CABILDO DEL VINO Y GASTRONOMÍA

Publicado el 13 noviembre 2019 Por Mariana Martínez @reinaentrecopas

Este lunes se realizó en La Vinocracia el primer Cabildo del Vino, con el fin, entre otros, de llevar a las mesas de los chilenos vinos de pequeños y medianos productores.

Sergio Avendaño, dueño de Viña Trabún, de seguro jamás imaginó que su segunda marca de vinos “Cabildo Abierto”, sería una realidad en el Chile del siglo XXI. Según contó a WiP.cl, Hugo  Córdova, dueño del bar de vinos La Vinocracia, en medio de la contingencia nacional que busca un cambio de la Constitución, este lunes a las 20 horas se llevó a cabo en Santiago el primer Cabildo para discutir temas de vino.

La idea, explicó Córdova, es generar una mesa amplia de conversación y debate para levantar la industria del vino en Chile, y entre todo ello, definir el cómo lograr que de las ocho o nueve botellas de las 10 que se venden actualmente en restaurantes y supermercados, no sean exclusivamente de las grandes viñas, como son San Pedro, Santa Rita o Concha y Toro.

Los Cabildos del Vino, buscan en sus próximas instancias, cada lunes a las 20 horas en La Vinocracia (en las cercanías de Plaza Ñuñoa), sumar enólogos y vitivinicultores para hablar de problemas actuales, tales como son el cambio climático o la escasez de agua, para luego en comisiones de trabajo delinear las acciones a seguir.

El primero de una serie de Cabildos del Vino, llevado a cabo este lunes, tuvo una alta convocatoria, formada por un grupo de entre 40 y 50 personas.

El objetivo fue tratar de romper los estereotipos de distribución y comercialización del vino, y proponer ideas para que la nueva Constitución trate de resguardar la producción de vinos de pequeños productores así como posicionar el vino como un alimento y patrimonio cultural de Chile.

Se trabajó en 3 áreas, una enfocada en la zona o el terruño, compuesto por enólogos y estudiantes de enología, otra en la historia para tener un relato y otra en la comercialización.

El próximo lunes asistirán  especialistas que puedan hablar sobre ciertas problemáticas del alcohol, para cubrir temas más complejos, como por ejemplo la Ley Emilia, que criminaliza el consumo de alcohol.

Cabildos en busca de ideas y soluciones a problemáticas afines al vino, como son la alimentación y la gastronomía, también se han llevado a cabo en diferentes regiones del país, durante las últimas semanas. Los objetivos de los cabildos con la Alimentación como centro se han enfocado en idear políticas que permitan a la población tener una alimentación más sana sin precios altos, mientras los cabildos organizados por empresarios gastronómicos buscan medidas para bajar cargas impositivas a empresas afectadas por la baja afluencia de clientes que han dejado de salir a comer y divertirse debido a la inseguridad reinante a lo largo de las ciudades del país.

Parte de las medidas solicitadas al Gobierno por Achiga (Asociación que reúne a empresarios chilenos de la gastronomía) en esta misma línea son las siguientes:

– Postergar el IVA en los próximos meses mientras sube la demanda, con opción de pago en cuotas en los siguientes 6 meses.

– Que las empresas (estén o no en el catastro de Corfo) que han sido afectadas por daños materiales, puedan iniciar su habilitación sin demora de trámites municipales y de salud. Hay empresas grandes de cadenas con locales siniestrados que no están en el catastro.

– Que los pagos vinculados a leyes sociales se puedan postergar, con el acuerdo de que no afecte las coberturas ni beneficios de los trabajadores.

– Con la banca establecer un acuerdo para postergación de cuotas, solicitudes de créditos con aval del estado y aumentos de líneas de crédito para empresas afectadas por baja demanda.

– Acuerdo con los municipios para postergar o suspender pago de patentes comerciales y de uso de terrazas.

– Para los que tienen convenio con tesorería, postergar pagos, sin recargo ni multas.

– Evaluar comisiones de pagos con tarjeta de crédito y redcompra en locales.

– Devolución de PPM ya pagados este año.

– Permitir postergar pago de contribuciones en los próximos meses sin multa.

– Apoyar, como medida de corto plazo, a los distintos barrios gastronómicos del país con recursos para desarrollar actividades que permitan movilizar demanda; puede ser un programa en convenio con municipios y asociaciones locales.

– En un mediano plazo apoyar en cada barrio gastronómico con un programa de barrio comercial, de Sercotec, que permita acelerar la gestión y movilizar demanda.

Deja un comentario