VINO & CINE “#CHEF”

Publicado el 08 junio 2017 Por Maximiliano Mills www.maxmills.com

Maximiliano  Mills, nuestro cronista de película, nos presenta Chefs, un relato del celuloide que nos deja dos moralejas claves en la vida en pleno  furor  de RRSS.

En este sofisticado y culinario mundo del Siglo XXI, “Chef” es una de las poquísimas películas que se ha internado en la desconocida dimensión que existe allá atrás, “en la cocina”, sin caer en melodramas o caricaturas pero retratando a un creador de recetas compenetrado de alma y hasta la médula.

Esta es una entretenida película híbrida norteamericana; no totalmente comedia ni tampoco un drama en esencia, la que fue dirigida, producida y escrita por Jon Favreau, teniendo una reunión de actores destacados en Hollywood como Dustin Hoffman, Scarlet Johansson, Sofía Vergara, Oliver Platt, Robert Downey Jr., John Leguizamo  y al mismo director Jon Favreau como el chef Carl Casper.

Favreau después de una carrera dirigiendo películas con presupuestos megalómanos, decidió regresar a cintas más íntimas e independientes como “Chef”, donde la primera mitad de la película te traspasa la claustrofobia que puede implicar desenvolverse en dos recintos tan cerrados como lo son una cocina y un restorán en Los Ángeles, California. De aquí la historia se transforma a una entretenida película-de-carretera, filmando en lugares tan diversos como Miami en Florida, Austin en Texas y Nueva Orleans en Louisiana.

peliculachef_2

Tuvo un presupuesto de $11 millones de dólares y recaudo $46 millones. Excelente resultado para la riesgosa industria de hacer películas y con una temática alejada de los superhéroes escapistas de Marvel (que Favreau conoce hasta el cansancio después de haber filmado la trilogía de “Iron Man” 1, 2 y 3).

El guión desarrolla la historia de un chef profesional en uno de los mejores restoranes de Los Ángeles, quién transita por la vida entre la presión del dueño del restorán “Gauloise” (Dustin Hoffman) y el más prestigioso – e incógnito – crítico gastronómico en alza (Oliver Platt), gracias a su Blog que leen cientos de miles de amantes de la gastronomía de alta cocina. Su existencia es manejable hasta que su jefe le coarta la creatividad para complacer a la clientela y el crítico lo califica con un comentario peyorativo. El tercer factor de la tormenta que se va a desencadenar es cuando Casper, de manera casual e inocente, una noche que esta con su hijo decide abrir una cuenta en Twitter, sin tener idea de sus ramificaciones públicas: contraataca al crítico del Blog culinario ¡sin saber que este comentario es público! La guerra estalla… Internet se llena de porristas de uno y otro bando… y Casper, como cantaba Doménico Modugno se manda “un puntapié a la ciudad”.

Desempleado y sin un norte claro, Casper regresa a su lugar de nacimiento en Miami, reacondicionando un camión de correo en un flamante camión de comida cubana itinerante. Se le une su hijo Percy, que está ahí de vacaciones con su ex-esposa (Sofía Vergara) y Martin (John Leguizamo), su anterior sous-chef del restorán “Gauloise”, lo sorprende con su aparición y la noticia de que quiere ser su escudero en esta nueva cocina con ruedas. Aquí pasamos del encierro en un restorán a volar, rodar y soñar entre los azulados cielos abiertos, cálidos y optimistas de Florida, Texas y Louisiana. Viajan disfrutando la ruta sin un derrotero establecido (solo hay que regresar a California a tiempo para que Percy entre al colegio) y sorprendiéndose en cada parada con las maravillas que consigue su hijo preadolescente: un genio manejando las redes sociales y popularizando con inmediatez las recetas de los sabrosos emparedados cubanos que prepara su padre.

Bajo una aparente conocida capa de personajes en una sociedad con medios para disfrutar la vida en un país del primer mundo, “Chef” es una película que inyecta lealtad, amistad y redención (¿No se trata de esto la vida?). Y que sin caer en el discurso Millennial de “si la vida te arroja limones prepara un jugo”, muestra como la pasión y la convicción si se pueden combinar en la vida con resultados espléndidos. Y para los cinéfilos puristas que aún puedan mirar bajo el hombro este Bocado de Cardenal cinematográfico, hay dos moralejas claves en la vida para tener en consideración: la primera, como decía Margaret Thatcher, “mantén cerca a tus enemigos porque mañana se podrían transformar en tus amigos” y la más importante… ¡cuidado con la privacidad de lo que escribes en Internet!

Maximiliano Mills es uno de los fundadores de las revistas Surfeando y Nauta. Ha desarrollado su carrera como cronista de viajes/fotógrafo y explorador de personalidades. Ha sido asistente de producción en las películas Natural Born Skiers, Searching for Tom Curren, Rapa-Nui, Blue Horizon y Step Into Liquid y ya está trabajando en la filmación de su cortometraje. Espera llevar al cine alguno de sus cuentos cortos. Desde 2012 escribe la columna “Cine Paralelo” en la revista Tell. Ha publicado 5 libros, incluyendo Arqueolocine, los que pueden bajar desde www.maxmills.com

 

 

 

Deja un comentario

Un comentario

  1. […] semana además Max Mills, nuestro cronista de película, nos tentó para ver #Chef, la versión americana y llena de estrellas de Hollywood, ademas de food trucks y lo instantáneo […]