Publicación: 30 mayo 2017

AHORA SOLO FALTAS TÚ

El viernes pasado seis viñas del Valle de Aconcagua lanzaron su propia Ruta del vino. Atractivos hay muchos y durante todo el año, sólo les faltaba organizarse.

Lo venían anunciado desde inicios del año aspado, cuando comenzaron la propuesta formal para adjudicarse un Profo como Viñateros de Aconcagua, lo que les permitiera ser una asociación con identidad jurídica propia. Este viernes, 26 de mayo, en viña San Estaban, Horacio Vicente (dueño de viña San Esteban/In Situ), Mauro Von Siebenthal (dueño de la viña Von Siebenthal), Rodrigo Espinoza (dueño de El Escorial), Felipe Cruz (dueño de viña Sánchez de Loria), Ed Flaherty (dueño de Flaherty Wines) y Francisco Carevic (dueño de Peumayén) celebraron el lanzamiento oficial de su primero gran proyecto juntos: La Ruta del Vino del Valle del Aconcagua. Con tour operadores como invitados especiales y en compañía de dueños de restaurantes, hostales, empresas de transporte, bares y todo tipo de emprendimientos relacionados con el turismo en la zona, incluyendo políticos que ya pudieron apoyar la causa, como los senadores Lily Pérez y Francisco Chahúan.

img_2654
Igor Domenech

Dénle una mirada a su página web www.aconcagua.wine, con toda  la información necesaria para ir.

A la cabeza del encuentro estaba con su perfecto español, y casi metro noventa de estatura el suizo Igor Domenech, quien desde hace un año lleva moviendo los hilos para que las cosas sucedan desde la asociación de viñateros de Aconcagua. Ibor, gerente de la ruta, sabe que la responsabilidad del éxito está en sus manos. Están las bodegas, con una oferta diferentes e interesante de vinos, está el paisaje, de campo chileno, flanqueado por una cordillera majestuosa, con su propio centro de ski internacional, Portillo. Están los hoteles cinco estrellas, con termas, y casino, hostales, parques arqueológicos, y la oferta gastronómica aunque hasta ahora poco conocida. Y como si todo eso fuera poco, tienen su propio paso fronteriza internacional, y no cualquiera, sino el más frecuentado por argentinos y chilenos.

img_2611img_2628img_2625img_2612img_2615img_2619

Igor nos recuerda a Thomas Wilkins, a finales de los 90, cuando un grupo de viñas del Valle de Colchagua se asociaron para formar la primera Ruta del Vino del Chile. Mario Pablo Silva actual presidente de Wines of Chile, y uno de sus socios fundadores, estuvo el viernes en San Esteban, y recordó muy bien esos años. Entonces comenzaron unos pocos, liderados por viña Viu Manent, pero no tuvieron el apoyo esperado, cuenta Silva. Al siguiente año invitaron a nuevas viñas a participar, entre ellas viña Casa Silva y Lapostolle, mientras las más pequeñas, de las que hoy poco o nada sabemos, se bajaron del carro. Wilkins con una personalidad avasalladora logró traer prensa internacional interesada por los vinos, llegaron los críticos más importantes del mundo, luego llegaron nuevas inversiones y enamorados del valle a quedarse y generar nuevos negocios relacionados con el vino y el turismo. Temprano,  se sumó a Colchagua el Hotel Santa Cruz y el Museo de Colchagua, ambas obras de Carlos Cardoen, toda una locura para muchos en aquellos años. ¿Quién iría a Colchagua a hacer turismo? Era la gran pregunta. Hoy sabemos que la ruta es todo un éxito y la marca Colchagua es reconocida en todo el mundo.

img_2627img_2623img_2622img_2618

Si miramos con detenimiento Aconcagua, veremos que aquí  ya está todo, y a tan solo a una hora de Santiago. Incluso podemos decir que los 100 puntos que acaba de ganar Seña (de viña Errázuriz) de la pluma de James  Suckling terminan de darle el espaldarazo que le faltaba al valle. Ya que el Cabernet Chadwick, de la misma viña, pero del valle del Maipo, se los tenía negados.

Que la viña Errázuriz no sea parte de la ruta de Aconcagua, como socio fundador, claro que es un tema. Es la más grande y más reconocida internacionalmente de la D.O. Aconcagua, por lo mismo también uno podría pensar que es más burocrática en la toma de decisiones y más egoísta con el fantástico trabajo que ya han hecho para atraer turistas. Pero no hay que olvidar que Errázuriz se escapa de las necesidades de implementación que tiene el pequeño grupo que ya ha conseguido cosas tan simples, pero caras, como la señalítica en la carretea. Lo que sí verdaderamente esperamos, es que Errázuriz en su momento justo se sume al barco, y no tenga las ínfulas de navegar sola, como lo ha hecho hasta ahora Concha y Toro en la D.O. Maipo.

Para Mauro Von Siebenthal, el suizo que llegó al valle hace ya más de 15 años, el principio de “unión hace la fuerza” lo aprendió desde chico, en la escuela, donde le enseñaron que su país de origen es lo que es gracias a que desde la Edad Media unieron alianzas entre pequeños estados “para ayudarse en caso de…”

La viña Von Siebenthal está abierta al público desde hace ya varios años, y cuenta Mauro que logran vender en sus instalaciones un importante volumen de sus vinos. No ha puesto un restaurante, explica, porque es demasiado difícil conseguir la persona que cocine rico y que además cumpla todos los días. Sabrán de ello en Colchagua. Este día, también nos recordamos de Pilar Rodriguez, quien llegó a Colchagua 10 años atrás con su Food&Wine Studio, sin siquiera proveedores de verduras, y hoy es reconocida por su aporte a la cocina de regiones y su rol de promoción fuera de Chile.

Aconcagua también nos recuerda a su hermano de la Quinta Región, el Valle de Casablanca, hoy parte del envidiado grupo de las Capitales del Vino. La gestión que han hecho es admirable, y en gran parte hay que darle crédito a Giorgianna Cuneo, quien le puso un tremendo empuje.

Igor Domenech, gerente de la nueva ruta de Aconcagua sabe que toda la responsabilidad ahora está en sus manos, y del apoyo de nuevos proyectos de financiamiento del Estado. La agrupación ya está formada y tiene casi todo para ser un éxito. Lo más importante ahora es que tú quieras ir y vayas. Esa será ahora la gran pega de Igor.

Comparto las palabras del historiador Roberto Silva para tentarlos a ir.

“Hace doscientos años 5.400 hombres que formaban el épico Ejército de Los Andes, cruzaron esta grandiosa cordillera, atravesando por sobre los 4.500 metros de altura, caminando durante 25 días los 570 kilómetros que separan el Paso Los Patos de Putaendo. Traen la carga en 9 mil mulas, vienen armados con 5.800 fusiles con bayoneta, 900.000 cartuchos de fusil y 1.129 sables. Y cada noche los soldados disponen de un par de copas de vino y aguardiente, para enfrentar los grados bajo cero de temperatura con que vienen haciendo su marcha hacia Chile.

La recepción en el valle de Aconcagua es emocionante, la gente quiere libertad y ese Ejército se la comienza a dar en la batalla de Chacabuco. Una hazaña de este tipo se ha registrado muy pocas veces en la historia universal.

El pionero del valle de Aconcagua se llamó Maximiano Errázuriz Valdivieso, que a los 38 años, funda la Viña Errázuriz Panquehue. A los 25 años había sido diputado y después senador. Tuvo diferentes negocios. Se casó con Amalia Urmeneta, hija de José Tomás Urmeneta, próspero empresario que había plantado viñas en Limache, y siguiéndolo, decide iniciar en 1870 la industria vitivinícola en la zona, trayendo cepas y un enólogo desde Francia. Falleció a los 58 años, habiendo quedado viudo dos veces. Su hijo Rafael Errázuriz Urmeneta duplicó las 300 hectáreas plantadas por su padre. Otro aporte de don Maximiano fue la construcción de bodegas subterráneas, que por tener mínimas variaciones de temperatura, conservaban mejor el vino. Esperamos que dicha viña ingrese pronto a la ruta Aconcagua.

Hace 85 años las familias italianas Gioia, Porfiri y Peppi, hicieron su gran aporte con la uva de mesa, y su decisiva contribución a la cultura de los viñedos en Aconcagua.

Muy acertadamente Horacio Vicente decidió darle el nombre de “In situ” a sus vinos, reafirmando con ello el valor del lugar, la tradición histórica del Alto Aconcagua, haciendo valer que el estar ahí es asumir el proceso completo del vino desde un clima privilegiado. Su viña San Esteban sigue creciendo.

Ed Flaherty comenzó como todos los viñedos antiguos de Chile, en la quinta de su casa, que terminó desbordada de buena uva y lo obligó a trasladarse al Fundo El Magnolio, con el apoyo de su esposa Jennifer. Atrás quedó la agitada California, reemplazada por su tranquila Santa María.

Plantar viñas y plantas injertadas a 1.600 metros de altura, en medio de la nieve, en el cajón del río Colorado, cercano a Portillo, es el gran triunfo de Rodrigo Espinoza con su Viña El Escorial y su criadero de altura.

Más que cantidad, Francisco Carevic busca calidad en la producción de sus vinos artesanales “Peumayén”, que en mapuche significa lugar soñado, como en verdad es el lugar de Panquehue en que estos descendientes croatas trabajan su viña.

Lo que busca el abogado suizo Mauro von Siebenthal es que sus vinos estén conectados con la maravillosa tierra en que están sus viñedos. Ese paisaje lo enamoró desatando su pasión fundamental, que es la producción de vinos de alta calidad.

En su viña Sánchez de Loria en Panquehue, Francisco Cruz mantiene las cepas más antiguas del valle, haciendo honor a una tradición que comenzó en 1890 y que lo mantiene al frente de sus vinos y licores artesanales. Su conservada maquinaria y la arquitectura de su instalación son de por sí un atractivo turístico.”

Mira el video que grabamos del evento aquí

¿Tentado a ir? Recuerda visitar www.aconcagua.wine 

Deja un comentario

11 comentarios

  1. Franco Gennaro dijo:

    Felicitaciones y gracias a todos los emprendedores vitivinícolas de nuestro amado Valle del Aconcagua. Sin duda que este es un importante punto de partida para posicionar el Valle y sus vinos dentro y fuera de Chile.
    Vamos que todos ustedes juntos, se la pueden!!!

  2. Teresa Espinosa Carey dijo:

    Felicitaciones a estos entusiastas pioneros, por traer ideas nuevas y atreverse a ir más allá de su negocio para posicionar nuestra zona en Chile y con el tiempo, sin duda en el mundo. Una generosa y visionaria disposición que esperamos los llene de éxito y buenos negocios

  3. Mariana Martinez dijo:

    Todo el exito estimados!

  4. […] ski, arquelogía, historia y gastronomía, a solo una hora de Santiago. Conoce todos los detalles aquí. En la foto Igor  Domenech su flamante gerente suizo, quien esperamos  funcione como  un reloj […]

  5. Felicitaciones y éxito !!!… Tremenda iniciativa 🙂

  6. Buenos deseos y parabienes!!
    Una nueva ruta de vinos, ya van tres? Colchagua, Valle de Casablanca y Aconcagua? o hay más? (digo, rutas formalmente organizadas).
    Felicitaciones WIP cada vez estoy más contento de ser un socio fundador, y les hago propaganda cada vez que me tomo un buen vino con buena compañía (perdón la redundancia).

  7. […] propósito de Aconcagua, al fin sus viñas se unieron para formar con apoyo de Corfo su propia ruta del vino, así como en Sangrada Familia (Curicó) están haciendo lo mismo. Porque el enoturismo sigue […]

  8. […] Dedicado a la difusión de la actualidad económica, forestal, pesquera, ganadera y agrícola de Chile y el mundo, el nuevo Canal CampoAbierto  no podía dejar de tener un espacio dedicado al vino chileno, ello con la intención de promover el turismo nacional en sus viñas. Nuestra Editora Mariana Martínez será la guía del programa llamado Tour de Copas, el  que tendrá su primer capítulo esta noche a las 10.30 pm y centrará su atención en la nueva Ruta del Vino de Aconcagua, formada por los Viñateros de Aconcagua. […]

  9. […] Solo faltas tu, inaugurada Ruta del Vino de Aconcagua […]

  10. […] donde se realizará la Fiesta de la Vendimia de Panquehue. La actividad,  organizada por la Asociación de Viñateros de Aconcagua  y la Municipalidad de Panquehue, contará con la tradicional “pisada de uva”, juegos […]