ARESTI TRISQUEL CARMENÈRE 2017

Publicado el 03 agosto 2018 Por Mariana Martínez @mymentrecopas

Nuestro elegido de la semana es un delicioso Carmenère del Valle de Curicó, que las hermanas Begoña y Ana María Aresti presentaron esta semana en sociedad.

Como ya se ha vuelto costumbre, una vez al año la Viña Aresti presenta sus novedades, y una vez más,  las dos nuevas etiquetas incorporadas al portafolio esta semana pertenecerán a la línea regalona de la bodega curicana, Trisquel.

Lo inusual, además de las presentaciones realizadas para la ocasión en el Restaurante La Cabrera, por los hombres técnicos de la bodega (hablamos de su Gerente General Matías Rivera, el gerente de producción Jon  Usabiaga, y el enólogo Juan Ignacio Montt), fue que las dos dueñas de Viña Aresti, las hermanas Begoña y Ana María Aresti López, abrieron y cerraron el encuentro con sus palabras. Además, que junto a ellas, supimos,  se van sumando a su directorio las nuevas generaciones.

Las hermanas Begoña y Ana maría Aresti Lopez, dueñas de Viña Aresti.

Los nueve millones de dólares que ambas hermanas decidieron invertir hace 5 años para darle un nuevo impulso a la bodega que heredaron de su padre, parecen comenzar a dar frutos.  Bien lo dijo Rivera en La Cabrera, las inversiones han sido en nuevos viñedos, en replantar y rescatar antiguos, incorporar nuevas variedades y también en una nueva línea de embotellado que podemos imaginar, a un costo de dos millones de dólares, debe ser la envida de muchos.

De esa búsqueda, por crecer en volumen y calidad, para llegar este año al millón de cajas (entre las marcas  Aresti y Espíritu de Chile) nacen los dos nuevos vinos presentados esta semana: Aresti Trisquel Gran Reserva Carmenère 2017 ($8.790 ) y Aresti Trisquel Series  Malbec 2015 ($10.990).

Trisquel Gran Reserva (etiqueta color crema) aclaramos, es una línea algo más económica, que busca los mejores vinos precio calidad  y volúmenes mayores en todo Chile. Los Trisquel Series (etiqueta gris) lo hacen sólo dentro del Valle donde está la bodega, Curicó. Una información no menor, sobre todo para el nuevo Carmenère Gran Reserva Trisquel, para el cual inicialmente salieron a buscar uvas por todo Chile, pero finalmente se dieron cuenta que lo que necesitaban estaba en casa. En el campo cercano a la bodega, en Peñaflor.

Trisquel Series Malbec 2017, en tanto,  lo fueron a buscar en los viñedos de la nueva D.O. Licantén, en la costa de Curicó (Subvalle de Teno). El vino es de un color  violeta profundo, de cuerpo medio, con taninos firmes, y mucha fruta negra, que nos hace click con el mismo carácter que los vinos tintos de La Ronciere tienen de esta nueva D.O. de Curicó. Un vino aún muy joven, 2017, aún chispeante por sus pequeñas burbujas en la botella, gracias -explica Montt-  a la maceración carbónica que tuvo un porcentaje de sus uvas. Sin duda, seguirá ganando con el paso del tiempo.

El Carmenère Trisquel Gran Reserva, del mismo 2017 sí está más listo para beber hoy. Según contó Montt solo la mitad del vino tuvo guarda en madera,  y la verdad es que no se siente. El vino deja en boca una sensación suave, muy delicada, liviana pero muy sabrosa a la vez; con sabor a frutas rojas, y un dejo herbal en nariz y boca, propio de la cepa. Sin discusión, es un vino para beber de aperitivo, sí, para abrir el apetito, y luego acompañar con bocados intensos, como provoletas y entrañas. Un vino para acompañar, ya sea la conversación  o  una comida; lo que sea que elijan, estoy segura permitirá que brille con luz propia.

 

Artículos relacionados:

EL PRIMER VINO DE LA D.O. VICHUQUÉN

VIÑEDOS EXTREMOS, CURICÓ ANDES

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario