PREMIUM TASTING. 3era Parte: UN POCO DE TODO

Publicado el 20 junio 2019 Por Mariana Martínez @reinaentrecopas

En la 2da parte de Premium Tasting #Chile, entre 20 vinos más, hubo de todo. Una selección ecléctica para hablar de diversidad y de ese nuevo Chile creado a partir de lo viejo.

20 vinos chilenos ya recorridos (alcánzalos acá), y 20 más aún por recorrer. Así llegamos a los vuelos 5, 6, 7 y 8. El 5to con otro popurrí de blancos; el 6to, 7mo y 8vo con un popurrí de tintos. Aquí sólo los más destacados, por diferentes, atrevidos, ricos o incomprendidos. Me quedo con la frase favorita de un jefe que tuve alguna vez: “menos es más”.

  • Tara Wines (Viña Ventisquero) Chardonnay 2016, Huasco / $43.000 (enólogos Alejandro Galaz y Felipe Tosso). Sin duda el blanco más escandaloso de la noche, con más carácter, pero como bien dijo alguien: hoy muy, muy bien armado. Turbio, salino, ahumado, con notas a melón; de buen volumen en boca, rabioso en su acidez y con muy sabroso final. De otro planeta llamado Huasco Costa, y que está en el Norte de Chile.

 

  • Ventolera Private Cuvée Chardonnay 2013, San Antonio / $65.000 (enólogo Stefano Gandolini). Tal vez es mi Chardonnay favorito de San Antonio, pero se me olvida. Lo es por todos sus excesos, a pesar de que lleva 6 años a cuestas. Sí, cada año que pasa está mejor. Su color ya es amarillo cobrizo, lo que nos dice que tuvo su guarda en un montón de madera. Eso también nos lo dicen sus notas a mandarina confitada. En boca nos recuerda una jalea de naranja, es agrio, ácido y dulce, y aunque no pueda parecerlo es sápido a la vez. Una locura de Gandolini a un precio justo.

 

  • Emiliana Salvaje Syrah-Roussanne 2017, Casablanca / $10.900 (enólogo Noelia Orts, presentado por Emilio Contreras). Destacado entre una serie de Syrah que si bien nos dejó gusto a poco, tampoco sacó aplausos. Este Salvaje, que no lo es tanto, destacó justamente por su estilo diferente, liviano, fresco, nacido de una cepa tinta (Syrah) y otra blanca (la Roussanne); y, por filosofía, sin adiciones de sulfuroso. En nariz  es muy ahumado y con notas a pimienta verde; en boca, de cuerpo medio a ligero, con un muy fresco final. Un extraño ser sí, entre los otros tintos de su propia casa.

  • Carmen DO Matorral Chileno 2018, Maule / $14.900 (enóloga Emily Faulconer). Tal vez este fue el vino tinto más llamativo de la segunda tanta, por lo diferente, una vez más. De boca ligera, llena de fruta negra y roja, pero muy nerviosa. Explicaría su enóloga, es un tinto que nació en un viejo viñedo de País de Melozal (en Maule) injertado con Garnacha, Cariñena y Mataró. Un vino muy actual, nacido de las raíces más antiguas  del vino chileno.

  • San Pedro Cabo de Hornos 2017, Cachapoal /$55.000 (enólogo Gabriel Mustakis). Recuerdo que 2014 con su nueva etiqueta (la misma que luce 2017) es un gran vino, el mejor de la zaga, pero auxilio, me perdí dos cosechas hasta llegar a 2017. Debo decir, que cuando apareció, en el vuelo 8 no lo disfruté, me hubiera gustado verlo primero en la serie de los Cabernet, donde claramente no entró, vaya a saber usted por qué.

 

  • Cousiño Macul Jardín de Macul 2015, Maipo / $70.000 (enólogo Rosario Palma). Otro incomprendido por mi, aunque tuvo sus admiradores. Recuerdo haberlo probado junto a Verónica Cousiño, y aunque me gustó más su hermano el delicado Merlot, después de Cabo de Hornos no creo que haya sido su mejor lugar en el  mundo. Para seguirle la pista por supuesto.

 

  • De Martino Las Cruces Old Vines 2016, Cachapoal / $29.900  (enólogo Marcelo Retamal, presenta Jaime de la Cerda). Un vinazo, lleno de frutas negras, de gran estructura y mucho nervio, al que le tocó el cierre por ser eso, un gran vino. ¿Se lució? No lo creo. Para un gran final, pienso de nuevo, tal vez menos pueda ser más. ¿Alguien dijo blancos? En Borgoña es una buena solución.

Pensando en regalos para papá ya les habíamos contado de dos vinos tintos Padres, que también pertenecían al 8vo vuelo, el vuelo más ecléctico de todos. Para cerrar este Especial les dejamos la imagen con todos los vuelos de la segunda parte de Premium Tasting Chile 2019, separados -recuerden- en vuelos de 5 vinos.

 

Artículos relacionados: 

PREMIUM TASTING CHILE. 1ERA Parte: ¿PINOT NOIR Y CARMENÈRE?

PREMIUM TASTING CHILE. 2DA Parte.

 

SEMINARIO PREMIUM TASTING CHILE 2019:

 

 

 

 

Deja un comentario

2 comentarios

  1. […] Aquí seguimos con más, la segunda mitad de Premium Tasting #Chile 2019… se imaginarán que a esta altura para poder disfrutar de estos vinazos, una persona normal ya no quiere más. Pero nada de quejarse, menos vinos, ya nos dijeron, en el futuro no habrá. […]

  2. […] PREMIUM TASTING. 3era Parte: UN POCO DE TODO […]