UNIFICANDO LA EXCELENCIA DEL SERVICIO

Publicado el 20 mayo 2020

ASI anunció 52 nuevos diplomas de sommelier para 2020 otorgados en 14 países. Nuestra colaboradora Leonor Soza está entre ellos y nos detalla su proceso desde Baires, en marzo recién pasado.

14 Asociaciones Nacionales de Sommeliers alrededor del mundo, organizaron las pruebas de certificación para obtener el único Diploma otorgado por la ASI (Association de la Sommellerie Internationale), para entre todas recibir un total de 74 inscritos. Los que fueron evaluados el 2 de marzo recién pasado. Algunos países, como Argentina, Francia, los Países Bajos y Serbia, dieron la bienvenida a candidatos de otras naciones, como el caso de Chile, los que no participaron por falta de quórum u otros inconvenientes locales. Sólo 52 de ellos pasaron las duras pruebas teóricas y prácticas, entre ellos Leonor Soza, sommelier profesional y colaboradora de WIP.cl, quien está trabajando en restaurantes desde el año pasado en Uruguay.

Para saber más de esta certificación internacional de la ASI, la que comenzó a entregarse hace siete años y que es diferente a la otorgada por la Corte de Masters Sommeliers con sus cuatro niveles, conversamos con Leonor. Ella, está desde la semana pasada (tal como nos cuenta Claudia Gacitúa en su nota de ayer) trabajando en la vuelta a la nueva normalidad en un restaurante de Punta del Este, bajo todos los nuevos controles sanitarios. Pasada la emoción de este gran logro personal, ya prometió contarnos más de lo que está siendo esta extraña experiencia y que de seguro nunca olvidará. Pero primero, lo primero, volvamos a la certificación.

Leonor nos cuenta que fue a Argentina para dar la certificación porque la ASI así lo organizó este año. “El 2019 intenté hacerlo en Chile, cuando la ASCL lo quiso organizar por primera vez, pero resulté ser la única inscrita, por lo que se canceló. Este año, era el país más cercano, ya que las asociaciones nacionales pueden admitir sommeliers de otros países. Lo que sí es requisito, dentro de varios, es ser miembro de alguna asociación de sommelier. Yo, por derecho, pertenezco a la de Chile, pero también fui invitada el año pasado a ser socia de la AUSP (Asociación Uruguaya de Sommeliers Profesionales)”.
En cuanto a lo operativo, nos contó Leonor, todos los países que certifican reciben las mismas pruebas para realizarlas el mismo día y se revisan en Francia. Todas las pruebas prácticas se dan frente a una comisión que anota todo detalle, y además, para asegurar su seguridad y transparencia, se graban en vídeo todas las pruebas prácticas y las escritas llevan en cada página una serie de datos de cada candidato.
“La prueba empieza a las 8 am, estás casi todo el día ahí… Es un examen teórico – práctico y tienes dos opciones: darlo en español o inglés. Los que dan la prueba en su idioma sólo pueden optar al pin de bronce. En otro idioma que no sea el tuyo (entre inglés, francés o español, los idiomas oficiales de la ASI), puedes obtener ser oro o plata. Leonor obtuvo la mención plata.
Las pruebas incluyen cata de vinos, identificación de espirituosos y bebidas locales, examen teórico, escribir un ensayo de un tema asignado en el momento de unas 500 a 800 palabras. Luego hay una prueba de servicio para decantar sedimentos, otra sobre venta de vinos y una prueba de maridaje. Las 4 primeras pruebas se rinden juntos en una sala; las últimas 3, individuales, frente a una comisión. La comisión evaluadora de Buenos Aires estuvo formada Andrés Rosberg (Presidente de la ASI), Valeria Mortara (Vicepresidenta de la AAS) y Matías Prezioso (actual director de la AAS).

¿Lo más difícil o inesperado de la prueba? Leonor nos contesta: “Se avisó recién a principios de enero que se podría rendir el examen en Argentina, por lo tanto fueron menos de 2 meses para estudiar. Yo estaba en plena temporada alta en Punta del Este, sin días libres. No tuve, de hecho, ni un día libre desde Navidad hasta el 11 de marzo. Imagínate las condiciones de estudio: turno cortado y cerrando el restaurante tipo 3 am o después. Además vivía con 7 personas más en una casa donde no podía estudiar, entonces me iba a una cafetería todos los días; ya tenía mi mesa… Hacía mis #flashcards, me ponía audífonos y antes de entrar a trabajar en la mañana y en el turno cortado estaba ahí… No descansé nada. Entonces me sentía poco preparada, agotada, con la cabeza llena de mucha info. Lo que me daba toda la seguridad era mi nivel de inglés que sé que es muy bueno, a nivel técnico, para atender clientes. Entonces sabía que tenía toda la capacidad para entender y responder. Mi mayor preocupación por lo mismo era la teoría de aquellas cosas que los de este lado del mundo no manejamos, como nombre de productores, que puedes leer pero no asociar si no tienes el vino o de pronto no has estado en el lugar. Si me preguntas el nivel, creo que es el de un concurso internacional. Escuché a Andrés Rosberg decir en un Live el otro día (ojo Leonor prepara nuestra agenda @WiPcl de lives por Instagram de todos los días, así es que no se pierde uno) que la dificultad podría situarse entre la del Certified y la del Advanced de la Corte de Masters Sommeliers.

Ricardo Grellet, Presidente de ASCL (Asociación Nacional de Sommeliers de Chile), explicó a WiP.cl que este certificado nace porque la ASI se dio cuenta que no puede certificar la calidad de la entrega de la educación de cada escuela de sommeliers en todos los países del mundo, ni tampoco el nivel de sus estudiantes. Desde su implementación hace siete años, se entrega una vez al año, e implementado por las asociaciones locales. Lo que se está intentando hacer, dijo Grellet, es lograr los recursos para que se pueda dar más veces al año, ya que los últimos tres años han sido para Chile entre los meses de verano. Además, recién hasta el año 2019 había que rendir todas las pruebas obligatoriamente en otra lengua.

Aquí, compartimos los nombres de los nuevos sommelier certificados en cada país organizador:

Argentina

Martín Bruno – Excelencia ORO

Andrés Lafarge – ORO

Agustina Larriera – ORO

David Paredes – PLATA

Leonor Soza de la Carrera – PLATA

Australia

Maximilian Gurtler – ORO

China / Hong Kong

Reeze Choi – ORO

Derek – ORO

Nick Koon – PLATA

Hungría

Lázló Angerman – ORO

Zsollt Bartalics – ORO

Dávid Kinces – PLATA

Mihály Lippai – ORO

Japón

Tatsuya Asakura – PLATA

Ryosuke Imai – PLATA

Daichi Hasegawa – ORO

Rie Matsuki – ORO

Keigo Nagura – ORO

Ryoga Nakamura – ORO

Misaki Otsuka – PLATA

Masakatsu Yatabe – PLATA

Kazajstán

Ratmir Akhmetov – ORO

Alexandre Averianov – PLATA

Zulfiya Ibragimova – ORO

Anton Khasbiyev – PLATA

Dayana Nassyrova – ORO

Corea

Soo Min Cho – ORO

Jun Seon Choi – ORO

Woong Hwangbo – ORO

Jae Min Ju – ORO

Kyo Dong Kim – PLATA

Seon Woo Kim – PLATA

Kwang Yeol Lee – PLATA

Seong Hoon Lee – PLATA

Jong Ho Roh – ORO

Países Bajos

Tony Lecuroux – GOLD Excellence / First of Class

Shelina Sars – PLATA

Rusia

Grigorii Chegodaev – ORO

Maksim Khizhniakov – PLATA

Valeriy Kiselyov – PLATA

Ksenia Kovchina – PLATA

Roman Ivanov – PLATA

Vadim Martyniuk – ORO

Polina Podbelskaia – PLATA

Serbia

Dragisa Damljanovic – PLATA

Josip Oriskovic – PLATA

Tailandia

Vongsatit Kaewnak – PLATA

Watchara Leelao – PLATA

Ucrania

Stanislav Borysov – PLATA

Bogdan Pavliukh – ORO

Venezuela

Dinah Casares – BRONCE

Héctor Gascón – Excelencia BRONCE

Deja un comentario