DÓNDE ESTÁ EL PROBLEMA

Publicado el 13 abril 2018 Por Mariana Martínez @mymentrecopas

Nuestra editora reflexiona sobre su impase de esta semana en las redes sociales, una salida de “mala leche” que estalló injustamente, como un volcán. Aquí sus disculpas y  razones.

 

Vuelvo del Maule de hacer una degustación para demostrar cómo ha cambiado el Valle en los últimos 20 años, y a lo lejos, bajo la lluvia, veo a un tractor arando la tierra. Como en la película Ratatouile, la escena me remonta a cuando era chica, cuando sentada en el auto, con mis papás y hermanos recorrimos por uno año y medio Chile de arriba a bajo, y yo veía maravillada su tierra cultivada por todos lados.

Durante la misma degustación del día anterior, uno de los asistentes me había contado que tuvo tierras agrícolas pero que las vendió porque como era ingeniero y las planillas de Excel nunca le daban, se cansó y vendió todo. Hay demasiados factores, incontrolables, para tener una cosecha exitosa, me dijo. Hay que tener cabeza y corazón de agricultor, le recuerdo.

Miro al tractor a lo lejos y pienso qué fue que lo pasó para llegar a este punto, en qué minuto los puntajes y el ser conocidos en Asia se ha convertido en la panacea del vino chileno y del mundo entero; en la solución del Excel que no cuadra.

El mismo lunes alguien de la industria me confesaba hasta triste:  a los chinos no les gusta el vino, no les gusta beber algo frío con la comida, sino caliente. No les gusta que tenga bajo alcohol, no les gustan los taninos. Pero hay esperanzas, escuché decir, hay una nueva generación que sí está abierta a probar nuevas cosas, que viaja, son los millennials.

Pienso en cómo esta nueva generación de personas y tecnología nos está haciendo cambiar las cosas, y lo seguirán haciendo sin darnos cuenta. Como me hicieron decir lo que no quería, y que me importe lo que no importa.

Entonces: ¿Qué tiene que ver un gran vino con tres meses de embotellado (no en barricas, como me informaron al pedir foto de la botella para comunicar la noticia), con un nuevo restaurante que apenas tiene tres meses abierto? Una cosa: que alguien decidió premiarlos por sus méritos, aunque a otro no le guste la idea.

Pienso en cómo en las últimas semanas no me han matado en la autopista de milagro. Porque me han tirado varias veces al auto sin siquiera mirar atrás. Recuerdo como ninguno de los infractores, al llamarles la atención con cara todavía de susto, pidieron disculpas, sino que por el contrario se rieron sin una gota de vergüenza. Matar a alguien no es chiste, acusar por tener algo atragantado en la garganta, tampoco. Por eso pedí y pido de nuevo mis disculpas una vez más a quienes he ofendido con mi “mala leche” atragantada esta semana, porque aunque si bien el estallido ya traía presiones personales acumuladas, mi enojo profundo no era con la víctima del disparo  sino con el sistema imperfecto. Un sistema que no se puede criticar desde dentro, para no quedar mal con quien pone los puntos. Por lo que, aunque imperfecto, durará hasta que quienes hacen los vinos lo permitan, porque hace cuadrar el Excel.

No se trata de no estar feliz porque a Chile le vaya bien con altos puntajes de alcance internacional, por el contrario, vaya si me habré metido en las patas de un caballo inglés para defender el nombre del vino chileno y sus Malbec para ser más precisa. Y, sí , lo seguiré haciendo, porque importa.

Pero no puedo olvidarme del tractor, ni olvidarme de la razón del por qué trabajo con el vino y la comida, su inseparable. No he olvidado mi compromiso al haber creado www.WiP.cl, con la ayuda de muchos cansados del sistema, con el único fin de ser objetivos; de catar a ciegas, sin mirar quién hace el vino, la gran fuente de la discusión. No he olvidado que soy profesional del vino, lo que quiere decir que vivo de ello; y lo haré hasta que pueda.

A un año de haber avanzado en esa dirección, creo tener la fórmula para poder hacer crítica de vinos sin ir a la bancarrota. Porque se necesitan recursos, gente, locaciones. Eso es lo que busca financiar cada  cada crítico de vinos sin un sueldo o empleador, para ojalá dejar algo positivo en el intento.

Pronto espero poder hacerles partícipes de la noticia. Lo que puedo asegurarles por ahora es que serán catas a ciegas, con bolsas cerradas, para seguir informando al resto del mundo objetivamente desde el hemisferio Sur, que es donde vivimos. Porque además, aquí sí nos gusta el vino y necesitamos subir su consumo con responsabilidad, no los puntajes.

Deja un comentario

7 comentarios

  1. No se cuál es el problema de la mala leche pero las disculpas ya están dadas… En cuanto al Malbec chileno solo debo decir que a mi humilde parecer, es de las variedades más seductoras que se dan en Chile, en Cachapoal hay unas plantas por ahí que dan ambrosías cuando las saben tratar, también y especialmente esas jugositas del sur que si bien ya viejitas, desde hace poco se vinieron como Carmela a vivir a la ciudad. Salud!

    • Mariana Martinez dijo:

      felicitaciones Humberto por la iniciativa, feliz de acompañarlos y que compartan sus degustaciones en WiP.cl
      Admirable trabajo de asesoría en carta de vinos.

  2. Mariana es un gran gusto leerte, tu pasión y amor por el vino – del cono sur…como tu dices – permite cualquier mal momento de explosión manifiesta, existen infinitas razones para disfrutar la vida cada día. Que tengas un buen finde.

  3. Eduardo urriola dijo:

    Muy bien creo que es tiempo de empezar a buscar hay muchos grupo cerrados por ahí que si lo estamos haciendo bien el caso de #copasrotaschile donde todas nuestras catas son a ciega poniendo temática general un ejemplo el miércoles pasado con salida a terreno se nos invitó a un restaurante con una tarea particular elegir vinos para su nueva carta ‘vinos no tradicionales pequeños productores’
    Para lo cual llegamos 13 de nuestros miembros con etiquetas diversas todo a ciega en el cual uno de nosotros se sacrifica y arma la línea de cata y chequea temperaturas así también pasamos por muchos más temas viejo y nuevo mundo o por ejemplo una que tendremos para el aniversario íconos o simplemente tu vino favorito quedará la invitación echa de antemano para ver si quieres participar en algún momento
    #copasrotaschile
    Grupo abierto amantes del vino sin colores ni banderas solo apacionados por tal brebaje

  4. Maravillosas palabras, siempre comento y repito la falta que le hace al sistema un tanto viciado, algún organismo técnico que a ciegas haga el trabajo sin poner de por medio los intereses de nadie más que del consumidor final.
    Espero poder apoyarte en lo que necesites…
    Felicitaciones, no todo el mundo tiene coraje para reconocer un error, el problema es que cuando lo hacemos hay muchos disponibles para patearnos en el suelo.
    Un abrazo