Publicación: 11 Octubre 2017

DECLARADA ZONA DE EMERGENCIA NORTE DE CALIFORNIA

fotodefecto

Debido a fuertes incendios que comenzaron el domingo, las bodegas Signorello, Frey y Paradise Ridge se habrían quemado, junto a otros 2.000 otros edificios y 120.000 hectáreas.

Según último informe de Wine Spectator de esta mañana,  temperaturas más frescas,  niveles más altos de humedad y vientos más débiles el día  martes permitieron a los bomberos en algunas de las áreas productoras de vino del norte de California,  intensificar su batalla contra devastadores incendios forestales que comenzaron el domingo por la noche.

Los incendios han impulsado la evacuación de unas 25,000 personas y han quemado ya más de 120.000 hectáreas. Según el informe del medio norteamericano, las bodegas Signorello Estate Winery, Paradise Ridge  y los viñedos de Frey se habrían quemado. El estado de muchas otras bodegas que han sido amenazadas aún se desconoce.

La propagación de los incendios en los condados de Napa y Sonoma habría disminuido notablemente desde el lunes por la noche hasta el martes, en contraste con la rápida propagación que tomó a muchas comunidades por sorpresa el domingo por la noche. Sin embargo, un incendio en el Condado de Mendocino  duplicó su tamaño.

Al igual que durante  los incendios que devastaron Chile este verano, los oficiales de bomberos todavía están priorizando salvar vidas  por sobre la propiedad,  debido a la gran extensión de los incendios.

Las llamas más grandes están situadas en las colinas orientales del Valle de Napa, cerca de Atlas Peak; en el norte de Napa, alrededor de Calistoga, y se extienden hacia la parte norte de la ciudad de Sonoma Santa Rosa y en el Valle del Redwood, del condado de Mendocino.

Según Wine Spectaror, el Departamento de Silvicultura y Prevención de Incendios de California (Cal Fire) que es la agencia estatal de bomberos,  informó que el martes habría  17 fuegos grandes, que abarcan las ciudades de Sonoma de Glen Ellen, Kenwood y Carneros, así como en los condados circundantes y en el sur de California.

Los fuegos ardieron el domingo por la noche, alimentados por las altas temperaturas, las condiciones secas y los fuertes vientos que alcanzaron 50 a 70 mph en algunas áreas.

Según los funcionarios de emergencia de California, a partir de la noche del martes, se han confirmado 17 muertes: 11 en el condado de Sonoma, dos en el condado de Napa, tres en el condado de Mendocino y una en el condado de Yuba.

Se estima que entre 1.500 y 2.000 edificios, incluyendo casas, edificios comerciales y graneros, se quemaron el martes por la tarde, dijo Daniel Berlant, subdirector adjunto de Cal Fire.

El humo de los incendios era denso en toda la región, haciendo difícil ver y respirar. Com era de esperar, las cenizas  están cayendo del cielo, depositándose en los racimos de uvas que todavía están colgando en las vides.

Los cortes eléctricos afectaron a muchas comunidades, y el servicio de telefonía celular también fue limitado.

El gobernador de California Jerry Brown ha declarado estados de emergencia para los condados de Napa, Sonoma, Mendocino y Lake, junto con Butte, Orange, Nevada y Yuba. La Guardia Nacional de California envió helicópteros de evacuación médica, helicópteros contra incendios y policías militares para ayudar a la policía local. Durante una visita a la Oficina de Servicios de Emergencia de California el martes, el vicepresidente Mike Pence anunció que el presidente Donald Trump había aprobado la ayuda de emergencia federal para el estado.

 

Fuente: Wine Spectator

Deja un comentario