Publicado el 27 marzo 2018

INGLESES PREFIEREN SUS BURBUJAS Y CHAMPAGNE LO LAMENTA

Los productores franceses de Champaña están lamentando la caída en las ventas al Reino Unido a medida que un número creciente de británicos descubre su propio  vino espumoso.

Según informó esta semana el Diario inglés The Telegraph, el mercado británico de Champañas  sigue viéndose afectado negativamente por el efecto Brexit. La caída sería de un 5,7 por ciento en valor y una disminución más marcada del 11 por ciento en volumen, según informó en  comunicado el Comité de Productores de Champaña, en el que se resumen los resultados de exportación para 2017.

Pero los expertos de la industria dijeron que otros factores eran más importantes a medida que las burbujas domésticas comenzaban a expulsar los champañas en muchos restaurantes y bares. El Prosecco italiano, mucho  más barato,  es cada vez más popular entre los asistentes a las fiestas.

Neil Bruce, jefe de vinos del grupo de pubs Fuller’s, quien ha reemplazado la Champaña  con vino espumoso inglés en los  200 pubs que administra, dijo: “Estamos vendiendo más espumante  inglés que champaña francesa. Las ventas han aumentado en un 50 por ciento. Libra por libra, un buen vino espumoso inglés definitivamente superará a un champaña francés más barato. Los clientes obtienen un sabor, una calidad y una relación calidad-precio magníficos “.

Según Bruce, informara a The Telegraph, la disminución de las ventas de champaña en el Reino Unido “no tiene absolutamente nada que ver con Brexit”. El volumen bajó en parte porque los productores de champaña han elevado sus precios debido a la fuerte demanda de Rusia, China y, en cierta medida, de los EE. UU. El otro gran factor es la popularidad de Prosecco. Puede haber un ligero elemento monetario, pero no es nada comparado con los aumentos de precios de las casas de  Champaña”.

Los vinos de la  bodega de espumantes  inglesa Fuller  valen £ 40,  comparado con los más de £ 50 por champañas.  Vale destacar que los vinos espumosos ingleses se elaboran con las mismas uvas y de la misma manera que se elaboran las champañas.

James Simmonds de UHY Hacker Young, quien  hace seguimientos  de las tendencias del mercado, dijo: “La creciente popularidad del vino espumoso inglés en los últimos años significa que ahora está a la venta en la mayoría de los principales supermercados. También es un elemento habitual en las listas de vinos en los mejores restaurantes, algo que no se había escuchado hace mucho tiempo. Las marcas inglesas ahora compiten con las mejores de todo el mundo. También existe un sentimiento creciente entre los consumidores de comprar vinos británicos siempre que sea posible “.

Simmonds argumentó a su vez que el  tipo de cambio es un factor. “La libra más débil desde el Brexit indudablemente ha dado un impulso a la industria nacional a medida que el precio de los Proseccos, Champañas y Cavas  comienza a tocar”.

Martin Jones, también socio de UHY Hacker Young, agregó: “Los franceses deberían estar preocupados. Si uno de los aspectos positivos de Brexit es poder negociar nuestros propios acuerdos comerciales, vemos un potencial de crecimiento en los vinos espumosos ingleses, con más exportaciones a los EE. UU. y el Lejano Oriente “.

Sin embargo, a pesar de la caída en las ventas a Gran Bretaña, las exportaciones francesas de champaña alcanzaron un récord de más de £ 2.4 mil millones el año pasado, con  Estados Unidos como mayor comprador, y  Gran Bretaña en el segundo lugar.  Por volumen, el Reino Unido sigue siendo el mayor mercado de exportación de Champaña, según el Comité de Champaña.

Richard Halstead, de la consultora Wine Intelligence, dijo: “Los vinos espumosos ingleses son todavía una pequeña parte del mercado, pero están forjando un nicho entre los consumidores que podrían elegirlos sobre uno de los Champañas más baratos. La mayor caída en las ventas de Champaña es para aquellos con menos de £ 20. Las ventas de los champagnes más caros en realidad está subiendo “.

Halstead dijo que se vendieron entre 3,5 y 4 millones de botellas de vinos espumosos ingleses en Gran Bretaña el año pasado, frente a los tres millones de botellas en 2016, lo  que es equivalente a más del 10% de las ventas de espumantes en el Reino Unido,  las que sumaron alrededor de 30 millones de botellas.

Deja un comentario