirte y recibir la tarjeta de #SuscriptorWiP con la cual tendrás acceso a descuentos en catas y eventos relacionados con el vino por 12 meses, por apenas $19.900 al año (no por mes).Renuevas tu suscripción anual solo por $16.500.

Tenemos seis ojos detrás de cada nota, de todas maneras si encuentras algún error de información o redacción por favor hacérnoslo saber a [email protected] cl (el correo no está escrito como debe ser -.cl-  para evitar motores de búsqueda y spam).

 

 

 

 

Deja un comentario