Publicación: 25 julio 2018

BEBER MÁS ALCOHOL ES MALO, PERO CUÁNTO MÁS ES MALO

Un estudio publicado en la revista PLOS Medicine, determinó  que quienes  más beben tienen los mayores riesgos de muerte y cáncer. El riesgo combinado de una persona de morir más joven o desarrollar cáncer, en cambio, es menor entre aquellos que consumen solo de una a tres bebidas alcohólicas por semana.

Andrew Kunzmann, investigador de la Queen’s University Belfast en Irlanda del Norte y autor principal del estudio, encontró sorprendente sus conclusiones: que los bebedores moderados parecían tener un menor riesgo combinado de mortalidad general o cáncer, en comparación con los que nunca bebían. 

“Algunos han sugerido que el alcohol puede tener efectos cardioprotectores que pueden reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular”, dijo Kunzmann, refiriéndose a ciertos estudios sobre el vino tinto y la salud del corazón”. Sin embargo, “otros han indicado que los bebedores moderados pueden tener un menor riesgo de enfermedad cardiovascular por otras razones:

Entre ellas:

• Los bebedores moderados tienden a ser más conscientes de su salud que otras maneras.

• Aquellos que nunca beben, también podrían hacerlo por otras razones de salud,  lo que podrían ponerlos en un mayor riesgo general de muerte en comparación con los bebedores moderados.

Comprender los riesgos de salud que conlleva el alcohol puede ayudar a reflexionar sobre cuánto se debe  limitar el consumo de alcohol, escribieron los investigadores.

Después de analizar los datos, los investigadores encontraron que:

1. Tanto en hombres como mujeres, el riesgo de muerte fue más bajo entre aquellos que consumieron menos de 0.5 bebidas por día.

2. Los que nunca bebieron tuvieron un riesgo ligeramente mayor.

3. Los que consumieron más de 0,5 bebidas al día tuvieron un riesgo mucho más alto.

Es decir, el riesgo subió en relación a cuanto más se bebía, según mostraron los datos.

“El alcohol aumenta los riesgos de muchos cánceres, incluidos el de mama, colorrectal, esófago, hígado, cabeza y cuello y estómago”, dijo McTiernan, autor del libro “Starved: A Nutrition Doctor’s Journey from Empty to Full”.

“Se estima que el alcohol es el tercer factor de riesgo modificable más grande para el cáncer, responsable del 5,6% de los cánceres”, dijo McTiernan.  “La evidencia de que el alcohol aumenta el riesgo de cáncer ha existido por muchos años”.

Deja un comentario