Publicación: 20 julio 2018

MONTE OLIVO ARBOSANA ELEGIDO EL MEJOR

Un grupo de expertos catadores eligió a ciegas los mejores aceites de oliva de Chile en el  1er Encuentro de Evaluación Sensorial de Aceites de Oliva Extra Virgen organizado en IIVO.

En las instalaciones de IIVO, en Marchigüe, Región de O´Higgins, resultó electo en la categoría Oro el aceite extra virgen de la almazara Monte Olivo, elaborado con  la variedad Arbosana.  Un grupo de expertos catadores eligió a ciegas los mejores aceites de oliva extra virgen de Chile, en un concurso organizado por IIVO, Incubadora de Innovación para el Vino y la Oliva, y la Escuela de los Sentidos. El jurado debió definir entre 15 muestras participantes.

El sommelier Pascual Ibáñez, dirigió el panel de jurados formado por expertos nacionales e internacionales; entre ellos: Paola Fioravanti, de UMAO Italia (Directora Técnica del grupo), las agrónomas de la Universidad de Chile María Luz Hurtado y Bárbara Hermosilla, y la catadora experta en aceite de oliva, Alicia Moya. Además, de la Gerente General de Chile Oliva, Gabriela Moglia.

“Se trata de un aceite bien equilibrado en boca, muy verde, con notas que recuerdan a piel de plátano verde y toque herbal”, dijo Andrés Maturana, Gerente Agrícola de Monte Oliva, cuya producción alcanza los 1.500.000 litros en sus 1155 hectáreas distribuidas en los valles del Maipo y Colchagua.

En categoría Plata también Monte Olivo resultó ganador con un blend que integra las variedades Arbosana, Hojiblanca y Picual. El Bronce fue para Ruta del Sol De Leyda; mientras que las menciones destacadas fueron para Zeitun, Olivos de Casuto, Peroli y Esteban García. La mayor parte de la producción de estos aceites es destinada a exportación, debido a su gran valoración en mercados como el estadounidense y japonés.

“Hasta hoy, son variadas las marcas chilenas que han obtenido reconocimiento internacional por la calidad de sus aceites. Con este concurso queremos fortalecer una estrategia común, que permita instalar definitivamente el nombre de Chile en el mercado mundial de aceites de calidad”, detalla la Gerente General de Chile Oliva.

Junto a las condiciones climáticas y de tierra de nuestro país, que facilitan un extra virgen de gran calidad, las almazaras o plantas de procesamiento han introducido permanentemente las mejores tecnologías para garantizar un óptimo riego por goteo. “Estas condiciones permiten obtener aceites de baja acidez y de frutado intenso. Por contraste, la mayor parte de la producción que llega a Chile desde otros países, tiene bajos estándares de calidad, es mayormente refinado y por ende hace perder al fruto sus características esenciales, lo que ha permitido consolidar también internamente nuestra producción”, explica Tibisay Baesler, Gerente de Innovación de IIVO.   En efecto, agregó, la implementación tecnológica permite que actualmente no pasen más de 12 horas entre la cosecha y el almacenamiento del aceite para su posterior envasado, lo que reduce el riesgo de oxidación de los frutos y permite obtener aceites de oliva extra virgen, es decir aceites de olivas de la más alta calidad.

Fuente: IIVO

Deja un comentario