VILLARD GRAND VIN LE CHARDONNAY 2016

Nuestro elegido de la semana es un Chardonnay gastronómico, si aún no sabes qué significa eso te lo explicamos con sabrosos ejemplos.

Lo confieso,  la Chardonnay no es mi cepa favorita, y creo que no es su culpa. Sino de quienes la han vinificado pensando que sola no tiene gracia o sustento, por lo que buscan darle empuje comercial poniéndole mucha madera. Encontrar entonces un Chardonnay que me guste no es fácil, por eso cuando aparece hay que festejarlo. Eso haremos con nuestro elegido de la semana, el Chardonnay Grand Vin de Villard Family Wines  el Valle de Casablanca.

El vino en cuestión fue elegido para acompañar  la cena de maridajes de Una despensa para el mundo, organizada por ProChile en SauPaulo, hace una semana, y encantó. ¿Por qué?! Porque tiene si esa gracia que aporta la madera, siempre que sea en la justa medida, y lo más importante,  la fruta para aguantarla.

Sin duda este equilibro no era el sello de este vino hasta antes de esta cosecha 2016. Charlie Villard, su enólogo, cuenta en su ficha técnica que efectivamente han bajado los porcentajes de guarda en barrica nuevas hasta el 51% nuevas y también de la fermentación maloláctica hasta solo un 10%. Las cosas han ido cambiado. Tanto que hasta supimos que se han atrevido a hacer un blanco con orujos. Sí, Villard con un vino naranjo. Pero no nos desviemos del Chardonnay Grand Vin.

Lo entretenido de este Chardonnay de Villard ($13.000 en tiendas La Vinocteca) es que es un vino súper gastronómico, porque con su fuerza de fruta y a la vez exquisita acidez – algo que lamentablemente no se puede decir en Brasil porque  suena raro- es capaz de acompañar a un salmón crudo en tartar, ya sea clásico, solo con aceite de oliva, sobre su piel crocante, tal como lo preparó Kurt Schmidt del Restaurante 99; o un salmón crudo agridulce,  junto con frutos tropicales, tal como lo preparó el chef local Rodrigo Oliveira del restaurante Mocotó en Sao Paulo.

img_6721

Además Le Chardonnay Grand Vin es capaz de acompañar, por contraste,  la fuerza de un Pulmay con  su caldo, longanizas y cerdo ahumado. Ni que decir de su compañía junto al bocado estrella de Kurt para el cóctel, una paleta para comer literalmente a mordiscos, hecha con un chupe de ostiones cubierto de costra crocante. ¿Les dio hambre? A mí también. No les dije que era un vino gastronómico.

Bodega / Productor: Villard Family Wines
Nombre de línea / Marca: Grand Vin
Origen: Valle de Casablanca
País: Chile
Cepa: Chardonnay
Año cosecha: 2016
Enólogo: Charlie Villard
Estilo: blanco
Categoría:
Maridaje / Armonía: Para acompañar pescados grasos y/o mariscos preparados con crema y gratinados, también preparaciones con carnes blancas espaciadas y con mucho sabor.
Ocasión descorche / Regalo: En compañía de amantes de pescados y mariscos.
Donde encontrarlo: La Vinoteca
Contacto productor: www.villard.cl

1 Estrella No es un vino que compraríamos, menos regalaremos a un buen amigo. Porque  no cumple con la promesa básica de ser correcto, para WiP eso es no tener defectos, como aromas notorios a vinagre o a oxidación siendo aún muy joven; ser astringente y secante sin media. Ni siquiera será recomendado para saciar la sed. Advertiremos si es que aparece alguno.

2 Estrellas Muy probable es que no haya en este vino  más que la intención de producir grandes volúmenes a bajo precio. Comprar sólo si es una verdadera ganga y tienes por delante muchas bocas con sed que saciar.

3 Estrellas Bueno vino, simple, aunque nada en él sobresaliente. Vale pena comprar si es que tiene rica fruta y su precio parece una buena oferta. Si fuera un vino caro,  de seguro muestra molestias no menores, como una fruta verde o sobremadura, exceso de madera, mucho amargor final o un tanino secante que nunca se suavizará.

4 Estrellas. Se las damos a un vino muy bueno, sabroso, con buenas intenciones y con un marcado carácter de su cepa o su origen. Sólo habrá un pero menor para llegar a esa perfección que siempre buscamos los expertos. Si su precio no es excesivo no lo dejes pasar.

5 Estrellas. Tiene todo lo que uno esperaría por su precio, por su origen y por su autor; aunque incluso parezca ser un vino caro. Si es barato, compre por cajas. Desde su color hasta su sensación final en boca no tendrá ningún pero y será siempre una gran compra.

6 Estrellas. Es un vino sobresaliente, con el factor WiP, ese que nos hace decir Wow. Imperdible ya sea porque su origen es extremo, su producción limitada o su carácter diferenciador; porque te hará ver estrellas sino es hoy en al menos 10 años más. Su precio puede ser elevado y hasta puede tener algún defecto menor, pero todo lo anterior lo justifica. Si no valoras la imperfección ni la producción limitada, déjalo pasar.

Deja un comentario