Publicación: 18 mayo 2020

1ER GROWLER DE VINO CHILENO

Con 1.9 litros en su interior y con tapa de rosca, viene rotulado en pintura dorada con las palabras RE RESISTE O RE SISTIRÉ. Qué bodega te lo manda y rellena a pedido, les contamos hoy en WiP.cl

Nos picaban las manos y no pudimos esperar más. Ya teníamos en casa el 1er Growler de vino chileno y queríamos saberlo todo sobre él. En dos patadas organizamos un live para las 20:00 horas del mismo viernes con su hacedor Pablo Morandé Desbordes. Llegó la hora y abrimos la emisión en Instagram con la versión 2020 de la canción que en España se ha convertido en himno de la pandemia y que hace honor al nombre vino sobre la mesa en cuestión.

La idea de embotellar en formato grande y recargable, de 1.9 litros, nos explicó Pablo Junior durante la conversación, venía dando vueltas en su cabeza desde hace tiempo, en busca de hacer para la bodega vinos más económicos. Y, bueno, el encierro por el COVID-19 lo gatilló todo. En un par de semanas armaron el proyecto.

Se trata de una mezcla de Carignan y Garnacha del Maule, año 2018. Un año fabuloso en el Maule, y en casi  todo Chile. El precio especial del vino para el live WiP fue de dos botellones por $30.000 incluyendo el delivery. El relleno de cada growler es por $25.000.

¿Cómo funciona la cosa? Te los llevan a casa llenos y tú entregas las botellas vacía con sus tapas. Sí, ¡a cuidar las tapas como oro! Además, los growlers bien pesaditos vienen en cajas de madera de pino con manijas muy onderas, ya sean de dos o de cuatro, según sea tu pedido.

¿Cómo es el vino? Todo lo contrario a lo que uno puede esperar de un formado extra grande económico. Es decir, ni ligero, ni juguito de uva para saciar la sed no más. Aquí el Carignan del Maule manda y el vino tiene toda la fuerza de la cepa, además de la garra y concentración del secano del Maule. Pero claro, además tiene la sensación jugosa de la Garnacha y perfumados aromas a grosellas y violetas. La nariz, realmente es una delicia; denle el tiempo que merece, sirvan en copa no en vaso.

De notas a madera nada, al menos que se sienta en nariz ni boca. ¿Para beber solo? No para mi, sí en compañía de asados, aunque si no hay muchos comensales, algo entendible por estos días, no importa. La tapa de rosca asegura que quede bien guardado para el día siguiente o un tiempo más. ¿Resistirá un par de días o más? Definitivamente y se suavizarán sus taninos firmes aún más. No lo expondría sí demasiado tiempo al oxígeno que va a ir llenando en la botella. En todo caso, mejor siempre guardar una vez abierto en frío. ¿Beber frío entonces? No, fresco; pero más cerca de 16ºC que de 14ºC.

¿Se vienen más growlers de otras cepas? Puede ser que sí, puede que no. Lo seguro es que las alternativas más económicas de Bodegas RE serán más frecuentes de ver de ahora en adelante. Así nos los hizo saber Pablo Junior, quien nos contó que como parte de las medidas de contingencia COVID-19 decidieron ya a inicio del año que no tendrían cosecha 2020 en la bodega. Así no más, toda su fruta propia la vendieron a terceros. ¿Impactados? Igual quedamos nosotros. El golpe sería doble, porque en el siguiente live del sábado junto a Ornella Pastene, supimos que bodegas OC Wines (hacedores de los espumantes Inicio) tomaron la misma decisión. Viajar más liviano parece fue la decisión en ambos casos. Y cómo no: menos tienes por vender en tiempos de crisis, menos temes.

¿Cómo se hizo este el 1er growler de vino chileno? No nos quisieron contar; tampoco, el porcentaje exacto de la mezcla de Carignan con Garnacha, porque son preguntas de concurso para sus RRSS. Así es que si quieren ganar un Growler de Bodegas RE ya saben… a seguirlos en @Bodegasre por Twitter, Instagram y Facebook.

Deja un comentario