3 NUEVOS PASEOS EN CACHAPOAL

Publicado el 13 junio 2018 Por Mariana Martínez @mymentrecopas

No estaban muertos ni andaban de parranda. En la Viña Torreón de Paredes andaban preparándose para recibirlos a todo trapo. Aquí les contamos de qué se trata esta nueva experiencia en esta  bodega de Rengo cargada de historia.

TORREÓN DE PAREDES / PARA PAPÁS CON HISTORIA

No es casualidad que en la entrada de la Viña Torreón de Paredes haya un gran torreón, de cuatro pisos, dominado todo el paisaje, en 360 grados sobre el  Valle de Cachapoal. La construcción de cuatro pisos estaba allí antes, mucho antes, de que a alguien se le ocurriera plantar un viñedos en la zona. Aunque no parezca, lleva a cuestas 300 años de leyendas.  Cuenta la historia que  fué construido por los españoles como punto de  observación o defensa; por lo que formaba parte de un circuito estratégico, aunque hoy es el único del grupo que queda en pie. Y vaya que luce bien, imponente, blanco  inmaculado,  como parte de una gran obra de remodelación, que incluye toda la viña y sus jardines, pensada especialmente para que los vayamos a visitar.

De la Viña Torreón de Paredes, fundada en 1979 por Amado Paredes, en el ex fundo El Peruano, poco conocen los  millenials; mucho más sí las generaciones  anteriores, quienes de seguro hacen incluso el  link entre esta bodega de Requinoa y el famoso comediante Coco Legrand, medio hermano de  Javier y Alvaro Paredes Legrand, ambos a cargo de la viña que fundara el padre de los tres, y que fue también el motor detrás de Metalpar. Un detalle éste último, que no es menor en la historia de la viña, porque según cuentan, fue a don Amado quien  pidió ayuda  Miguel Torres  para construir en Chile  sus primeros tanques de acero inoxidable, y aunque no tuvo éxito en la tarea,  se prendió de la idea e instaló los suyos también en su recién inaugurada bodega. Convirtiéndose así, en uno de los primeros de Chile en tenerlos para hacer vinificaciones protegidos del oxígeno y con controles de temperatura.

A diferencia de Torres, ya conocido entonces en el mundo entero, Torreón de Paredes nació como una viña pequeña, boutique, como se decía en aquellos años, con la asesoría del enólogo Aurelio Montes. Y lo hizo a partir de una bodega más antigua, que actualmente suma 120 años. Y aunque su Merlot Merlot  se hizo fama por ser uno de los mejores de Chile, poco a poco dejaron de hacer ruido en el mercado nacional, para dedicarse 100% a las exportaciones.

Pero como todo cambia, por aquí las cosas también están cambiando.  Los hermanos Paredes Legrand están remodelando desde hace un par de años ya sus antiguas instalaciones, valorando justamente ese encanto construido con la solidéz de siglos pasados. Por eso, al llegar a los pies del Torreón,  que con 300 años parece hecho ayer, hoy  entramos también  a una moderna y acogedora sala de recepción, la cual es a la vez  la  entrada al mundo enoturístico que soñaron.

En este lobby podemos ver  un homenaje a Don Amado, oriundo del sur de Chile  y nacido en 1906. Desde este mismo punto, diseñado para tomarse fotografías, está el acceso a la antigua sala de barricas (francesas y americanas) para la guarda de sus vinos: una sala oscura, de suelo de piedras,  de paredes de adobe,  iluminada tan solo por velas. La otra salida o entrada, es  a su fabulosa  sala de cata,  llena de detalles en el techo, los muros, las sillas… Es aquí donde cómodamente se degustan los vinos de la casa, sea cual sea la modalidad que hayan elegido (ver más detalles la final de la nota). La ultima puerta es, vale la pena mencionar, un acceso a sanitarios   último modelo.

También es parte del recorrido a la Viña Torreón de Paredes, una visita a la antigua bodega de vinificación, cubierta por un espectacular techo de madera, de aquellos que ya no se hacen en estos estos días.

De los vinos que tuvimos posibilidad de probar en nuestra visita, destacamos el siempre impecable  Merlot Reserva ( cosecha 2014, $5.900), con mucha fruta negra, vivaz, propia del Merlot Merlot,  de cuerpo medio y gran suavidad en boca; además, del  Reserva Privada Cabernet Sauvignon 2013 ($7.500), en su  mejor momento para beber: suave, de cuerpo medio a ligero, y  lleno de frutas negras a la vez,  en equilibro son su madera; muy sabroso.  Definitivamente nuestro imperdible del recorrido por este nuevo Cachapoal Enoturístico.

Sus vinos blancos, no fueron  favoritos esta vez (tampoco lo habían sido en nuestros recuerdos). Pienso que al Reserva Sauvignon 2016 le faltó gracia, mientras al Chardonnay 2015, de la marca misma línea, le sobró madera.

Es Alvaro Paredes (el hermano arquitecto), quien está al mando de la elaboración de los vinos, y también de esos detalles tan originales y de buen gusto que muestra la nueva bodega. Su hija, Isabel Paredes, recién graduada de agronomía se ha sumado al equipo. Imagínense la chochera del padre, y del abuelo, si viviera.

El proyecto enoturístico va en serio, y solo falta la entrada con estacionamientos, diseñada por Juan Grimm. Tanto en serio que han contratado un súper gerente de Turismo, Carlos Gonzalez, licenciado en literaria, un apasionado del vino y siempre dispuesto, junto a un sommelier de planta,  a recibirlos de 9 a 6 pm de lunes a sábado, en temporada baja, y todos los días de octubre a abril en mismo horario.

Panoramas en Torreón de Paredes:

  • Degustaciones y recorrido por la bodega desde $18.000 p/p, hasta  $70.000,  éste ultimo incluye la cata de Don Amado, el vino superior de la casa, a veces con más Merlot, otras con más Cabernet (siempre, eso sí, con guarda de 2 años en barricas y luego 4 años más en bodega).
  • Almuerzos previa reserva (consultar valores según cantidad de personas), y eventos empresas. Ambos recomendados, pues en nuestra visita disfrutamos de un almuerzo hecho en casa, sencillo con productos muy buenos y bien cuidados. El salón de eventos, donde almorzamos, es un lujo, por espacio y tecnología.

http://www.torreon.cl/

[email protected]
+56 9 9274 2137
+56 9 9225 3991

Nuestro agradecimiento especial al Servicio nacional de Turismo de la región de O’Higgins por coordinar las visitas. Para saber más sobre turismo en la Región de O’Higgins sigan las redes sociales  @somos.viveohiggins en Instagram y   @vive.ohiggins en Twitter. 

Deja un comentario