EL PROYECTO DE LAFITE EN CHINA

Publicado el 03 octubre 2019

Domaine de Long Dai, la finca china de Barons de Rothschild Lafite, abrirá su nuevo proyecto en Asia a visitas. Su primer vino saldría pronto al mercado.

Inmerso en las vides y casi invisible desde la carretera, y diseñado como una grieta que corta las terrazas de las vides, es la nueva bodega en China del grupo Domaines Barons de Rothschild Lafite. Su nombre: Long Dai.

“Hacer vino aquí es una historia de equilibrio entre culturas: el conocimiento local y las tradiciones de la gente del Valle Qiu Shan, y los enfoques de vinificación atemporales de Lafite “, dijo Saskia de Rothschild, presidenta del grupo y quien acaba de suceder a su padre, el Barón Eric de Rothschild, al frente de las bodegas de la familia. “Esta idea de equilibrio también era lo que queríamos reflejar al establecer una bodega que fue una traducción contemporánea en un estilo tradicional de ladrillos de arcilla gris de China, en constante diálogo con el paisaje”, explicó Saskia, y agregó: “En Shandong, estamos escribiendo un nuevo capítulo en nuestra historia de 150 años como enólogos, y creemos que tenemos que abrir nuestras puertas para compartirlo”.

El público podrá solicitar visitas y degustaciones a la bodega con cita previa a través de la página de Long Dai a través de la popular red local WeChat.

Según había informado el sitio www.thedrinksbusiness.com la cosecha 2017 de la propiedad iba a estar disponible para comprar el 19 de septiembre de este año, aunque el precio aún no se había confirmado. El vino es una mezcla de Cabernet Sauvignon, Marselan y Cabernet Franc, a partir de viñas plantadas en 2011, en las laderas y terrazas sobre los suelos de granito del Valle Qiu Shan, en la provincia de Shandong, al noreste de China.

Si bien se plantaron ya 30 hectáreas en la propiedad, recién 25 ha de ellas están actualmente en producción. Junto con las cepas ya mencionadas, Domaine de Long Dai incluye Syrah, Merlot y Alicante Bouschet. El vino que se lanzó recién, y pasó 18 meses en barricas de roble francés de la tonelería Tonnellierie des Domaines en Pauillac, y se han producido 2.500 cajas de esta cosecha inaugural.

Jean-Guillaume Prats, CEO de DBR (Lafite), explicó que Long Dai será distribuido en el mercado chino exclusivamente por Pernod Ricard China, con quien DBR (Lafite) ha establecido una asociación a largo plazo y que “los clientes tendrán que esperar hasta finales de noviembre para recibir sus preciosas botellas, ya que el vino tendrá que descansar en la botella por un poco más de tiempo para estar perfectamente preparado”. En cuanto a los países fuera del mercado interno de Long Dai, Prats señaló que “la distribución en los mercados de exportación se abordará en una etapa posterior a principios de 2020”.

El proyecto se inició en 2008, como una empresa conjunta entre DBR y el grupo conglomerado CITIC de China en la provincia oriental de Shandong del país. La finca se llamaba Domaine de Penglai, en honor a la ciudad de Penglai en la península de Shandong, cerca de donde se encuentra. En 2018 las empresas DBR y CITIC se separaron de la compañía, pero Lafite continuó con el proyecto. El plan inicial era lanzar el primer vino de la viña china en 2018, pero éste debió esperar un año más.

Alrededor del Gran Cru de Burdeos Château Lafite Rothschild, este grupo vitivinícola francés, ha ido creciendo con las sucesivas adquisiciones de Château Duhart-Milon (Grand Cru Classé en Pauillac), Château Rieussec (Premier Grand Cru Classé en Sauternes) y Château L’Évangile (Pomerol). Fuera de la región de Burdeos, en Francia, se ha expandido a Viña Los Vascos (Chile, en 1988), Domaine d’Aussières (Languedoc, en 1999), Bodegas CARO (Argentina, en 1999). A ellas, se suma Long Dai en China. El Grupo también produjo Légende R y Saga R, una gama de vinos de Burdeos. Con 1.200 hectáreas de viñedos propios, Domaines Barons de Rothschild (Lafite) trabaja con una red mundial de más de 80 distribuidores.

 


 

Fuente: Domaines Barons de Rothschild Lafite

Deja un comentario