CASA BAUZÁ #CODIGOWiP

Publicado el 27 mayo 2020 Por Mariana Martínez @reinaentrecopas

Conversamos con Natalia Poblete sobre los vinos de esta bodega que nace de la costilla de la Pisquera Bauzá, pero como bien ella nos dice, funcionan independientes: los Piscos en Valle de Limarí y los vinos desde Til-Til. Aquí todos los detalles y descuentos en tiempos de pandemia.

Son las 12 del domingo y Natalia Poblete, la joven enóloga detrás de los vinos de Casa Bauzá, está lista para comenzar un nuevo live #masvivosquenunca junto al vino. Entre los espectadores está su pareja, Jaime Núñez (dueño de OWM Wines) viticultor, y padre de una parejita que de seguro se entretiene bajo el cuidado de dos apasionados por hacer vino a pequeña escala. Y es que Natalia, además es enóloga y socia del proyecto Moretta Wines, junto a su amiga de la Universidad María José Ortúzar. Pero hoy no hablaremos de ellas. Hoy hablaremos de Casa Bauzá, donde es responsable de sus vinos desde el año 2014.

Natalia Poblete, enóloga de Casa Bauza.
Natalia Poblete, enóloga de Casa Bauzá.

Lo primero que nos aclara Natalia es que si bien el proyecto 100% de uvas orgánicas es parte del grupo Bauzá, los mismos que hacen Pisco Bauzá en el Valle del Limarí. Sus viñedos son propios desde que se plantaron el año 1998 en el norte del Valle Maipo, y funciona independientes tanto con bodegas y equipo técnico, bajo la gerencia de Rodrigo Bauzá. Hoy la viña posee vinos tintos y un espumante, aunque no quiere decir que no habrá un vino blanco tranquilo en el futuro. Pero vamos por partes…

Partamos por el preferido, que es el Presumido de la casa ($17.000/ a $64.000 la caja de 6 con descuento). Sí, ese es el nombre y se trata de un Carmenère que cada año ha ido mutando en busca de su perfección para llegar a ser lo que es la última cosecha en 2018: 89% Carmenère de Til Til + 6% Carignan del Maule + 5% Cabernet Sauvignon de El Mariscal, en Maipo. Con más fuerza que sus versiones anteriores, el vino fue guardado en un compendio de 4 recipientes diferentes: barricas, fudres, huevos de cemento y flex tank. Ello, en busca de que prevalezca la fruta negra, madura, suave… La tensión la aportan las cepas invitadas de honor.

La consentida de la familia, sin duda, es su espumante Gala ($12.990/ a $57.990 la caja de 6 con precio oferta), de preciosa etiqueta negra con textura de terciopelo y letras doradas. Se trata, explica Natalia, de una mezcla de vinos de Pinot Noir (64,4%) y Chardonnay (35,6%) del Limarí, que tuvieron más de 36 meses de guarda en botella con sus lías antes de la segunda fermentación en botella. El vino de amarillo dorado se va abriendo de a poco, para darnos ricas notas de panadería dulce; pan de especias dicen los franceses. En boca, este Brut (con 12 gramos de azúcar por litro) tiene una burbuja vivaz y rica acidez, ni muy goloso, ni muy filoso.

Cerramos la pequeña pero potente cata con The Blend 2017 ($18.000/ a $76.000 la caja de 6 en oferta), mezcla 28% de Syrah, 28% de Cabernet Sauvignon, 18% de Carmenère, 12% de Petit Verdot, 8% de Cabernet Franc y 6% de Carignan. De los tres el vino para guardar, si queremos sacar lo mejor de él; pues tiene la fuerza del tanino y la concentración de su fruta para regalar, debido a un año especialmente cálido, como también lo fue 2020.

Preguntamos por el futuro del viñedo en Til-Til, ubicado a 1200 msnm en las afueras de Santiago, en dirección al Norte. Tal vez, en la zona más árida de todo el Valle de Maipo y con una enorme amplitud térmica, gracias a las bajas temperaturas de la noche. La respuesta de Natalia nos deja con la sensación de que tiene aún muchos años por delante, pero sólo dejando el material vegetal más sano y produciendo sus muy bajos rendimientos naturales. Además, supimos que seguirán produciendo sus uvas bajo el cultivo orgánico, lo que bien explica Natalia, es más caro por el uso de productos especiales libres de químicos; también, por la misma certificación orgánica, la cual hay que multiplicar según el mercado al que se quiera exportar. Y, bueno, todo ello bien explica, si se lo habían preguntado, los altos precios de la casa.

Los descuentos estarán por esta semana bajo el código #PresumidoWiP. Para solicitarlos escribe a [email protected]


WiP.cl es un proyecto de prensa de vinos independiente, el primero y único de Sudamérica auspiciado por sus lectores, no por bodegas. Porque para seguir siendo independientes y seguir hablando de vinos como sólo nosotros podemos hacerlo, necesitamos de tu apoyo. Suscríbete y recibe la tarjeta de #SuscriptorWiP con la cual tendrás acceso a descuentos en catas y eventos relacionados con el vino por 12 meses, por apenas $19.900 al año (no por mes). Renuevas tu suscripción anual sólo por $16.500.-

Tenemos seis ojos detrás de cada nota, de todas maneras si encuentras algún error de información o redacción por favor hacérnoslo saber a [email protected]


Artículos relacionados: 

ENSAYOS DE LA ENÓLOGA, RELINDA TRILOGÍA

 

VINOS CON DESCUENTO CÓDIGO #WIP

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario