PREMIUM TASTING Chile #2

Publicado el 05 junio 2017 Por Mariana Martínez @mymentrecopas

Estuvimos en la degustación que reúne 35 grandes vinos de Chile, elegimos  para nuestros #suscriptoresWiP  los mejores relación calidad y los favoritos de  cada vuelo.

El viernes pasado, dos de junio,  se realizó en Santiago la segunda versión del Premium Tasting versión Chile, organizada por el argentino Nicolás Alemán.  Una vez más el gran salón del Hotel Grand  Hyatt Santiago estaba casi lleno, aunque a no a reventar como se podría esperar de un evento  único como éste.  Nos preguntamos qué otra oportunidad hay catar  35 grandes vinos de Chile sentados cómodamente, presentados además por sus propios enólogos, y servidos a  la temperatura perfecta. Todo, bajo la conducción de tres personajes reconocidos de la industria del vino y la gastronomía, como Héctor Vergara, Patricio Tapia y Daniel Greve.

 

img_2911

La cata a ciegas, divida en vueltos temáticos, comenzó casi a las 8 pm  y terminó casi a las 12 de la noche; sin apuros, para poder conversar cada vino. ¿Agotador? Sí. ¿Entretenido? mucho, especialmente para quienes buscan entender el  por qué  detrás de cada etiqueta. ¿Mucha información? de todas maneras, sobre todo para quienes no están interesados con los  tipos de suelos de dónde provienen de cada viñedo.

Para estar en Premium Tasting las viñas son invitadas, y para ello deben haber recibido altos puntajes de los críticos de vinos internacionales  que se dedican a eso, a hacer rankings. Qué vino mandar ya es decisión de cada viña, según lo entiendo.  Por eso se explica cómo puede que haya vinos que ni siquiera hemos visto salir al mercado,  y se agradece. Porque la gracia de esta cata a ciegas,  es no saber qué estás probando para evaluar un vino realmente bajo el prisma de la  objetividad, pero además el factor sorpresa.  Aquí comparto mis favoritos de cada vuelo, y que reflejan en qué están los grandes vinos chilenos. Más abajo, los mejores precio calidad del variopinto conjunto.

img_2919

Serie 1. Cinco vinos en base acepas mediterráneas. Garnachas, Mourvedre o Mataró, un inicio perfecto gracias al primer vino de la  serie, la Garnacha 2015 de Viñedos Alcohuaz ($24.900) en lo más alto del Elqui, presentada por su enólogo, y socios del proyecto, Marcelo Retamal. El vino, sin duda, más delicado y fresco de toda la noche, lleno de fruta rojas, para beber  -como dijeron- por jarras, aunque el  precio no lo permita.  Los siguientes vinos, todos de cortes muy parecidos, todos vinos  llenos de fruta negra, y con de cierta tensión, fueron mezclas de al menos tres cepas:  Garaje Wine Field Blend 2014 ($17.500, Carignan, Garnacha y Mataró,  cosechados juntos de viñedos injertados de Reserva de Caliboro);  Koyle Cerro Basalto 2014 ($26.900, Monastrell, Garnacha y Syrah, de viñedos en  Colchagua Andes);  Undurraga TH Rarities  2013 ($14.500, Garnahca, Carignan y Monastrell 2013, de Cauquenes) y Morandé Edición Limitada Black Mediterráneo del Maule 2013, un vino de enólogo no de terroir ($14.900, con Syrah cofermentado con Marsanne y Garnacha cofermentada con Roussanne, además de Carignan), que entendió por qué. Los dos últimos imagino que del mismo campo Santa Helena, de la familia Morandé; el segundo de ellos suavizado y refrescado  con el sabio aporte de las cepas blancas.

Serie 2. Unidos por la Malbec. Tres caras muy distintas de una misma cepa. El más elegante de todos, y listo para beber hoy, con gran potencial a futuro, fue Caliterra Tributo Pétreo 2015 ($15.000), presentado por su enólogo Rodrigo Zamorano, como un vino del nuevo Colchagua,  con menos fuerza de taninos y más frescura, de elegante austeridad. Muchos más complejos y grandes en su estructura y aporte de madera, fueron las mezclas De Martino Single Vineyad Las Cruces 2014 ($17.200, mucho más equilibrado y elegante que sus primeras versiones, mezcla en viñedo de Malbec y Carmenère) y Odfjell Aliara 2012 ($32.000, mezcla con notas animales en su justa medida, y gran cuerpo, de Malbec, Carignan, Syrah y Cabernet Sauvignon, del Maule).

Serie 3. 3 Carmenère en mal lugar. Justamente me tocó comentarlos, lo que me alegró porque me encanta la cepa y creo que da vinos muy amables, que a todos gustan beber. El problema fue que detrás de todos los vinos anteriores, nerviosos y de tanino firmes, los Carmenère me parecieron demasiado dulces y demasiado  herbales, sobre todo del primero  (Terrunyo 2014 de Colcha y Toro, valle de Peumo, $21.900) seguido de Emiliana Signos 2014 ($13.900) y Micro Terroir Los Lingues de  Casa Silva 2011 ($47.900), ambos de Colchagua. Una cachetada a mis propios principios, espero que haya sido cosa de su orden poco acertado.

Serie 4. Los blancos, bien ligaditos. A muchos de los presentes,dijeron, les faltó una serie de Chardonnay o de Sauvignon Blanc, pero de lo poco bueno, e interesante diría yo. Mi favorito fue la mezcla nueva de Laberinto Wines, Vistalago con Riesling, Chardonnay y Torontel ($10.500) de Maule Andes, de indescifrable nariz y divina acidez y fuerza en boca. Fantásticos a su vez Tara Chardonnay de Huasco ($34.900), de cremosa boca y gran carácter a tiza,  y el agridulce Rosado Pinotel,  un colado al final de la serie de Bodegas Re ($11.000).  Muy rico Sauvignon blanc el Garuma de Leyda 2016 ($7.900), aunque  muy empalagoso comparado entre los demás. Luego,  y no podía haber sido mejor descrito por un enólogo argentino, presente en el público,  el País Salvaje Blanco de Bouchon ($9.000), un filoso blanco, genial como vino base de mezcla por su rabiosa acidez.

Serie 5. Un par de muy distintos Pinot. Mi favorito San Julían 2015 de Maycas de Limarí ($17.000), presentado por Marcelo Papa,  delicado y jugoso, austero, ante el  mucho más goloso y corpulento Ocio de Cono Sur ($54.000).

Serie 6. 3 mezclas, que parecían no haber entraban en ningún  otra  serie, con pocas cosas en común entre sí. Mi favorito Casa Bauzá 2014 ($25.900), un tinto liviano y cremoso a la vez en su paso por la boca, en base a viñedos del Maipo Norte, en Til-Til, lo presentó Natalia Poblete, su enóloga, mezcla de Carmenère, Syrah y Cabernet Sauvignon.  Le siguió Q Clay 2013 de Bisquertt ($19.900), el cual se mostró de muy rica fruta, aun con mucho para guardar. El cierre estuvo en manos de Clos Apalta 2013 ($120.000), mezcla de Carmenère, Merlot, Cabernet y Petit Verdot, llena de fruta pero también con tanta madera que empalagó antes de poder encantar.

Serie 7.Una gran ronda de Syrah. Lo hemos dicho hasta el cansancio, no serán comerciales, pero los Syrah la llevan en Chile. Son por lo general una delicia. Y este vuelo con cinco de ellos no fue excepción. Mi  gran favorito fue Secano Syrah 2014 de viña Polkura ($24.000) con mucho de todo en su justo equilibrio, seguido del  floral Syrah Cordillera de Miguel Torres ($11.000). Ambos entre los contrastes del más fresco  Antú Syrah de Leyda, y los muy cálidos Maipo Limited Edition Syrah 2012 ($18.500) y Ventisquero Pangea 2012 ($39.900).

Serie 8. Antesala del Maipo a sus grandes  tintos, con 3 Cabernet  Sauvignon. Curiosamente, mi favorito fue el Lapostolle Cuvée Alexandre 2013 ($17.900), lleno de fruta negra, dócil y profundo a la vez.  Más grandes e impresionantes Tres Palacios Cholqui 2014 ($20.000) con un 25 de Merlot y el recién presentado Cabo de Hornos 2014 de San Pedro. Sin mayor brillo en la cata, puede ser que por su  último lugar  el Tabalí Talud 2014 ($12.900) del Maipo.

Serie 9. Los grandes del Maipo. Alguien de Concha y Toro se quejaba que los críticos se habían olvidado del Maipo  ante los nuevos  valles en aparecer, pero qué va. Aquí había cuatro grandes del Maipo para justamente cerrar con broche de oro. Memorias de El Principal 2013 ($22.900) sacó aplausos, mezcla única, llena de fruta negra,  en base a Petit Verdot, Cabernet Franc y Syrah, Carmenère  y Cabernet Sauvignon. Sin embargo el más grande de la noche fue Almaviva 2013 ($130.000), presentado por Michel Friou, 2/3 de Cabernet Sauvignon más Carmenère, Cabernet Franc, Merlot y Petit  Verdot. Un vino largo en su paso por la boca, sin perder su gran equilibrio, de taninos muy finos y a la vez potentes. Difícil la competencia para el Pérez Cruz Pircas de Liguay ($25.900), aunque quedó muy bien parado con sus notas marcadas a bosque precordillerano y eucaliptos, al igual que el Casa Real de Santa Rita 2013 ($79.900),  siempre imponente. El cierre dulce, ya insuperable, fue con el Cosecha Tardía de Torontel de viña Reserva de Calibro ($18.000),  presentado por el mismo Conde Francesco Marone Cinzano, acompañado de su hijo.

img_2925

Ve aquí el Video de lo que fue la degustación Premium Tasting Chile #2.

LOS MEJORES RELACIÓN PRECIO CALIDAD DE PREMIUM TASTING CHILE  #2

Leuda Garuma  Sauvignon Blanc 2016, Leyda ($7.900)

Laberinto Vistalago  Riesling, Chardonnay y Torontel, Maule ($10.500)

Miguel Torres Cordillera Syrah,  Limarí ($11.000)

Bodegas Re Pinotel ($11.000) Casablanca-Maule

Morandé Edición Limitada Black Mediterráneo del Maule 2013, Maule ($14.900)

Undurraga TH Rarities  Garnahca, Carignan y Monastrell 2013, Maule ($14.500)

Caliterra Malbec Tributo Pétreo 2015, Colchagua  ($15.000)   

Maycas de Limarí Pinot Noir San Julían 2015, Limarí ($17.000)

De Martino Single Vineyard Las Cruces Malbec -Carmenère  2014 ($17.200), Maule

Garaje Wine Field Blend 2014, Maule ($17.500)

Lapostolle Cuvée Alexandre Cabernet  Sauvignon 2013, Colchagua ($17.900)

Bisquertt Q Clay 2013, Colchagua ($19.900)

 Tres Palacios Cholqui 2014, Maipo ($20.000)

El Principal Memorias de  2013, Maipo  ($22.900)  

Polkura  Secano Syrah 2014, Colchagua ($24.000)

Casa Bauzá 2014, Maipo ($25.900)

 

Ve aquí el Video de la degustación Premium Tasting Chile #2

Deja un comentario

6 comentarios

  1. Jorge Muñoz dijo:

    Una buena selección de vinos, pero me llama la atención la ausencia de todas las viñas de Eduardo Chadwick (Errazuriz, Seña, Arboleda y Viñedo Chadwick), que tienen meritos de sobra para estar en el evento.
    Para una próxima vez, a la que espero asistir, ojala le den más protagonismo a los Blancos y Pinot Noir.
    Muy buena la nota.

    • Mariana Martinez dijo:

      Jorge estaba la viña Caliterra con su Malbec, también del grupo Errázuriz, parecer ser más una decisión del enólogo de todos los demás vinos, pues entiendo no estaría y no estuvo.

  2. […] semana de junio 2017 si hablamos de vinos y gastronomía. El lunes les presentamos lo que fue Premium Tasting Santiago 2017, la cata de 35 grandes vinos chilenos, organizada para más de 200 personas en Hotel Grand Hyatt. […]