Publicación: 12 febrero 2020

EL CONSUMIDOR SABE MENOS PERO LE INTERESA MÁS

Wine Intelligence publicó el informe “Tendencias mundiales del vino”, donde destaca que a pesar de haber bajado el nivel de conocimiento “técnico” que los consumidores tienen sobre el vino a nivel global, el interés que despierta el producto en ellos es mayor.

En este apartado del informe, resumido por SeVi, el estudio consideró a los consumidores de importantes mercados para el vino, como EE.UU., Australia, China y Japón. Entre estos mercados, Australia y el Japón habrían registrado el mayor crecimiento de la implicación del consumidor en la categoría de vinos en los últimos cinco años (2019 vs. 2015).

Según el informe, en Japón, el porcentaje de consumidores de vino que están muy involucrados con la categoría ha aumentado del 36% en 2015 al 41% en 2019, mientras que en Australia los porcentajes han pasado del 30% al 36% de todos los adultos que beben vino mensualmente. Menores incrementos se han registrado en Reino Unido (del 29% al 33%).

Esta tendencia estaría viendo reflejada en retrocesos sobre conocimientos relativos al vino, relacionados con países elaboradores, regiones productoras, marcas de vino, variedades, aspectos técnicos… Una de las principales razones que el estudio de Wine Intelligence señala es que, como en otros aspectos del día a día, los consumidores, muy probablemente, tienen una menor necesidad de retener información sobre el vino, a causa de una mayor accesibilidad de la información inmediata y a mano a través de los dispositivos inteligentes.

Es decir, saben menos porque necesitan saber menos, porque pueden consultar lo que sea, cuándo sea y dónde sea.

Así, los consumidores de China y los Estados Unidos han experimentado un fuerte descenso en su conocimiento de vino entre 2015 y 2019. El índice de conocimiento de los consumidores chinos cayó 6 puntos, del 34,7 a 28,6, y los consumidores estadounidenses experimentaron un retroceso del 34,2 al 28,8. El índice de conocimiento del vino de Wine Intelligence se calcula en base al conocimiento que tienen los consumidores de los países, regiones, variedades y marcas productoras de vino, y se representa en una escala de cero a 100, en la que una puntuación más alta representa más conocimiento.

El estudio revela que no existen diferencias significativas en el conocimiento sobre vinos según sexos, aunque sí que es relevante la variación que se da en cuanto a la implicación de hombres y mujeres con el vino, siendo superior en los hombres.

Contrariamente a lo que podría pensarse, los consumidores de vinos más caros no son mucho más conocedores del vino que el resto de consumidores, aunque sí demuestran una mayor confianza en sus propios conocimientos que los demás.

En su informe Wine Intelligence señala que “parece ser que ya no tenemos que cargar con muchos conocimientos en nuestras cabezas, podemos ser más aventureros sin tanta investigación previa. Esto supondrá un reto para los productores de vino y las zonas de producción más antiguas, que tendrán que luchar más duro para mantener su dominio histórico de la categoría”.

La imagen que ilustra el encabezado de la nota es parte de una escena de la Mejor Película de los Oscar 2020, “Parásito”. En ella vemos a la dueña de casa haciendo las compras de vinos para una fiesta de cumpleaños. La caja de madera donde pone las botellas es de Morandé, viña Chile, en el llamado Nuevo Mundo ya presente en 45 mercados diferentes. Casualidad o no, la escena es contenido para su promoción en redes sociales.

Fuente: www.sevi.net y La Semana Vitivinícola

Deja un comentario