Filosofía WIP

En busca de la independencia editorial, WiP no busca ni recibe financiamiento de bodegas o viñas. Sí recibe muestras de vinos (no obsequios), así como invitaciones a eventos, lanzamientos y visitas técnicas, siempre con el único compromiso de difundir proyectos de valor, cuya comunicación sean un aporte para sus suscriptores. Todos sus contenidos y opiniones, sean o no a partir de invitaciones, son emitidas con plena independencia y mirada crítica.

Buscamos despertar y alimentar tu curiosidad. No te daremos el pez te queremos enseñar a pescar. WiP quiere ser un proyecto de largo aliento y dejar en su recorrido la huella del conocimiento, la curiosidad y el placer, en un mundo donde todo vuela y pronto se desecha. Por la misma razón, no vendemos, ni venderemos vinos.

WiP existirá siempre que existan quienes estén interesados en hablar de vinos con transparencia, sin el financiamiento de las marcas. Por eso, mientras más suscriptores sumemos mayores recursos tendremos para crecer en el alcance de sus contenidos y también para expandir nuestra red de prensa independiente por Sudamérica y todo el Hemisferio Sur.

Creamos WiP porque queremos hablar de vinos sin compromisos publicitarios. Creamos WiP porque queremos una comunidad donde todos los productores de vinos, pequeños, medianos y grandes tengan su espacio bien merecido.