Publicación: 04 julio 2018

ENCUENTRAN ÁNFORAS DE VINO, CON MÁS DE 2.000 AÑOS

Según informó el diario El Comercio de España, arqueólogos israelíes encontraron dos ánforas de vino de  2.000 años de antigüedad en una cueva a 30 metros de altura en el norte del país.  La noticia la dio a conocer  este lunes 02 de julio del 2018, la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Imagen de referencia, ánforas del Museo Arqueológico de Portmán, Murcia-España, de edad semejante. 

En la excavación, que se desarrolló junto a la frontera con el Líbano, encontraron además jarras, un cuenco, una cazuela y fragmentos de arcilla que serán analizados. Las ánforas de vino, que están intactas, miden 70 centímetros de alto y tienen un diámetro de entre 50 y 60 centímetros.

¿Cómo llegaron a ellas? Un experto estaba investigando en 2017 la zona cuando encontró la cueva en una ladera, indicó la Autoridad en un comunicado. Se estima que los recipientes de arcilla proceden de entre el siglo III y el I antes de Cristo.

El hecho de que se hayan encontrado recipientes para cocinar indica que hubo personas viviendo allí durante un tiempo. “Creemos que quien fuera que se escondiera allí, había huido de un acontecimiento violento en la zona”, dijo el arqueólogo Danny Sion, de la Autoridad de Antigüedades. “Es increíble cómo llevaron los recipientes a la cueva, que es extremadamente difícil de alcanzar”, destacó.

Puede que antes hubiera un acceso que hoy ya no existe, teorizó Sion. Los arqueólogos treparon con cuerdas hasta la cueva para realizar la excavación. Una vez recuperadas las delicadas ánforas, las envolvieron en un material protector. Después las bajaron con cuerdas hasta el pie de la ladera metidas en bolsas acolchadas.

Curiosamente, no hubo una sola palabra en la nota del por qué  sabían que las ánforas contenían vino y no otro líquido. Nos encantaría saberlo.

Según una nota escrita por Vinetur.com,  tras el hallazgo de una bodega de vino de 4.000 años de antigüedad  en Israel,  el año 2015, todas las ánforas habían sido sometidas a análisis orgánico de residuos con el fin de determinar su contenido. Los análisis de residuos de las primeras 40 ánforas que se descubrieron en la primera sala de almacenamiento, ya habían demostrado que se trataba de vino, convirtiéndolo en el hallazgo en la bodega de almacenamiento de vino más antigua del mundo. La producción de uva en este territorio se cultiva  hoy  en gran medida a partir de cepas traídas al país por el Barón Edmond James de Rothschild en el siglo XIX. La industria del vino, antes de este período, se cree que finalizó durante el régimen islámico de la región a partir del siglo VII.

El Palacio de Tel Kabri, al norte de Israel (frontera con el Líbano), donde se realizó este anterior hallazgo el año 2015, se remonta al período cananeo,  y cubre un área de 6.000 metros cuadrados. Hasta hoy sigue siendo un misterio su historia y no se sabe por quiénes fue habitado, a pesar de que se sabe que fue ocupada continuamente durante más de 250 años desde el año 1850 (AC) al 1600 (AC).

Armenia, la bodega de vinificación más antigua del mundo. Si la del El Palacio de Tel Kabrila es la bodega de almacenamiento más antigua, con cerca de 4000 años de antigüedad, existe otro hallazgo, realizado en el año 2011 en Armenia, que data de hace 6.000 años. Aquí, no fueron encontradas ánforas de almacenamiento, como en el caso de Isareal, pero sí un completo kit de viticultor con el que se creen que elaboraban vino, según informó Vinetur.com.

 

Deja un comentario